Recetas heréticas para economistas de los 80

En el País Vasco el comer no es ninguna tontería. Es una religión.  Cada ciudad, cada pueblo, cada barrio, casi cada calle, tiene su txoko. Un txoko, para los que no lo hayan disfrutado es una especie de club privado donde los vascos (y cada vez más, las vascas) se reúnen y cocinan para los amigos y comen. El placer está en la ingesta pero sobre todo en la preparación y cocinado, en la búsqueda previa de las materias primas, en la confección del menú y en la tertulia tras los postres.  Se puede decir que un vasco come tres veces. Cuando piensa en lo que va a comer, cuando lo come y en todas las ocasiones que recuerda lo comido, que son muchas.  Además, mientras se come, uno de los temas favoritos de los vascos (y vascas) es recordar excelsas comidas del pasado. Ese es el Hecho Diferencial Vasco, lo demás chorradas identitarias que no llevan a ninguna parte salvo a la melancolía.

En cada cuadrilla hay un cocinero amateur que, probablemente, estaría en categoría de  primera división si los comparásemos con los profesionales de la cosa. El detalle puesto en la preparación queda reflejado en este menú de una reunión de antiguos alumnos que hoy revelamos pese a la gran resistencia de los interesados.  Los nombres han sido sustituidos por piadosas iniciales. No hay que olvidar que estos señores tienen alumnos, subordinados, feligreses, acólitos  e incluso, en algunos raros casos, mujeres e hijos. Corramos un estúpido velo al respecto.

Y ahora el menú. El límite está en la imaginación. Buen provecho:

  1. 1.      Txakoli de bienvenida. Los sabores y aromas afrutados de este caldo de tierras de Ayala se entremezclarán con las texturas de una tempura de verduras de temporada de las huertas de la llanada, preparada en el momento. (Los que lleguen tarde no catarán ni tempura ni txakoli).

Para entrar en conversación, T nos contará que fue de la caja de Edgeworth y A nos hablará de las últimas novedades de la Teoría de Juegos.

Una vez todos presentes, J rememorando las aventuras de Gasteiztar bat Erroman / Un vitoriano en Roma, bendecirá la mesa en euskera y castellano. En su defecto, bailará un aurresku.

  1. 2.      Para abrir boca y en cortesía al Athetic, dada nuestra alma universitaria bilbaína y la buena racha europea de los leones este año, degustaremos sardinitas rojiblancas sobre gabarra tostada y riada de tinto rioja alavesa.

Los que, por problemas de vecindad se abstengan de las sardinitas, tras el rezo y/o aurresku, cantarán solemnemente el himno de Sarriko y harán acopio del siempre socorrido jamón serrano.

  1. 3.      En el primer plato, oferta y demanda de empleo se maridarán para dar lugar a una armonía estable de merluza en salsa verde que hemos venido en llamar: merluza encuentra el “equilibrio” en mar de dudas, con guarnición ceteris paribus de gambas y almejas.

En el entreacto, a la espera del siguiente plato, G y J evocarán distintos pasajes de los textos del fabulista alavés Félix María de Samaniego, en una suerte de picadillo que hará las delicias de los comensales. (Atentos a las dotes de ambos rapsodas).

  1. 4.      Segundo plato en homenaje a John Maynard Keynes (JMK). Siguiendo sus enseñanzas: “más que lo que hagan, el caso es que piquen”, disfrutaremos de un plato tradicional, Joder Megustanlos Kallos (JMK), en el que patitas y callos bogarán en un jugo gelatinoso de tomate, ligeramente picante, que responderá a las “expectativas” de los paladares más exquisitos.
John Maynard Keynes Русский: Джон Мейнард Кейн...

John Maynard Keynes Русский: Джон Мейнард Кейнс Türkçe: John Maynard Keynes (Photo credit: Wikipedia)

Recuerdo al “P” y su frase, hoy también de actualidad, “no podemos trasladar miméticamente

las terapéuticas keynesianas a la crisis actual” (1981).

Los más aventajados podrán experimentar el teorema del punto de silla. A estas alturas de la cena, algunos, inspirados por la sabiduría del dios Baco, comprenderán que es mejor permanecer sentados.

Mientras recogemos la mesa y esperamos los postres, C, con su vivaz  elocuencia, nos introducirá en un nuevo tema: “Pase o bote, teorías del baloncesto”, en el que indagaremos en el debate sobre la generosidad del pase frente al egoísmo del bote (algunos ejemplos prácticos: rebote y contraataque, bases históricos, Corbalán, Laso, Petrovic,…).

  1. 5.      Para rematar, un postre almibarado que nos traerá a la memoria las meriendas de nuestros tiempos de mocedad: pan con vino y azúcar. Un postre de los de antes, con toques innovadores: menta y helado de queso. Lo hemos llamado, los años no perdonan…, para los que no les importen los michelines.
    1. 6.        Sobremesa con cafés, cava catalán, combinados…, animada tertulia informal y tormenta de ideas sobre la crisis financiera y de la deuda soberana. De sonido ambiente escucharemos Si yo tuviera una escoba de Los Sirex, el Blues del autobús de Miguel Ríos y Es una lata el trabajar de Luis Aguilé.

Foto de grupo y elección de los encargados de la próxima cena entre las candidaturas que se presenten.

  1. 7.      Varias presentaciones animarán la velada,… hasta que el cuerpo aguante.

–    J nos mostrará sus progresos con el clavicémbalo, acompañado por M con la flauta travesera y Luis a la armónica. Interpretarán clásicos de todos los tiempos,… canciones de la tuna, rancheras, habaneras, alavesadas:

–   Los pintores de Vitoria, Barrio de San Martín, Blancas como palomas, Molinero molinerito,… En el monte Gorbea, La Paloma, Boga Boga, Virgen morenita, Eres tú,…

–   El chico de la armónica, Tuna compostelana,… Guadalajara en un llano, Canta y no llores, Sigo siendo el rey,…

Jse compromete a no cantar (salvo Ay Teresa). Las segundas voces correrán a cargo de K y J.

–    R y Jen solidaridad con lo mal que lo están pasando los griegos, se marcarán un sirtaki, seguidos por todos aquellos que quieran participar.

Indicaciones. Respetando la libertad de expresión, no obstante, se recomienda no hablar de la mili, ni más de dos chistes y un viaje comentado por comensal.

Don Luis Aguilé

Don Luis Aguilé (Photo credit: kurtxio)

Los encargados sustituirán aquellos platos del menú y los eventos previstos que no puedan realizarse por otros de similar o superior calidad.

Agradecemos a M la disponibilidad de su acogedor txoko, que deberá quedar como una patena tras el ágape.

1 Comentario

  1. Madre mia lo que me he reido, y la de dudas que me han asaltado:
    1. La teoria de Juegos, veo que me persigue
    2. ¿¿como es posible que esté a punto de licenciarme (sí, anteúltima promoción, los siguientes serán graduados) y yo sin conocer el himno de Sarriko??
    3. De haber estado yo, me hubiera puesto a hacer gráficas de demanda, oferta y equilibrio de mercado con cualquiera de las salsas.
    4. Ceteris Paribus, o esas dos palabras que todo profe de economía utiliza cuando intentas alterar el problema planteado: “déjese de hipótesis señorita, suponemos que todo se mantiene constante e inalterable”. Pues vale.
    5.Echo de menos a Maslow, mención al libro de “Varian: microeconomia intermedia”, y a la maravillosa cafeteria y las interminables partidas de-lo-que-sea.

    PD: espero salir pronto de Sarriko.

    🙂

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *