Restaurante Can Lluis (Barcelona). En la ruta de Pepe Carvalho

Merluza a la plancha, del menú del día de Can Lluis (foto: Jon Iturbe)

Van quedando cada vez menos, y en decadencia, restaurantes de los que nos describía maravillas Manuel Vázquez Montalbán en su serie de ‘Pepe Carvalho’; uno de ellos es este que os presentamos en pleno Raval: Can Lluis. Un restaurante que mantiene con mucha dignidad una carta de platos tradicionales de la cocina catalana (cap i pota, garbanzos con calamarcitos, habitas a la catalana, alcachofas a la brasa, mongetes amb butifarras, albóndigas con sepia, canelones de ternera…) y producto de mercado. Ciertamente, la carta nos recuerda a otros centenarios establecimientos del barrio, como puedan ser Casa Leopoldo  (donde recuerdan que, si al entrar indicamos que vamos de parte de Pepe -Carvalho-, sin darnos la carta ya sabrán qué servirnos) y Pinotxo, en la Boqueria.

Can Lluis se encuentra en la calle de La Cera, esquina Reina Amalia, a pocos metros del mercado de Sant Antoni. El local es de aire clásico, no dispone de bar y nos encontramos con dos salones: uno nada más entrar, de unas ocho mesas, y otro mayor en el interior. Los clientes habituales suelen ser vecinos, trabajadores… y, por lo general, gente humilde que acude en momentos puntuales por alguna celebración.

El aire bohemio del local cuadra perfectamente con la Barcelona descrita por Montalbán y evoca tiempos pasados, de finales del Siglo XX, en la Barcelona de novela negra. Sus paredes están profusamente decoradas con dedicatorias ilustres, estampas antiguas de los años veinte, retratos, caricaturas y algunos cachivaches con poca utilidad decorativa que le otorgan un aura decadente.

Fachada de Can Lluis (foto: Jon Iturbe)

No tiene nada que ver con Els Ocellets (Los Pajaritos), nueva versión del restaurante que llevan los mismos propietarios a pocos metros de distancia, en la Ronda de Sant Pau. Un local moderno, actual, pero con una carta muy similar y el mismo menú de diario.

El precio medio de su carta es de unos 20-30 euros (platos entre 8 y 15 euros) y la relación calidad-precio es óptima. A esto hemos de añadir el trato familiar que recibiremos de parte del servicio que, sin pecar en exceso de confianza, nos hará sentir como un cliente habitual de la casa. Sugerimos dejarse guiar por sus recomendaciones culinarias.

Sin embargo este restaurante también ofrece a diario un sencillo menú por menos de 10 euros, por si el presupuesto es más ajustado. No incluirá la bebida, ni el café, pero al precio de 2 euros podremos disfrutar de una cerveza de tercio o una copa de vino.

Concluyendo, os recomendamos encarecidamente acudir a este histórico restaurante, y probar su carta sin ningún complejo. Las raciones son generosas y sólo por el ambiente del lugar os merecerá la pena la visita. Insistimos en que en su carta se han inspirado algunas novelas de Pepe Carvalho y algunos de sus platos han quedado inmortalizados para la posteridad en novelas de Montalván, quién vivió en la Calle Botella, a unos 20 metros del restaurante.

Muy frecuentado tanto por Vázquez Montalbán como por Carvalho, es protagonista de un capítulo del libro ‘Historias de padres e hijos’: “Comió en el restaurante de la esquina de la calle de Santa Amalia con la Cera ancha, Can Lluís. Aún recordaba los ruidos del tiroteo entre atracadores y la policía que le costó la vida al antiguo propietario, en los años cuarenta. Pidió una olleta d’Alcoi y una espalda de cabrito asada. La comida era excelente y Carvalho la homenajeó encendiendo un Cerdán, un puro dominicano-catalán que producía un obseso tabaquero barcelonés instalado en Santo Domingo». 

Para más información sobre la ruta gastronomico-cultural del difunto escritor en Barcelona, y más concretamente sobre los restaurantes de Pepe Carvalho, podéis echar un vistazo aquí.

(Jon Iturbe)

ver ubicación

Calle de la Cera, 49; 08001 Barcelona

93 330 03 03

* este post se publicó originalmente en el blog Gastronomía de la Mía *

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *