Onigiri de bonito del norte, por Zuriñe Kim & Aitor Etxenike (Recetas para una cuarentena #7)

Mar 22, 20 Onigiri de bonito del norte, por Zuriñe Kim & Aitor Etxenike (Recetas para una cuarentena #7)

Conocí a Zuriñe Kim y a Aitor Etxenike en el restaurante Sukalki, en Vitoria – Gasteiz, donde se hace la ley, pero eso pertenece ya al pasado. Las diferentes prórrogas del estado de alarma van dilatando la inauguración de su proyecto común, que se llamará Kromatiko y va de “cocina con brújula”. “Una carta dinámica y de temporada que se imprimirá cada día y uso de pequeños productores, buscando el mejor producto en un ambiente cómodo, elegante y con un punto canalla”, adelanta Etxenike. Ella mandará en la sala, es coreana y seguro que esa ascendencia tiene mucho que ver en el leve ramalazo oriental de la cocina de Aitor, vizcaíno él.

Su regalo para estos días de confinamiento es el onigiri, “un plato japonés que consiste en una bola de arroz rellena y mezclada de otros ingredientes, habitualmente con forma oval o triangular y envuelta en alga nori”. Ello da juego para, tirando de despensa, hacer mil versiones distintas. “La nuestra es con conserva de bonito o atún, que seguro que todos tenemos en casa, y algún ingrediente extra que para nosotros le da vidilla al onigiri”, aseguran. Ahí os va.

INGREDIENTES

  • Arroz de grano redondo
  • Conserva de bonito
  • Furikake

Si no tienes furikake, puedes hacer una versión propia picando muy muy fino alga nori deshidratada, zanahoria, pavo o salchicha, y añadiendo un poco de semillas de sésamo tostado y una pizca de sal.

  • Aceite de sésamo
  • Salsa de soja
  • Alga nori deshidratada (La de hacer makis)
  • Mayonesa
Onigiri de bonito del norte (foto: Aitor Etxenike)

AL LÍO

Lava bien el arroz para quitarle todo el almidón. Cuécelo con la misma cantidad de agua que de arroz, tapado y a fuego medio, durante 2 minutos; luego tenlo a fuego bajo otros 13 minutos y, finalmente, déjalo reposar fuera del fuego, sin quitar la tapa, 10 minutos más. 

Añade al arroz el furikake (deshidratados, especias y algas molidas japonesas, se vende en sobres), aceite de sésamo y sal a gusto de cada uno. Mezcla bien y reserva.

Desmiga ligeramente el bonito, añade un poco de salsa de soja y mezcla.

Coge un cuadrado de film un poco más grande y pon en medio unas 3 cucharadas soperas de arroz; extiende haciendo una especie de redondel del tamaño del interior de la mano aproximadamente. En el centro pon un poco de mayonesa y encima una cucharadita de bonito.

En este momento es cuando podemos hacer volar la imaginación; nuestro relleno es de bonito pero se puede hacer de infinidad de ingredientes, como setas, carne, salmón… Lo que se te ocurra.

Teniendo el film sobre la palma de la mano, cierra haciendo un saquito y dale forma triangular. Despega el film y añade una tira de alga nori en la base.

Ahora, a disfrutar.

1 Comentario

  1. Al final hemos tenido que esperar hasta mediados de junio, pero el “Kromatiko” ya está abierto, y la verdad, es una auténtica joya, un restaurante de esos para disfrutar de absolutamente todo, aunque especialmente de su cocina de producto. Genial.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.