Mala Gissona Beer House (Donostia). Cervezas, hamburguesas y hombres malos

Ago 12, 16 Mala Gissona Beer House (Donostia). Cervezas, hamburguesas y hombres malos

NOSÍ (+14 rating, 3 votes)
Cargando…

Donostia y los donostiarras pueden presumir de mucho en materia gastronómica, pero lo cierto es que uno de sus motivos de orgullo no es la oferta de hamburguesas de la ciudad, más bien mediocre (siendo generosos), salvo honrosas excepciones. La preferencia de muchos por Va Bene se justifica más por motivos emocionales que racionales, y es exasperante la gran cantidad de emprendedores que arruinan toda esperanza con la simple elección de pan ‘de molde’, de bollos cubiertos de sésamo más apropiados, a fin de cuentas, para los pavos reales y los patos de Cristina Enea que para consumo humano. Con lo que gana una Burger emparedada en un buen pan (pero ‘pan pan’), que complementa el sabor, es más fácil de digerir y añade, además, un reconfortante crujiente y el consecuente contraste de texturas.

Paradójicamente, una de las nuevas incorporaciones al Top 5 donostiarra, en cuestión ‘hamburguesil’, no se sirve en el pan que comento, pero tampoco en una ponzoña esponjosa que se torna quebradiza cuando se seca. Mala Gissona Beer House opta por una vía intermedia para sus tres hamburguesas (“utilizamos pan de un obrador local, The Loaf, un pan de masa madre elaborado de forma natural, sin ningún tipo de aditivo”), y consigue un resultado satisfactorio. Al menos en las dos que yo he probado: Txahalkia (8,50€), que acompaña la carne de ternera “local” con panceta, huevo, rúcula, queso cheddar, lechuga, mahonesa y mostaza; e Idikia (9,50€), que lleva carne de buey del Valle del Esla, panceta, queso Idiazabal, cebolla caramelizada, lechuga y mahonesa. Ambas se sirven con media docena de patatas y un brochazo de salsa notable, elaborada con comino, jengibre, clavo, tomate, cebolla, paciencia y fuego bajo, que hacen más llevadero el elevado precio. ¿Mi preferida? Sin duda, la de buey, con su carne poco hecha. Es la que recomiendo.

Alipas, las alitas marinadas de Mala Gissona (foto: Cuchillo)

Alipas, las alitas marinadas de Mala Gissona (foto: Cuchillo)

Decir que no están mal las “alipas” (6€), alitas de pollo marinadas en especias y cerveza Shackeltown acompañadas de dos salsas (barbacoa y mahonesa agridulce), y que la tercera burger (8,5€) está pensada para los vegetarianos, por eso el ‘filete’ se elabora con patata y zanahoria y se adereza con pesto de albahaca, rúcula, pimiento del piquillo y queso de oveja. No sé, a priori, a mí me seduce mucho más el resto de la carta: jamón de Guijuelo (12€), tabla de quesos (12€), ensalada de pollo (8,50€), carrillera guisada en cerveza negra con puré de garbanzo (12€), bacalao en tempura de cerveza con salsa de pimientos asados y mahonesa al curry (12€)…

Cerveza a tutiplén, gran reclamo de Mala Gissona Beer House (fotos: Cuchillo)

Cerveza a tutiplén, gran reclamo de Mala Gissona Beer House (fotos: Cuchillo)

No obstante, hay que recalcar que el gran atractivo de Mala Gissona Beer House es su oferta de cervezas. De hecho, el ruidoso local de la calle Zabaleta es la sucursal en la capital guipuzcoana de la firma artesana de igual nombre, radicada desde 2014 en Oiartzun, que dice recoger el espíritu de los antiguos balleneros vascos en sus largas campañas en el Atlántico norte. Ésta comercializa Nao, una pale ale que rinde homenaje a las embarcaciones utilizadas por los referidos pescadores; Höfn, una porter cuyo nombre significa Puerto en islandés; Apatxe, american pale ale (APA); Djiango R. una blanche inspirada en el jazzman Django Reinhart; y Shackeltown, indian pale ale (IPA) a la salud del explorador Ernest Shackletown. A la oferta propia hay que sumar 12 cañeros en rotación de los que manan otras tantas variedades (pale ale, blanche, session ale, IPA, golden, session IPA,blonde ale, porter…), de distinta procedencia, graduación y PVP. Se sirven en formato zurito (2-3,25€), caña (3-4,50€) y pinta (4-6,50€), y en las paredes se observan decenas de botellas de lo más sugerentes. Más de 150 se pueden degustar.

¿Una birra diferente con una buena hamburguesa? En Donostia, parece que la opción es Mala Gissona Beer House. Están advertidos.

(Igor Cubillo)

Mala Gissona Beer House

Zabaleta, 53; 20002 Donostia (Gipuzkoa)

943 04 56 15

FOR JÜ MALA GISSUNA

Sirva la siguiente explicación de la casa para conocer el origen y significado de tan singular nombre: Mala Gissona.

“Los balleneros vascos faenaron en las costas de Islandia desde, al menos, el año 1412. El vínculo entre estos pescadores y los habitantes de la isla dio lugar a un ‘pidgin’ o lengua común que fusionaba el euskera y el islandés. Aún se conserva un documento de la época con 745 palabras en ‘vasco-islandés’. Es el diccionario más antiguo de una lengua viva en Islandia. La frase ‘For jü Mala Gissuna’ procede de este documento original y significa ‘tú eres un hombre malo’. Podría ser una forma básica usada por los islandeses para referirse a los balleneros vascos que llegaban a sus costas, hombres que en una primera impresión resultaban extremadamente rudos, con un punto canalla, pero que con el tiempo y el trato reflejaban una personalidad honesta, determinada y fiel a sus amigos”.

Posavasos de Mala Gissona (foto: Cuchillo)

Posavasos de Mala Gissona (foto: Cuchillo)

Idikia, la hamburguesa de buey de Mala Gissona Beer House (foto: CuchilloI

Idikia, la hamburguesa de buey de Mala Gissona Beer House (foto: CuchilloI

Un jueves de agosto cualquiera en Mala Gissona Beer House (fotos: Cuchillo)

Un jueves de agosto cualquiera en Mala Gissona Beer House (fotos: Cuchillo)

hamburguesa de ternera de Mala Gissona Beer House (foto: Cuchillo)

Txahalkia, la hamburguesa de ternera de Mala Gissona Beer House (foto: Cuchillo)

Sí, me quedo con la de buey (izquierda), con la carne poco hecha (totos: Cuchillo)

Sí, me quedo con la de buey (izquierda), con la carne poco hecha (totos: Cuchillo)

IGOR CUBILLO

Periodista especializado en música, ocio y cultura, incluida la gastronomía. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). En el medio de la vía, en el medio de la vida, si hay suerte, tal vez. Hace las cosas innecesariamente bien y, puestos a hablar, colabora con Radio Euskadi (‘La Ruta Slow’), dirige Lo Que Coma Don Manuel, aún escribe de música en Kmon y la buena gente de eldiario.es cuenta con sus textos coquinarios en distintas ediciones locales.

Vagabundo con cartel, ha pasado la mayor parte de su existencia en el suroeste de Londres, donde hace más de 20 años empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para El País, Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo A Mano (GEYC), Den Dena Magazine, euskadinet y alguna otra trinchera.

Como los Gallo Corneja, es de una familia con fundamento que no perdonaría la cena aunque sonaran las trompetas del juicio final, si es que no han sonado ya.

Ah, tiene perfil en Facebook y en Twitter (@igorcubillo), pero no hace #FollowBack ni #FF. Se le resisten ciertas palabras y acciones con efe. Él sabrá por qué…

5 Comentarios

  1. Patricia /

    No sé… Yo soy muy fan de las hamburguesas y esa de la foto la veo un poco cruda. Que oye, cuestión de gustos pero…

  2. Me permito añadir una hamburguesa a ese top 5: la de Casa Durán, en Secundino Esnaola

  3. MrGarbikar /

    Ayer disfrutamos mucho en Mala Gissona, Mila esker por darnos ese empujoncito que nos hacía falta.

  4. Si no es indiscrección ¿cuáles son los otros 4 locales que completan el TOP 5 de la oferta de hamburguesas en la ciuadad?

    Un saludo

    • Igor Cubillo /

      No es indiscreción, Nick. Pero uno siempre deja casillas vacías a la hora de referirse a un listado así, no va a ser que se le escape alguna alternativa que no conoce. De momento, yo sitúo también en ese Top las hamburguesas del bar restaurante Aldaba. Cuando recuerde más, las iré señalando.

      Un saludo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *