Autzagane Jatetxea (Zornotza). Un encuentro afortunado

Imagen tomada de autzagane.com

Imagen tomada de autzagane.com

El viajero ha acudido a la comarca de Urdaibai en misión oficial.  Va de incógnito, trajeado y con corbata, lo que no deja de ser una incongruencia en la zona por la que se mueve. Es un espía y la tensión de sus músculos lo delata. No está en su entorno natural, son las tres y media de la tarde y debe tomar una decisión apresurada. Es hora de comer y tirará una moneda al aire. Se meterá en el primer sitio que encuentre. Sube una empinada carretera y allá donde marca el puerto de Autzagane se encuentra con un recio caserío que alberga un restaurante del mismo nombre. Los paísanos le observan con desconfianza. Suplica que su apariencia, tan alejada de los chándal ternua y las camisas de cuadros,  sea confundida con la de un comercial en ruta para la venta de maquina herramienta.

Nuestro viajero se sienta en una mesa en un patio abierto a la carretera. Nunca le ha gustado comer solo. El acto de comer lo asocia indisolublemente a la compañía de alguna de sus decenas de novias o a las francachelas con los amigotes. Hubo una época  en que ante la alternativa de comer solo, o no comer,  elegía el ayuno. Hoy no. Está incomodo pero es mayor, muy mayor y no están ni él ni su estomago para txotxoladas.

La camarera se acerca, se llama Begoña lo pone en una chapa estrategicamente situada sobre su seno izquierdo y es una muestra de la variedad local femenina. Alta, morena, esbelta y con aire dominatrix que, el viajero, el pobre, no puede evitar que le ocasione una mezcla de fascinación y acojono. El viajero se recuerda comiendo con Manolo vazquez Montalbán en Durango, en una feliz ocasión, y oye las palabras del añorado maestro «me gusta comer en Euskadi porque es el único sitio de España en el que las camareras me riñen.»

Así que una vez ladrado con dulzura el menú el viajero se decide por la sopa de pescado y el bacalao con piperrada. Begoña le aconseja que, por un euro más, desista de meterse el brebaje que acompaña al menú y se decida por un Rioja de año que no está nada mal.

El viajero, cada vez más tranquilo y centrado, tiene una duda. En realidad tiene unas  cuantas, pero la incertidumbre que ahora le sobrevuela es sobre la sopa de pescado. Es uno de sus platos favoritos pero sabe que sólo hay dos opciones. Que la hagan parecida a la que él elabora, que es sin duda la mejor sopa de pescado del mundo, o directamente que sea un caldillo infecto. Ha habido suerte, la sopa es espesa, el pescado es abundante, hay un toque de pimentón y no se han olvidado de pochar bien la cebolla y la zanahoria y pasarlo todo por un chino en condiciones. Empezamos muy bien.

El bacalao llega en una ración más que regular. El punto de rebozado haría llorar de gusto a un maestro de la tempura, la carne está suelta y el punto de fritura es perfecto. Ha sido una buena idea parar por estos andurriales.

El viajero gracias a las dos copitas de Rioja, a las regañinas de Begoña y al estómago repleto es un poco más feliz y amigo del mundo que hace una media hora. Se han disipado sus desconfianzas e incluso estaría dispuesto a jugar una partida de mus y ver el Giro con la parroquia. Los doce euros del menú le ponen tan  contento como a Camps después de ser enjuiciado.

Pero es tiempo que retome su tarea. Urdaibai no espera y el trabajo tampoco. Agur Begoña, tu dulzura envuelta en puño de hierro nos ha cautivado,  pero regresaremos a Autzagane por la cazuela. Somos unos egoístas interesados.

(le gusta que le riñan al espía)

web de Autzagane

Ver ubicación

Alto Autzagane, 4;  48340 Zornotza (Bizkaia)

94 673 22 20

Latitud 43.2433973868. Longitud -2.71919131279

2 Comentarios

  1. el espía /

    Querida Begoña

    No dudes que lo descrito es una licencia poética para hacer más humana la crónica. 🙂

    Me encantó la comida y el trato fue exquisito.

    Volveremos y lo haremos con más compañía.

    Bihotz bihotzez, agur bero bat

Trackbacks/Pingbacks

  1. Camareros, el concepto de la excelencia en la atención de la mesa « LO QUE COMA DON MANUEL - [...] o decisión propia (alejada del argos logos) nos tropezamos con una buena camarera vasca, como Begoña, es para nosotros…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.