La Seu (Dénia). Una excepción en la oferta de batalla de Loreto

Jul 22, 13 La Seu (Dénia). Una excepción en la oferta de batalla de Loreto

Publicado por en Alicante, Comunidad Valenciana, Destacado

(+56 rating, 12 votes)Cargando... “Merece la pena, por lo menos, entrar a tomar un vinito y ver el restaurante La Seu”. Esto nos dejó escrito la amable Ángela, nuestra guía dianense, de cara a nuestra visita a la cabeza de Marina Alta. Y no se equivocaba, pues La Seu merece una visita tanto por su propuesta gastronómica, donde la chef Diana Cervera pretende aunar tradición e innovación, como por su moderno diseño arquitectónico. Por ambas cosas, constituye una excepción en la oferta muy de batalla de la concurrida calle Loreto. El edificio, cuyo origen se remonta al Siglo XVI, se divide en tres plantas. Abajo se reparten numerosas mesas, algunas de las cuales ocupan un patio convenientemente cubierto, para proteger a los comensales del sol y del calor. En la primera planta hay otro comedor más pequeño, una cocina donde se imparten cursos y talleres y, al otro lado, diez naranjos que embellecen la vista. En la segunda, unos cuartos de baño de diseño. La reforma que ha experimentado el edificio es francamente espectacular. Un acierto. Luego, la carta no es especialmente barata (foie a la brasa sobre fartón valenciano caramelizado con horchata, 16 euros; tartar de atún con huevas de wasabi, 22; lomo de angus black premium con verduras de temporada, 24), pero a diario se ofrece un “menú degustación” bien atractivo. Merece la pena optar por él, aunque sea algo más caro que en la mayoría de la competencia. No obstante, nosotros, que teníamos el día saleroso, decidimos solicitar el atractivo menú de esa jornada (seis tapas, arroz a elegir y postre, por 22 euros), pero también sumar un par de gambas rojas de Dénia a la brasa, que se despachaban a ‘únicamente’ 4 euros la unidad. Fue un acierto pues, recién aterrizados en Alicante, nos supieron estupendamente. Nos gustó tanto el sabor como la atractiva presentación, y Bego exclamó “es roja hasta la tripa”. Bella y sabrosa, así es ella. Antes llegó pan con tomate y torrajo de all-i-oli, una formula...

leer más

El Baret de Miquel Ruiz (Dénia). Comida de estrella a precio de saldo

Jul 08, 13 El Baret de Miquel Ruiz (Dénia). Comida de estrella a precio de saldo

Publicado por en Alicante, Comunidad Valenciana, Destacado

(+88 rating, 20 votes)Cargando... Hablemos claro. En el mismo momento en que me dijeron que mi destino era Dénia, pensé: “cojonudo estupendo, así comeré en elPoblet“. Al de un rato ojeé la web del restaurante de Quique Dacosta y comprobé que no hay carta, sólo ofrecen dos menús: Universo local (148,50 euros, IVA incluido) y Made in the moon (181,50). Comería el largo, claro: pétalos de rosa, raíces de ceps, hojas varias (dubonnet, maíz, hierbas en escabeche, manzana, castaña), liquen, alga dulce con emulsión de codium, proteína de ostra… Después de recorrer 751 kilómetros, 33 euros no iban a ser un problema. No. Efectivamente, 33 euros no iban a ser un impedimento para sentar mis posaderas en tan reputado comedor, lo sería el desembolsar más de 275 euros por pasar un rato meneando el bigote. El dinero que muchas familias tienen para todo el mes. ¿Por qué tanto? Porque uno es pobre pero también le gusta el vino, y la opción maridaje se ofrece a 93,50 euros. ¡Alegría! Piensen ustedes lo que quieran, pero preferí repartir mi pobreza entre los hosteleros de la localidad, en varios días. Durante mi corta estancia en la cabecera de Marina Alta desayuné como un marqués en las terrazas de Jamaica Inn y restaurante Fernando; tomé vinos y tapas en la Bodega del Puerto, Sancta Sanctorum, El Convent y Tasca Eulalia; comí en La Seu, La Cova del Mero, El Baret de Miquel Ruiz, Republic y en el asador gallego de Ramón; y cené en las mesas de La Tía Pepa Teresa, Les Monges, Les Marines (aka Casa Federico)… No son pocos lugares, y aun creo que me sobró pasta. No lo voy a comprobar; mi sensación es que salí ganando. Prefiero mil veces descubrir y disfrutar a lo grande en un lugar como el referido baret, a experimentar la obviedad de comer a gusto, y a precio de oro, en un tres estrellas Michelin comandado por un Premio Nacional de Gastronomía. No me malinterpreten, con esta larga introducción no pretendo...

leer más

Sancta Sanctorum (Dénia). Un pequeño chasco

Jul 04, 13 Sancta Sanctorum (Dénia). Un pequeño chasco

Publicado por en Alicante, Comunidad Valenciana, Destacado

(+21 rating, 5 votes)Cargando... Hace unas semanas acudí a Dénia en misión secreta, con el objetivo de deshacer un entuerto y sólo un papel en el bolsillo, dispuesto a dejarme guiar por las instrucciones de la amable Ángela. Mi fuente dianense llenó nada menos que dos caras con sus recomendaciones y sólo me defraudó Sancta Sanctorum, un local de tapas con aspecto de restorán sofisticado, aseado y casi diría que moderno. Pena que, pese a su apariencia, no comiéramos bien, que es de lo que se trata. Empezaré entonando un mea culpa, entre muchas comillas. Porque, sí, reconozco que erré en mi elección; sólo a mí se me ocurre pedir en Alicante pimientos de Padrón, vino riojano, queso manchego… No obstante, y de ahí las comillas, si figuran en la carta deberían dar la talla; la elección fue inapropiada, pero la deslocalización del producto no excusa su escasa calidad, ni su deficiente preparación. En su día, la camarera de un buen restaurante ubicado en la almendra medieval de Vitoria-Gasteiz me desaconsejó el vino Izadi, caldo de moda muy socorrido en bodas y regalos de empresa, al tiempo que lo tildada de “vino para mujeres” (!!). Esta vez, recién aterrizado en la Marina Alta, no le hice caso, me puse la venda en los ojos, pasé por alto todas las propuestas locales y pedí una botella del crianza de Bodegas Izadi (13 euros). Aún me arrepiento. Pero más lamento haber empezado la cena con “pimientos de Padrón” (3,50). Se sirvieron 13, costó terminarlos de tan vulgares que eran y, por otra parte, pese a estar en temporada, no pondría la mano en el fuego porque fueran del mismo Padrón. Permítanme la suspicacia. Al hacer la comanda la casa nos invitó a unas pocas patatas chips que también nos defraudaron (y mira que es complicado) y el pan que nos procuraron (0,50, cada servicio) parecía tostado con algo de mantequilla, un añadido innecesario cuando se trataba de acompañar platos salados. ¿La coca de foie mediana, con su...

leer más

Bienvenidos a La Vecchia Roma (Dénia)

(+5 rating, 1 votes)Cargando... ¡Ay, que nos derriban San Mamés! Más de un aficionado se instalaría el arco de La Catedral en el jardín de casa, si fuera un marajá de esos. O pondría una réplica del mismo a la entrada de su negocio, en la fachada; más chulo que un ocho. Eso han hecho para aplacar la morriña, o simplemente para ambientar la cosa, los responsables de La Vecchia Roma, restaurante italiano ubicado en el número 31 de la Calle la Mar de Dénia. Bueno, obviamente ellos no han recurrido a la iconografía forofogoitia; en su caso, la nostalgia la mitigan colocando sobre una puerta una réplica del Coliseo romano, el anfiteatro donde se celebraban luchas de gladiadores, naumaquia, ejecuciones y otros “espectáculos” públicos.  No hemos probado sus pizzas (uno no va a la cuna de la gamba roja para eso, convendrán), ni otras muestras de “cocina basada en las recetas tradicionales italianas” que pueblan su carta, según aseguran en una web que recibe al visitante al son de la ‘Vecchia Roma’ de Lando Fiorini. Es más, confieso que regresaré a Dénia y volveré a pasar de largo, en busca de gambas, un buen arroz o la imaginación de Miquel Ruiz. Pero miraré con simpatía su atrezzo, esa especie de maqueta que me trae a la memoria los plastazos que se dieron Bruce Lee y Chuck Norris en la peli ‘Way of the dragon’. (prefiere la gamba roja a la pizza, Cuchillo) * Lo Que Coma Don Manuel destaca en la sección Bienvenidos aquellos ornatos, muñecos, carteles, dibujos y otras decoraciones singulares que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, tabernas, chigres, sidrerías, tascas y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar * El autor: CUCHILLO Es el pequeño de los Cubillo Brothers. Nació en 1991, en el mismo Bilbao, es más de salado que de dulce y acostumbra a disociar, con lo cual cambia de apariencia física con frecuencia. Como Robert de Niro antes de rodar Toro...

leer más