Qué llevarse a la boca mañana en Londres

Pedazo pata de pato de The Crown & Goose.

Ni la romántica Venecia, ni la artística Praga, ni la señorial Lisboa. Los españoles apuestan por lo más clásico y han elegido Londres como la ciudad ideal para una escapada coincidiendo con el Día de los Enamorados. Al menos así lo muestra el portal de búsqueda de viajes www.skyscanner.es

Para comenzar el día puede hacerse un paseo junto al Támesis, o incluso en el propio río y sus canales en alguna de las embarcaciones turísticas y acercarse a algunos de los parques londinenses, como Hyde Park, o disfrutar del magnífico espectáculo de invierno en Kew Gardens. Para los que prefieran una ruta más urbana, existe la posibilidad de explorar los aspectos más llamativos y culturales de Bloomsbury o las boutiques de Covent Garden. El momento más romántico puede estar presenciando una de las mejores vistas de Londres, en el London Eye de Merlin Entertainment, que el 14 de febrero incluye champán y bombones y se puede reservar una cabina privada. O ir a la Tower Bridge Exhibition, en la que las pasarelas superiores del puente se transformarán en una plataforma panorámica para el romance el día de San Valentín. Otro punto de gran atractivo e inmejorables vistas de Londres es Altitude 360 en Millbank Tower, donde se puede reservar una comida de San Valentín adaptada al gusto, o tomar un vino y comer en Vinopolis, con una visita exclusiva de San Valentín y con actuaciones en vivo. En el Royal Observatory de Greenwich Park, el día 14 de febrero ofrecen un especial San Valentín: “Una noche con las estrellas”. El programa incluye la posibilidad de utilizar el telescopio refractor de 28 pulgadas para ver la luna, y telescopios más pequeños para observar las estrellas, y pasar un tiempo en el meridiano bajo las estrellas… además de una copa de champán para cada uno y una rosa para cada pareja.

Para rematar la jornada, nada como una buena cena. Conscientes de la mala fama que suele tener la gastronomía británica, la Oficina de Turismo de Gran Bretaña en España insiste en que hay cuatro restaurantes ingleses en la lista de los mejores restaurantes del mundo y que la cocina británica se posiciona firmemente en el mapa gastronómico internacional. Algunas de las novedades en este campo y buenos lugares para celebrar San Valentín son: Angel and Crown, en el número 57 de St Martins Lane (Covent Garden) es el último en llegar a la familia de los pubs gourmets. Está a tiro de piedra de los teatros más importantes de Londres y si no te da tiempo a terminar el postre antes de que empiece la función te lo preparan para llevar. En Camden, refúgiate de las muchedumbres en The Crown and Goose, un pub con chimenea que reinventa los clásicos británicos. Gordon’s, es una institución en la zona turística de la ciudad. Un lugar donde probar vino y queso británicos a la luz de las velas. Square Pie vende las típicas empanadas hechas a mano pero en este caso, de forma cuadrada. Se sirven de la manera tradicional con puré de patatas y salsa. Hasta Kate Moss ha caído rendida a sus encantos. Golden Union es el lugar donde encontrar auténtico fish & chips en pleno Soho. No te olvides de echar vinagre a las patatas. “La gran comida británica” es el lema cadena de los restaurantes de diseño Canteen. Cada día ofrecen un roast diferente y su cerveza es local y artesana. Por su parte, Brixton, es toda una meca para los gourmets, gracias a la renovación de su mercado cubierto. Con más de 20 nuevos restaurantes o cafés, a precios imbatibles y con música en vivo.

(Enrique Sancho)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *