El langostino lo cuezo yo

Langostinos a granel de Carrefour, cocidos, tuertos, filmados y sin bigote (foto: cuchillo)

Recientemente le preguntaban a José Miguel Conejo Torres (Leiva), en El Hormiguero, si alguna noche había llegado tan perjudicado a casa que se había comido lo primero que encontró en el congelador. Sin descongelar, claro, que ahí esta la gracia de la cuestión. El músico respondió “sí”, y confesó que en una ocasión se comió de tal guisa, congelado (insisto), un buen trozo de pizza de una conocida marca. Y es que la vida del rockero es muy sacrificada. ¿Que no?

Para esos casos en los que la ansiedad, el apetito y los efluvios del alcohol y de algo más nos confunden, puede ser útil tener a mano unos langostinos tuertos, decapitados, sin bigote y cocidos comprados, a granel, en la sección de turno del hiper. Para un lastimero y desesperado aquí te pillo aquí te mato, Rodolfo. Con bien de mayonesa. Y descongelados, ¡¡por favor!! Pero si lo que quieres es quedar bien con la novia, la familia, los amigos o contigo mismo, chupar bien la cabeza de los crustáceos decápodos nadadores y decir de vez en cuando, “vaya, qué rico está esto”, “caramba, qué bonito, cómo brilla”, o “qué bien se pela”, lo mejor es que escojas el genero (¿qué tal unos langostinos tigre de reputada procedencia?), cierres bien la puerta de la cocina (ese olor…) y lo cuezas tú mismo. No hay color.

(nunca comió pizza sin descongelar, Cuchillo)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *