Tiernos infantes en los restaurantes. Poema épico en verso aliterativo anglosajón al estilo de Beowulf

Ago 28, 13 Tiernos infantes en los restaurantes. Poema épico en verso aliterativo anglosajón al estilo de Beowulf

Publicado por en Destacado, Flashes

(+55 rating, 12 votes) Cargando…Crack, crock, zumba, rasca el niño que corre tiróme la silla el camarero calla no sea que la tenga los padres prudentes prefieren la charla Vano deseo venir a comer, y no decimos disfrutar de lo comido, en jaula de grillos de gritos y juegos de enanos anonadados y asilvestrados El menú infantil se ha terminado cuatro espaguetis en el plato quedaron el filete una bola olvidado el helado escurrido en el paso Es la hora de la carrera, el juego y el grito pintan las cuatro y los presuntos adultos dueños de esas cosas que corren y reptan andan por el segundo y resta postre, café y copa y el lugar de comidas se tranforma en parvulario Te da igual que estés en tasca que ilusionado te gastes lo que no tienes en un dos estrellas Michelín hay sagrado juramento de los hosteleros a un niño no se le corta y a un padre menos: “libre albedrío al chiquillerío” Prefieren siniestro total en el mobiliario patada a los otros clientes (las hordas jamás jugarán junto a sus padres) bandeja y camarera derribada con gran alegría y regocijo de abuelas y tíos No sé qué es lo que pasa con este asunto Se me escapa la jugada signo de los tiempos responsabilidad desplazada Ustedes dirán que soy cascarrabias que como no tengo vástagos no soporto la infancia. Se equivocan. En un último recuento al menos veinticinco descendientes de mi fuerte semilla. Orgullo del norte. Progenie de ojos verdes y orejas al viento. superen esa marca y luego me hablan. Conozco enanos que comen y callan y padres perfectos que en el respeto educan e incluso niños gastrófilos que en masterchef junior ganan. Pero si vamos a la esencia de comer concentrados los matures ya pedimos lo mismo que en los hoteles un carnet travelguau de niño educado O al menos cierta restauración kids-free. lo hicieron en hoteles y pese a las quejas se convitió en clásico. Y creo que quienes...

leer más

La Declaración de Lima, una carta abierta a los cocineros del mañana

Durante la última semana se ha reunido  en Lima (Perú) el Consejo Asesor Internacional del Basque Culinary Center el llamado ‘Grupo G9’.  En el marco de las Jornadas Mistura 2011 se ha  debatido  sobre diferentes  aspectos que van más allá del mundo de la cocina y restauración.  Algunos de l0s temas tratados han sido la influencia de la gastronomía en la sociedad y en la economía o  el futuro de la alimentación . El objetivo de este segundo encuentro del Consejo Asesor Internacional del Basque Culinary Center, ha sido establecer una profunda reflexión sobre el rol de cocina y cocinero en la alimentación, así como la responsabilidad social de los profesionales de la cocina. El resultado de este encuentro ha quedado  recogido en un documento denominado “Carta abierta a los cocineros del futuro: La Cocina y el Cocinero en el Futuro de la Alimentación”: En estos nuevos tiempos donde la sociedad está en constante evolución,  nuestra profesión debe responder de forma activa a nuevos retos. Desde la diversidad existente en nuestra profesión culinaria, con sus múltiples expresiones y formas de hacer, a los cocineros nos une nuestra pasión por la cocina y nuestra entrega a una labor que es una forma de vida. Entendemos la  cocina como un mundo de oportunidades, que nos permite expresarnos libremente y hacer realidad nuestras inquietudes y aspiraciones. Consideramos que la cocina es algo más que la respuesta humana a la necesidad de alimentarse, es más que la búsqueda de felicidad. La cocina constituye una poderosa herramienta de transformación y  puede cambiar la alimentación del mundo gracias al trabajo conjunto entre los cocineros, los  productores y los comensales. Nosotros soñamos en un  futuro  donde el cocinero y la cocinera  estén comprometidos, conscientes y responsables de su contribución a una sociedad más justa, solidaria y sostenible. Como miembros del Consejo Asesor Internacional del Basque Culinary Center, desde nuestra diversa experiencia,  seguimos soñando y reflexionando  sobre los retos futuros de nuestra profesión. Nuestra esperanza es que estas reflexiones sirvan como referencia e inspiración  a los jóvenes que seréis...

leer más

Bar Moby Dick (Ondarroa). Pistas para una visita

Si vas a Calatayud, pregunta por la Dolores. En Gernika visita la Casa de Juntas y asusta a las tortugas que viven en el estanque del Parque de Europa. En Getaria no olvides el ratón, ni tomar un txakoli escanciado cual sidra. Y en Ondarroa date el gustazo de terminar tu visita en el Moby Dick, junto a la playa. En la muy noble y leal villa vizcaína todo plan que se precie debe incluir un paseo por la orilla del río Artibai, admirando la arquitectura, cruzar el susodicho (ya convertido en ría) por el puente que diseñó Calatrava, maldiciendo al arquitecto valenciano por colocar semejante mamotreto en un lugar con encanto, otear el horizonte desde su coqueta playa y tomar un algo en el Moby Dick. Sin pretensiones. Es el lugar idóneo para reponer fuerzas a base de sencillas ensaladas, sus raciones de chorizo, pimientos y demás, macarrones para la chavalería y platos compuestos por pollo, lomo o salchichas acompañadas por más pimientos y patatas fritas. Lo mejor: la ubicación, con su terraza a pie de playa y las consecuentes vistas y brisa, la música ambiente (en mi visita sonaron Jayhawks, Colin James, Lady Daisey…), el salero de la camarera tatuada y las croquetas caseras. (Igor Cubillo) ver ubicación Playa Arrigorri s/n; 48700 Ondarroa (Bizkaia) 94 683 00...

leer más

Bar Ertza (Sopelana). El espíritu del gin tonic

(+1 rating, 1 votes) Cargando… ¿Dónde tomar una buena copa en los tiempos que corren? Lo de la noche del sábado en Bilbao imposible. Estoy harta de ciertos sitios en los que, después de dejar un dineral en la copa, te sirvan cualquier cosa y  de cualquier manera. Debe ser cosa de la edad, pero apetece más una copa bien servida y degustada con tranquilidad. Me habían hablado del Ertza y, aunque la copa es algo cara, hay que reconocer su mérito, puesto que se puede elegir entre 100 ginebras (la mayoría de importación), con su correspondiente tónica. Ante una carta tan amplia de gintonics, al final seguimos la recomendación de la camarera y pedimos diferentes copas, con su nombre respectivo, en buena medida condicionado por la ginebra utilizada. El primero de ellos, 6 o’clock, es, por decirlo de alguna manera, el más clásico, con un fuerte sabor a cítricos. Sus hielos eran de naranja o limón. El segundo, Hayman’s, se sirve con granadina más hielo de fresa. Al principio no conseguía sacarle el sabor pero, después de reposar un rato, me recordaba a una mezcla de frutos del bosque. El siguiente se llamaba Mombasa. Tenía el fruto de pisalis, fruta procedente de Sudamérica (se puede ver en la foto y comer en más de un restaurante, donde se sirve a modo de decorativa guarnición), más hielo de limón. Resumiendo, las otras dos copas tenían enebro y sus correspondientes hielos de sabores. Fue divertida la experiencia, y el ritual de cómo preparaba las copas y nos daba las oportunas explicaciones. Así que os lo recomiendo. Por poner alguna objeción, el local está situado en Sopelana, detrás del ayuntamiento, y quizás este tipo de cócteles apetecen más en un lugar al borde del mar. Tengo que resaltar la amabilidad de la camarera, que salió después a ver si nos habían gustado. Todo un detalle. (Amai) ver ubicación Bentatxu kalea, 1 ; Sopelana (Bizkaia) 94 676 26...

leer más

Taberna Unai (Portugalete). Quien mucho abarca, poco aprieta

La Taberna Unai está situada en una de las calles más céntricas de Portugalete, muy próxima a Carlos VII. Es una de las zonas de poteo de la villa, y en esta misma calle se pueden encontrar varios bares. Este no es muy grande, pero es bien conocido por las comidas que sirve. Los platos de la carta están relativamente elaborados y hasta ahí… todo bien. Digo “hasta ahí” porque si hay fiestas… dígase fiestas de La Guía…  la atención es pésima, la espera se hace interminable, la comida no llega a la hora… Ni a la hora, ni nunca. Es decir, reserva a mucha mas gente de la que su cocina puede alimentar. Y es que, el que mucho abarca… poco aprieta. Un cero, ni mas ni menos. (Inma) ver ubicación Gipuzkoa, 12; 48920 Portugalete (Bizkaia) 94 496 66...

leer más

Café Metropole (Pau). Cometieron dos errores

En 1873, en la ciudad de Oklahoma, Jed Cooper fue confundido con un asesino y ladrón de ganado. En este lugar fue donde el malvado oficial de la justicia, el Capitán Wilson, y una temible banda de vigilantes lincharon a Jed Cooper. Pero Wilson y su banda desaparecieron de la escena dejando pasar por alto un detalle muy importante: ¡Cooper todavía estaba vivo! En su búsqueda de justicia y venganza, Cooper asumió el trabajo de oficial de la justicia y averiguó el paradero de cada uno de los nueve hombres que le lincharon en el pasado. En 2011, en la ciudad de Pau, Cuchillo fue confundido con un estudiante con resaca (quizá por su aspecto juvenil). En este lugar fue donde el malvado encargado del Café Metropole tomó nota de su pedido: una pizza de jamón y queso, una “metroburguer”, una copa de Affligem y un cafe au lait. Pero el hostelero pasó por alto un detalle muy importante: a Cuchillo no le gustan nada las pequeñas pizzas industriales de masa gruesa, seca y calentadas al microondas, ni las ridículas hamburguesas que parecen una de esas cheeseburguers que despachan congeladas en los supermercados para ser calentadas al microondas, ni tampoco los cafés imbebibles. Por no hablar de las hojas de lechuga languideciente a modo de guarnición, que la tan socorrida mayonesa sabor mostaza no logra, por supuesto, resucitar. En su búsqueda de justicia poética, Cuchillo asumió el trabajo de redactor y escribió estas líneas para Lo Que Coma Don Manuel. Todo con un fin: desaconsejar la visita a este local cuando uno visite Pau y pasee hambriento por sus calles. (Igor Cubillo recomienda el tentempié en cualquier otro local de Pau) ver ubicación 5 Rue Mar Foch; 64000 Pau (Francia) +33 5 59 27 70...

leer más

Cuidado con esa sandía, soldado

Leemos en ideal.es que en china “explotan las sandías”. ¡Explotan! ¿Argucia talibán? No, exceso de forclorfunerol. Revientan, sí, eso es una desventaja, tienen más peligro que las que hemos visto a David de Jorge rellenar de vodka, pero a cambio ese fertilizante permite que ‘engorden’ bien rápido. Pero eso sólo es el principio, Zigor Aldama también habla en su artículo de carne fluorescente, procesos industriales cancerígenos, cangrejos que dejan estéril al comensal, leche con melamina… Glubs, cariño, creo que hoy iré a la cama sin...

leer más

¿Quieres saber qué cena la pareja de Steve Albini?

Nos enteramos a través de Harlem de que ellos se han enterado a través de Efe Eme de que Steve Albini, productor de Nirvana y Pixies, miembro de bandas como Big Black, Rapeman y Shellac, tiene un blog ¡¡gastronómico!! “Qué bien, así estaremos al tanto de lo que le prepara a su pareja, Heather Whinna, para cenar”, agregan. Tú también puedes estarlo. Sólo tienes que ojear Mariobatalivoice. PD: el nombrecito se las trae, sí; resulta que Steve le lleva la cena a la cama a Heather y se la presenta imitando la voz de Mario Batali, un Argiñano trasatlántico. PD (2): sí, les hemos copiado hasta la...

leer más

Bukoi Taberna (Bilbao). Más que jabugo cortado al estilo 1900

Hablando de Bertons, tres amigas entramos en el Bukoi de la calle Nueva el Viernes Santo. Cumpliendo el viacrucis, habíamos visitado ya las estaciones de Boulevard, Gatz e Irrintzi, con su pintxo y su zurito correspondiente, como manda la tradición. La idea era darnos por comidas con unos huevos estrellados, unas anchoas y unos txipis. Todo muy rico y muy de Viernes Santo. El camarero, encantador por cierto, nos preguntó si queríamos algo más en el preciso momento en que el aroma de una txuleta voló sobre nuestra mesa. Rompimos el precepto y nos rendimos a los pecados de la carne. ¡Qué sabia elección! No creo que se hubiera críado con vino, pero estaba realmente rica. Además, el mismo camarero encantador nos recomendó un tinto del Bierzo, Pittacum 2006, de uva mencía, que nos dejó un grato recuerdo mientras sumábamos un punto negativo más en nuestro cristianómetro. (rompió el cristianómetro Ana Romera) web del restaurante ver ubicación c/ Nueva, s/n; 48005 Bilbao (Bizkaia) 94 479 00...

leer más

Panko Mido (Bilbao). Sorpresa panarra

Somos fanes de los buenos panes y, por fin, se encuentra un pan bueno y de verdad en Bilbao. ¡Ya era hora! pero Panko es más que pan. Es un lugar claro, luminoso y en el puro centro donde desde hace una semana se puede comer de otra manera. Sandwiches, platos slow como esa genial sopa de ajo, con caldo y huevo de la granja. Y con una parrillada de verdura perfecta. Y el bacalao en ración generosa y precio ajustado. Me da la impresión de que va a ser uno de los must de la Villa. Y por supuesto ¡el pan!  Una buena comida queda arruinada por un mal pan y, como en el caso del Panko,un excelente pan sube los enteros de las comandas en muchos puntos. Panes picantes, panes de centeno, grandes panes en lo físico y en el sabor. De masa madre. ¡viva la (masa) madre que lo fabricó! Los precios razonables, platos en torno a los diez euros y vinos pocos pero bien elegidos. Y también, por si se me olvida comentarlo,  uno de los mejores panes de Bilbao 🙂 Panko 2011 S.l. C/ Marqués del Puerto, 4, 48009 Bilbao (Bizkaia) 94 424 23 93 (allí se hizo panarra...

leer más

Pipirigaña (Isla Cristina, Huelva). Quién pudiera estar allí, ahora mismito

Qué lugar tan bonito, en un plaza de la marinera Isla Cristina, para sentarse en su terraza y ver pasear al paisanaje y contemplar cómo pasean a la Virgen justito enfrente. Muy buenas las croquetas y los chocos. Perfecta la ración de atún de la casa, un guiso marinero repleto de sabor a verdura pochada. Barato y elegante. Además nos invitaron al vino, todo un lujo. Para volver. Por cierto, leo que pipirigaña es el nombre de una canción infantil: Pipirigaña, mata la araña con un cuchillito bien afiladito. ¿Quién lo peló? La pícara vieja que está en el rincón. (añora la luz onubense Josepo Zoiloren Restrepo) Diego pascual 12; Isla Cristina...

leer más

Casa Sabina (La Arboleda). Alubias Mineras.

(+9 rating, 2 votes) Cargando… La Casa Sabina de mis recuerdos infantiles era un local destartalado con grandes mesas de madera e infinitas cazuelas llenas de la alubia vizcaina que poco tienen que ver con la (mas famososa) guipuzkoana de Tolosa. Ahora Casa Sabina es un restaurante de abolengo al que nadie que intente comer su famosa alubiada tiene que evitar una reserva con tiempo previsor. Su credo es la alubia cocida a fuego lento, con sacramentos de calidad y poco más. A su famosa vera se han instalado otros muchos restaurantes que comparten filosofía pero el original, para lo bueno y lo malo seguriá siendo casa Sabina. La visita merece la pena aunque la alubiada subirá a 20 euros por cabeza a nada que la acompañemos de vino bueno y algún postre de la casa. El poblado minero que rodea a la casa de comidas es esencia del movimiento obrero vizcaíno y, como tal, emocionante. Uno creería que de las humildes casas va a salir, en cualquier momento, el doctor Areilza que describiera Blasco Ibañez en su novela más política “El intruso” (generó abundante gas metano Jes Van Hole) Mamerto Allende 9; La Arboleda (Bizkaia) +34 94 660 40...

leer más