Ágape (Bilbao). Comida con swing

Oct 27, 15 Ágape (Bilbao). Comida con swing

NOSÍ (+24 rating, 6 votes)
Cargando…

El menú del día puede ser una bendición, un empujón para el resto de la jornada, o un bache en el camino, un accidente en forma de ensalada desaliñada y escalope más seco que la suela del zapato. Sirva este breve texto para alabar y recomendar los menús del Ágape, pues figuran entre los más interesantes de Bilbao, lo cual, convendrán, es mucho decir. Son dignos de señalar por precio y por calidad, por económicos y por el esfuerzo de sus responsables en ofrecer algo diferente, ese plus que anime a acercarse a la parte baja del ‘peligroso’ barrio de Bilbao la Vieja. Bien que lo logran, con esa cocina sencilla, de base tradicional, marcada por la estacionalidad pero actualizada con toques modernos (de autor, dicen) y algún soplo internacional, incluso fusión. A 12,20€, oiga, entre semana. A 19,90€ el mediodía del sábado. A 22€ (más bodega), mire usted, las noches de viernes y sábado.

Ensalada en salmón, en Ágape (foto: Cuchillo)

Ensalada en salmón, en Ágape (foto: Cuchillo)

En mi última visita, un día de labor, empecé por probar, gracias a mi generosa acompañante, una ensalada de salmón marinado en casa con cous cous y piña, algo escasa de fruta y posada sobre lechugas varias: lombarda, hoja de roble, tradicional… Más rico estaba mi arroz cremoso de espinacas, guisantes y pato al parmesano, que combinaban bien. Y por esas extrañas asociaciones de ideas que todos hacemos, de vez en cuando, pensé en Pedro Pico y Pico Vena, los personales de cómic de Carlos Azagra, y en ‘Cuervo Loco’, del historietista británico Reginald Parlett, al comer con gusto el lomo de merluza a la plancha macerado en mole rojo almendrado sobre un pisto aderezado con calamar. Pica, pero pica poco, exclamé. Viva México, cabrones. De postre, dos claros ejemplos de sencillez, sabrosura y satisfacción: melocotón asado y un mojito de piña con el que volví a cruzar el Atlántico.

Arroz cremoso, en Ágape (foto: Cuchillo)

Arroz cremoso, en Ágape (foto: Cuchillo)

Eso fue lo que yo comí, pero cualquier otro día te sirven salteado de verduras con crujiente de almendras y salsa teriyaki; merluza gratinada con mahonesa de soja y jengibre y ensalada de tomate; timbal de bacalao y pisto de calabacín con pilpil de algas; cordero confitado con berenjenas asadas y salsa de yogur; croquetas de chocolate con helado de mandarina…

Con reclamos como la cocina con swing del Ágape, Bilbao La Vieja se está consolidando como área de gran atractivo gastronómico. Allí, frente al Casco Viejo, en la margen izquierda del Nervión, continúa afianzándose una oferta que también incluye clásicos como El Churrasco, recién llegados como Peso Neto, la estrella Michelin de Mina, la ventana a las algas y la cocina internacional de Dando la Brasa, las cositas de La Viña de San Francisco (¿seguirán sirviendo ancas de rana?), el renovado Perro Chico (regentado ahora por la gente del bar Marzana)… Cada vez hay más motivos para seguir la actualidad del barrio al margen de las páginas de sucesos. Bendita comida.

(Igor Cubillo)

web de restaurante Ágape

ver ubicación

Hernani, 13; 48003 Bilbao (Bizkaia)

94 416 05 06

info@restauranteagape.com

Mis vistas en el restaurante Ágape, en pleno Bilbao la Vieja (foto: Cuchillo)

Mis vistas en el restaurante Ágape, en pleno Bilbao la Vieja (foto: Cuchillo)

Lomo de merluza macerado en mole rojo almendrado sobre pisto, en Ágape (foto: Cuchillo)

Lomo de merluza macerado en mole rojo almendrado sobre pisto, en Ágape (foto: Cuchillo)

IGOR CUBILLO

Periodista especializado en música, ocio y cultura. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). En el medio de la vía, en el medio de la vida, si hay suerte, tal vez. Ha pasado la mayor parte de su existencia en el suroeste de Londres, donde hace más de 20 años empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Harlem R&R ‘Zine, Ruta 66, El País, Bilbao Eskultural, Ritmo & Blues, Getxo A Mano (GEYC), Efe Eme, Den Dena Magazine, Kmon, euskadinet y alguna otra trinchera. Prefiere los caracoles a las ostras. Qué tío. Anda que…

Ah, tiene perfil en Facebook y en Twitter (@igorcubillo), pero no hace #FollowBack ni #FF. Se le resisten ciertas palabras y acciones con efe. Él sabrá por qué…

2 Comentarios

  1. Que vooooy! coincido totalmente con tus palabras sobre Bilbao la vieja como destinó gastronómico, y añadiría El nuevo Perro Chico y Peso Neto que están sirviendo para sacar de la marginalidad al barrio que históricamente dio origen a Bilbao

    • Igor Cubillo /

      Gracias por tu comentario, Jon.
      Los dos locales que señalas ya se citan en el último párrafo.
      Un saludo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *