Ruta del Vino de Rueda. Recorrido por la cultura del vino

Dic 26, 13 Ruta del Vino de Rueda. Recorrido por la cultura del vino

NOSÍ (+14 rating, 3 votes)
Cargando…

Precioso, el viñedo nevado en la Ruta del Vino de Rueda.

Precioso, el viñedo nevado en la Ruta del Vino de Rueda.

La Asociación de la Ruta del Vino de Rueda, y las empresas adheridas a la misma, ha superado la auditoría realizada en los últimos días por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) y ha conseguido todos los certificados positivos necesarios. Así, podría estar certificada como Ruta del Vino de España a finales del mes de enero, cuando tenga lugar la próxima asamblea de ACEVIN.

Este último paso completa los trabajos realizados desde que abril se constituyó la Asociación: preauditorías a las 60 empresas y entidades de la Ruta, Plan de Acción, de Marketing, de Comunicación y de Aseguramiento de la Calidad. También se aportaron en su día inventario de recursos de la Ruta, calendario y prioridades de trabajo, y toda la documentación realizada hasta la fecha desde la Ruta. Igualmente, se presentó el Manual de Señalización y documentación complementaria en relación con la señalética necesaria para la certificación y financiada por la Junta de Castilla y León, que se ha instalado en las distintas localidades de la Ruta.

Verdejo, la uva de Rueda.

Verdejo, la uva de Rueda.

Una ruta con historia

La Ruta del Vino de Rueda se ubica en pleno corazón de Castilla, circunscrita a la Denominación de Origen Rueda, y se extiende a lo largo del margen izquierdo del río Duero. Abarca la provincia de Valladolid, colindando con Ávila y Segovia, y está integrada por 13 municipios que ofrecen una clara muestra de la riqueza turística e histórica de esta región vitivinícola. Las condiciones climáticas y las características orográficas de sus suelos la convierten en privilegiada para el cultivo de la vid, especialmente la uva autóctona Verdejo, y confiere a sus vinos una personalidad única.

Sus orígenes vitivinícolas se remontan al siglo XI, y el cuidado de la vid y la elaboración de vino han dotado a esta tierra de una cultura y tradición que se ve reflejada en todos los aspectos de su personalidad, desde sus gentes a sus manifestaciones artísticas, sin olvidar, por supuesto, la gastronomía, que adquiere un papel protagonista.

Imponente, el castillo de la Mota.

Imponente, el castillo de la Mota.

La historia ha dejado un importante legado patrimonial en la Ruta del Vino de Rueda. Al paso se encuentran antiguos templos mudéjares, conventos, monasterios y castillos-fortaleza como el Castillo de la Mota, en Medina del Campo, que cuentan mil batallas libradas en campos de Castilla y desvelan la importancia político-económica de esta región en épocas anteriores, especialmente bajo la figura de Isabel La Católica.

La cocina de nuestras abuelas, elaborada con tanto mimo y cariño, llega hasta nuestros días con aire renovado. La innovación se une a la tradición para sacar el máximo partido a unas materias primas de primera calidad. Es imprescindible probar el lechazo asado con Indicación Geográfica Protegida (IGP) y el cochinillo, ambos asados en horno de leña, la lenteja de La Armuña, el garbanzo de Fuentesaúco, y las setas y hongos que regala el otoño. También la selección de quesos elaborados a partir de leche de vaca, las cuajadas o el requesón, tan naturales como sabrosos.

Bodega Real Sitio de Ventosilla.

Bodega Real Sitio de Ventosilla.

Excelentes vinos

Pero en una ruta basada en el vino, éste debe ser el protagonista. El paisaje castellano, caracterizado por sus verdes campos y pinares, se transforma en la Ruta del Vino de Rueda, cediendo protagonismo a los viñedos ligados a la Denominación de Origen Rueda. Tras años de trabajo por el cuidado y protección de la uva Verdejo, la DO Rueda toma forma como tal en 1980, siendo la primera Denominación de Origen de Castilla y León en recibir este reconocimiento. Tradicionalmente se han elaborado vinos jóvenes, diferenciados por su peculiar color amarillo verdoso y sus aromas y paladar fresco, afrutado y elegante. Sin embargo, últimamente algunas bodegas han apostado por la fermentación en barrica (presentando caldos de calidad y amplias sensaciones) y los vinos espumosos. Aunque la variedad verdejo es la autóctona, en la DO Rueda se pueden encontrar vinos blancos elaborados con otras variedades, como sauvignon blanc, viura y palomino fino; y, desde 2008, variedades que permiten elaborar vinos tintos y rosados.

Bodega de la Ruta del Vino de Rueda.

Bodega de la Ruta del Vino de Rueda.

Mucho por descubrir

La Ruta del Vino de Rueda engloba 14 bodegas, entre las que hay algunas tradicionales, caracterizadas por sus galerías subterráneas, intactas desde la Edad Media, y otras modernas, en primera línea de innovación y desarrollo. Se ofrece así un recorrido por la cultura del vino, desde la antigüedad hasta nuestros días.

En los comercios especializados, enotecas, hoteles y restaurantes, se puede recibir un servicio impecable. Como ideas, uno se puede relajar con un tratamiento de vinoterapia en un balneario, o endulzar su estancia con la repostería de obradores y conventos. Asimismo, en la Ruta del Vino de Rueda se encuentran pueblos encantadores en los que disfrutar de un tranquilo paseo por sus calles, observando su arquitectura tradicional y apreciando la simpatía de sus gentes. También se puede seguir el Camino de la Reina Isabel La Católica y recorrer la huella de Juana La Loca.

(Enrique Sancho)

web de la Ruta del Vino de Rueda
983 803 411

Viñedo de la Ruta del Vino de Rueda.

Viñedo de la Ruta del Vino de Rueda.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *