Bienvenidos a Ajuria Taberna (Getxo)

Abr 24, 13 Bienvenidos a Ajuria Taberna (Getxo)

Publicado por en Bienvenidos, Bizkaia, Euskadi

Cuando uno pasea por Algorta, no extraña encontrarse en la pared de Ajuria Taberna un mural, firmado por Bengoetxea (el 2 de julio de 2003), que reproduce una escena portuaria. No choca, porque una de las rutas para llevan al bar transita entre las casas blancas del muy marinero Puerto Viejo para, una vez arriba, torcer a la izquierda en la calle Andrés Cortina, segunda perpendicular. Eso sí, quizá porque acudimos un lunes, pero uno entra dentro y da la impresión de que el Kadagua (así se llama el barco del mural) no descarga en Ajuria, pues en su barra no hay rastro de pescado, sólo fina tortilla de champiñón dispuesta sobre rodajas de pan, bocadillitos de chorizo vela o “de bocadillo”, sandwiches mixtos, una pequeña tortilla de patata y gruesas cuñas de queso curado. Poco sugerente. Y muy rústico, como el medio utilizado para asegurar el botellón de 5 litros de Piérola sobre la barra: ¡¡cinta adhesiva!! Tras el tablón, un chorizo, un queso empezado y productos de pretéritas revoluciones industriales: una máquina registradora, una cafetera Bravo y un par de grandes molinillos. En las paredes, su escudo del Athletic, su lauburu, una trompeta o corneta (no las distingo, la música militar nunca supo levantar), su reloj de Guinness… Todo viejuno. Ciertamente enfrentado a cualquier corriente contemporánea de diseño. Ése es su encanto. No se me moleste nadie. (cuchillo) * Lo Que Coma Don Manuel destaca en la sección Bienvenidos aquellos ornatos, muñecos, carteles, dibujos y otras decoraciones singulares que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, tabernas, chigres, sidrerías, tascas y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar * Don...

leer más

Restaurante Miramón Arbelaitz (Donostia). Comida estelar, servicio estrellado

  Bilbao. 11 de enero de 2013. 23:23 horas. Estoy en San Mamés, contemplando la descomposición de mi Athletic. El árbitro pita el final del partido. Gana el Rayo Vallecano, 1-2. Mi equipo acaba de igualar su peor registro de goles encajados en la primera vuelta de la Liga. No me inmuto demasiado; me he distraído, me he pasado de largo la estación del escepticismo y me encuentro ya en la del desencanto futbolístico. Además, me consuelo, la camarera del Miramón Arbelaitz se habrá alegrado. No hace mucho acudimos mi hermana sister, mi cuñado, mi esposa y yo mismo al referido restaurante, a probar un menú tasado en 80 euros, incluida bodega, cerveza, agua y café. El que esto suscribe tenía ganas de probar la cocina de Hilario Arbelaitz, un cocinero que se confiesa “enamorado” de la ostra y que, por decisión personal, está más próximo a la tradición que a la vanguardia. Y, sí, esa misma mañana caí en la cuenta de mi error: Miramón Arbelaitz es el restaurante regentado por Joxe Mari Arbelaitz, Premio Euskadi de Gastronomía 2010 al Mejor Restaurador. Hermano de Hilario, se curtió en el Zuberoa (Oiartzun) y, la verdad, el hombre dejó muestra de su talento. La comida en sí comenzó con un par de aperitivos: sopa fría de melón y taco de txitxarro con emulsión de tomate. La una fina, bien delicada. El otro, acertada preparación que tardarían seis meses en idear, en sesudas sesiones y brainstormings con delantal y cucharón, y apenas duró diez segundos en el plato. A continuación se sirvió una crema fría de tomate a la menta, con sorbete de frambuesa y costrones, que pronto me empujó a escribir lo siguiente en mi bloc de notas: “buenísima”, referida a la impresión general; gamba, señalando uno de sus ingredientes. La cosa se puso ya bien sería con el huevo escalfado a baja temperatura, guisantes y consomé de ajo fresco. Rico el huevo, sí, pero brutal la crema de guisante. Hubiera comido un barril entero con...

leer más

Bienvenidos al restaurante Ein Prosit (Bilbao)

Este simpaticón, que nos recuerda a un defensa tirolés del Athletic Club de Bilbao, saluda a cuantos acuden a degustar comida germánica al Ein Prosit Bilbao, el restaurante de la familia Thate. Colocamos la foto esta semana, sabedores de que se juega la final de la Copa del Rey de fútbol. En este caso, de imparciales tenemos poco. Línea a línea, preferimos los pimientos de Gernika a la fruta brasileira, la cuajada a los crepes, la porrusalda al saka saka de Mali, el txuleton al asado argentino… * Lo Que Coma Don Manuel coloca en la sección Bienvenidos aquellos muñecos, carteles y dibujos que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, tabernas, chigres, sidrerías y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar. Esperamos sus aportaciones, queridos lectores * Igor Cubillo Periodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo A Mano (GEYC), DSS2016, Den Dena Magazine, euskadinet, ApuestasFree, eldiario.es, BI-FM y alguna otra trinchera. Además, durante dos años colaboró con un programa de Radio Euskadi. Como los Gallo Corneja, Igor es de una familia con fundamento que no perdonaría la cena aunque sonaran las trompetas del juicio final, si es que no han sonado ya. Sostiene que la...

leer más

Gaurko Catering. Kebab, kebab, kebab (yo leo a Kierkegaard)

Donostia enamora. De hecho, tengo grandes recuerdos asociados con el extrarradio de Bilbao. Allí he visto dos veces a Dios (sí, a Bob Dylan), en una abarrotada playa y en un despoblado velódromo. Soy de la partida de futboleros que llenó por primera vez el estadio de Anoeta, para contemplar un Athletic – Sevilla. Aún recuerdo el bikini con barras y estrellas que lucían las coristas de James Brown en La Trini. Y la sobredosis de kokotxas del Ibai. Y la verbenilla de BB King. Y lo estúpido que puede ser un cámarero de La Mejillonera. Y la vista de Santa Clara acodado en la barandilla de La Concha. Y las visitas a mi tío vegetariano de Amara. Y la silueta de Igeldo al despertar en una cama que no era la mía. Y a Kortabarria e Iribar portando la ikurriña en Atocha. Y mi primer sandwich de Kebab de Gaurko Catering. Todo un descubrimiento, oigan. Uno sabe de qué habla, pues es un currela y más de una vez se ha tenido que apañar, a la hora de comer, con un sandwich de máquina. A regañadientes, porque, no nos engañemos, la mayoría de la oferta del sector es monótona, aburrida, y su ingesta generadora de remordimientos. Aunque la gente, normalmente, no lo exterioriza, no protesta ni se lía a mamporros con la maquinaria; apechuga y se contenta con meter masa al estómago, para salir del paso. Siempre que le cueste poco dinero alcanzar la anhelada sensación de saciedad, parece que le da igual meterse entre pecho y espalda un sandwich manifiestamente seco, rácano en ingredientes o pringoso. No en vano, me temo que los más reclamados son los que van bien servidos de salsas, para dar una falsa sensación de jugosidad que termina embadurnando nuestro paladar y encharcando nuestro buche. Qué negativo, ¿no? ¿Creen que lo veo todo negro? Pues no, porque el menda recuperó la fe en las máquinas expendedoras el mismo día que probó por vez primera el referido kebab. ¿Qué...

leer más

Bienvenidos a bar La Catedral (Bilbao)

Hemos esperado hasta hoy, fecha de celebración de la gran final de la Europa League que disputarán el Athletic Club de Bilbao y el Atlético de Madrid, para publicar esta foto tomada por la simpar Ana Romera en La Catedral, bar ubicado junto al legendario San Mamés, en el mismo Bilbao (Alameda Urquijo, 102). Desde aquí invocamos al espíritu goleador de Rafael Moreno Aranzadi, Pichichi, que es quien aparece en la imagen. Pues eso, chaparrón de goles, por favor. Y recordad que a lo loco se vive mejor… * Lo Que Coma Don Manuel coloca en la sección Bienvenidos aquellos muñecos, carteles y dibujos que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, tabernas, chigres, sidrerías y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar. Esperamos sus aportaciones, queridos lectores * Igor Cubillo Periodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo A Mano (GEYC), DSS2016, Den Dena Magazine, euskadinet, ApuestasFree, eldiario.es, BI-FM y alguna otra trinchera. Además, durante dos años colaboró con un programa de Radio Euskadi. Como los Gallo Corneja, Igor es de una familia con fundamento que no perdonaría la cena aunque sonaran las trompetas del juicio final, si es que no han sonado ya. Sostiene que la gastronomía...

leer más

Mesón Chuchi (Fuenmayor). Apuesta segura en Fuenmayor

El otro día tocó ir a Teruel para trabajar un poco. Allí nos trataron de maravilla en el Hotel El Mudayyan, un hotel supercoqueto que por 60 euros la noche te ofrece un trato más que amistoso, un desayuno casero delicioso y amenas lecciones de Historia de Teruel narradas por la encantadora dueña, Mª José, que además te enseña los secretos del subsuelo del hotel (hace unos siglos fue la casa del cura y tiene unas galerías que unen la casa con la Iglesia -¡qué discreto el señor cura!-). En Teruel, cómo no, dimos buena cuenta del resultón jamón de Teruel para comer, cenar y desayunar. Tras un par de días intensos tocaba viaje de vuelta. El que conducía, al que denominaré Presi Senior, es un gran aficionado al Mesón Chuchi así que, ¿casualmente?, nos plantó en su puerta a las tres en punto, mientras nos contaba la anécdota de que en este restaurante se reunieron para hacer ganchillo Arzalluz, Corcuera y Vera hace ya unos cuantos años. Presi Senior ya me descubrió el Chuchi allá por 2000 y en los últimos años por allí he ido llevando a Cuchillo y señora, al Rmrls  y familia… y siempre he triunfado. Sin duda, la estrella del Chuchi son los asados. Esta ocasión comimos uno de cabrito y, por cierto, pedimos tres raciones, más que suficiente para los cuatro. Como siempre, estaba superior, pero en Chuchi todo es delicioso. Hasta la humilde ensalada de lechuga que acompaña al asado está súper sabrosa; el secreto: el vinagre de tinto de Rioja que elaboran ellos mismos. Para ir haciendo boca, primero habíamos comido unas setas a la plancha que venían acompañadas por verduritas en tempura, de las que la jefa no dejó ni miga. Presi Senior nos recomendó un sencillo salchichón a la brasa; acepté la recomendación con reservas, pero estaba realmente bueno. También cayeron unas estupendas alcachofas con su jamoncito crujiente y unos exquisitos buñuelos de bacalao con su cremita de pimiento del piquillo. Tras el cabrito,...

leer más

Cena y charleta. Sin perder las buenas costumbres

Un año más, y como inevitable que es, llegó mi cumpleaños. Sin en principio demasiado alborozo, el día resultó finalmente divertido, con buen tiempo y numerosas llamadas. Se ve que facebook hace milagros con la memoria de algunos. Pero no me voy a quejar, yo soy bastante cumplida hasta con aquellos que no quieren ser felicitados. Que se fastidien. Además de la celebración familiar, la comida con la big family y los pinchos en la oficina, se me ocurrió aminorar el impacto de un año más en mi ser, convocando una cena de amigas. Por tradición y comodidad, la organicé en el txoko de mis padres, así que se apuntó todo pichichi, ya que cocinaba la menda y lo haría al calorcito del asador, que estamos en invierno. La verdad es que me gustan estos saraos, siempre he sido un poco salsera; y no me importa liarme la manta en absoluto, aunque no niego que me pongo nerviosa cuando se acerca la hora pretendiendo que todo esté en su punto. De todas formas, prefiero que me dejen a mi bola y organizarme tranquilamente sin depender de ‘dispuestas’ ayudas que siempre acaban olvidándose del pan. Menos mal que existen esos bollitos congelados que se cuecen en un ti-ta y te sacan del apuro. Lo mejor es no preguntar. Parezco nueva. Que si la una está a régimen y mejor nada de fritos, que si la otra con el rollo del Karma y tal y cual se ha vuelto medio vegetariana, que si la hipocondríaca te habla del anisakis y qué pescado vas a poner (la misma que cuando estaba embarazada me hacía congelar la carne… no aprendo). Bueno, a las nueve en casa y puntuales. Y he dicho, puntuales. Nada más. Haré lo que me plazca, que para algo invito yo. Y vale, si alguien quiere ayudar, que se encargue de lo típico: pan, hielo y vino. El objetivo, además de comer, era pasar un rato agradable y despachar tranquilamente, que cada vez nos vemos...

leer más

Restaurante Baserri Maitea (Forua). Nos enamoró

(+15 rating, 3 votes)Cargando... Somos gente enamoradiza, qué le vamos a hacer. Yo, particularmente, me enamoro a diario, siempre de la misma (I’m a one woman man) y desde hace 24 años. Así que caí en la tentación planteada bajo el epígrafe “Menú San Valentín 2012” por el Baserri Maitea, reputado restaurante regentado por Juan Antonio Zaldua, antaño suplente de Iribar en la portería del Athletic y ahora maestro de la brasa. Seis platos, postre, vino, agua y café por 45 euros (IVA incluido), un ejemplo de excelente relación calidad/precio que hizo que también me enamorase un poco de ese querido caserío. Llegamos a Forua, subimos por el estrecho y empinado camino que conducía al restaurante, agradecimos no cruzarnos con ningún otro vehículo en el ultimo tramo y, tras sacar alguna foto desde el mismo parking, abrimos bien los ojos nada mas franquear su portón de madera. El comedor principal es precioso, cuenta con una gran chimenea para caldear el ambiente, altísimas paredes de piedra, viejas vigas de madera y decoración rústica a base de ristras de ajos, cebollas, pimientos choriceros,  mazorcas, lecheras… Un marco estupendo, y rural, para una comida igualmente estupenda, basada en el aroma y el sabor del buen genero como base de si reinterpretación de la tradición. Contemporáneo, sí, pero sin chorradas. Lo primero que llegó a la mesa fue el vino, una botella de Frontera, un tinto chileno a base de merlot que fue presentado por el atento sumiller como un caldo afrutado, en consonancia con la tradición del país americano, con gusto a cereza y un toque de cacao. Que fiera, ¿no? Bueno, eso de gusto a cereza y un toque de cacao era lo primero que se podía leer en la contraetiqueta… Más original que la presentación del vino resultó, por tanto, la primera propuesta sólida, un aperitivo consistente en tartaleta de carbón y marisco y croqueta de queso azul y setas. La primera desprendía aroma de brasa y escondía en su coraza negra un sabroso pedacito...

leer más

The Piper’s Irish Pub (Getxo). Deportes y papeos populares

El Piper’s, más conocido como El Irlandés, es un pub muy conocido en Algorta. Expende cervezas de barril, pinchos variopintos, bocatas y vinos del gusto local, y mantiene un aplicado seguimiento deportivo a través de la televisión. Se trata de un bar amplio, está decorado con profusión de maderas, lo delimitan algunas barandillas, las columnas molan y cuenta con un par de comedores recogidos, aunque suele acudir tanta gente a comer su menú del día (10,5 €, IVA incluido) y del fin de semana (16 €, IVA incluido), que las mesas se desparraman hasta las postrimerías de la barra. Hubo una temporada que comía a menudo ahí, incluso fui con amigos, pero creo que acabé aburriéndome. Aunque, contradictoriamente, al leer su menú escrito a mano y pegado en la calle a veces me entraban el hambre y las ganas de entrar. Y un día, un domingo, La Txurri se animó a ir y a pagar ella. Llamamos por teléfono, nos cantaron el menú y preventivamente reservamos mesa para dos, pues no es raro que el Piper’s se llene, siendo esta otra de las razones por las que no almorzábamos ahí hacía años. Recuperamos la costumbre el día que Nadal perdió la final de Open de Australia en un partido épico y luengo contra Djokovic, nos sentamos en una mesa expuesta preparada con servilletas y mantelitos de papel, Susana pidió que cerraran la puerta del local pues se creaba corriente (y además fumadores maleducados entraban pitillo en mano para ver a Nadal), y pronto nos sirvieron el agua y el vino; éste Entari, rioja de año, de las bodegas Ramírez de la Piscina, con olor a mora y fresas, sabor mineral, amplio en boca y con el paso del tiempo demasiado carbónico. De primero preterimos el salpicón de marisco (apetecía, ¿eh?, y más sabiendo que el clarete era navarro y el blanco me parece que de Rueda), yo casi pido pisto (pero cambié de opinión cuando supe que el vino era de cosecha, no de mesa),...

leer más

Abaroa Euskal Sena (Sondika). Animalada de alubiada

(+5 rating, 1 votes)Cargando... El Euskal Sena es uno de los restoranes populares de Bilbao, sito en la cima del monte Artxanda y perteneciente a la cadena Abaroa. Este enorme tinglado cuenta con un parking de 250 plazas y comedores para más de 600 comensales. Además, hay alguna barra para hacer tiempo, rincones para que jueguen los niños y hasta discoteca, pues tal enclave suele albergar bodas. Sus rectores se definen especializados en pescados y carnes a la brasa, pero el caso es que recibí un bono descuento de Colectivia y, cuando Pato me confirmó que pondría el coche, lo compré pensando que por el vino ya merecía la pena. Rezaba así la oferta: «¡Menú Alubias en el Restaurante Abaroa Euskal Sena por 19,3 €! ¡Una opción gastronómica tradicional con productos de primera calidad!». Se supone que el precio normal es de 32,1 €, se incluían entrantes y postre, y se regaba con agua y Viña Pomal Crianza Centenario. O sea que caímos en la tentación. Utilizamos los cupones un sábado nevoso. Ese día de febrero estaba casi lleno nuestro amplísimo y bullicioso comedor de la planta inferior, con decoración de caserío vasco (yuntas en las paredes, vigas de madera, alacenas…) y mesas ocupadas sobre todo por familias. A nuestra vera había una mesa redonda de unas nueve plazas que, oh casualidad, acogió a conocidos de Pato que también habían comprado los cupones de la alubiada. Y es que el empático Pato conoce a gente en todo el mundo. Al poco nos trajeron el agua, Aquabona, perfecta, y el Viña Pomal, de Haro, de 13,5º, con aromas a grosella y mora, paladar astringente y muy rico. Y no tardaron los entrantes, presentados en un plato pintado con brochazos de dulce y guisantes. Se trataba de un aperitivo con dos croquetas de chipirón per cápita (perfectas también, en su punto, redondas, esponjosas, negras y con trozos de chipirón) más un chupito de crema templada de cigalita (otra estupenda delicatesen con olor al marisco y quizá mezclada...

leer más

La tortilla del bar Izaro (Bilbao). Pecados veniales

A la hora de hamaiketako, el bar Izaro exhibe en su pequeña barra pulguitas de jamón y de tortillas varias, sandwiches con lechuga y más cosas, tacos de bonito encebollado, gildas y también croissants y bollos de mantequilla. Y presume de preparar al momento un excelente foie a la plancha con espárrago triguero y compota de manzana. Pero a esa hora lo más normal es pedir un pincho de tortilla de patata. Bien por recomendación (a mí me empujó Iñaki Gómez, estrella de la radio, ya se ha dicho) o por curiosidad, pues a nadie pueden pasar inadvertida la profusión de carteles que recuerdan que suya fue en 2003, 2005 y 2008 la mejor tortilla de Bizkaia. Y aquellos que rezan “Subcampeón estatal tortilla de patatas _ Alicante 12 nov2011”y “Campeón estatal tortilla de patatas _ Alicante 10 noviembre 2009″. ¿Será para tanto? Pues bien, cuchillo en persona se ha personado allí en un par de ocasiones para constatar, en primer lugar, que la programación de la música que ameniza el desayuno a los parroquianos sigue la misma lógica que la Lotería Nacional: la primera vez sonó de continuo Raphael, ahí es na’; la segunda fue una sesión non stop de Van Morrison. Mucho mejor, convendrá el lector. Especialitos como somos, nos quedamos con la música del segundo día y recuperamos, en bruto, las anotaciones del primero, referidas a la afamada tortilla… “De apenas un centímetro de grosor, pero bien sabrosa y delicada. De textura suave, agradable en boca, de tacto sutil y grácil reposar sobre la lengua. Atinado punto de sal y con la apariencia dorada que le aporta la cebolla pochada. Notable”. Peca de escasa pero, sopesando sus virtudes, lo consideraremos un pecado venial. Y ahora las dos preguntas del millón de dólares: 1. ¿Merece la pena cambiar las vacaciones para probarla? En absoluto. 2. ¿Es una buena opción en la zona de Indautxu? Sin duda.  (cuchillo)  web del bar  Ver ubicación Alameda Urquijo, 66; 48011 Bilbao (Bizkaia) 94 441 10 48...

leer más

Bienvenidos a bar-restaurante Ambigú (Bilbao)

(+10 rating, 2 votes)Cargando...  Lady My (Maiana Agorrody) firma esta singular intervención en la fachada del bar-restaurante Ambigú, de Bilbao. * Lo Que Coma Don Manuel coloca en la sección Bienvenidos aquellos muñecos, carteles y dibujos que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, chigres, sidrerías y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar. Esperamos sus aportaciones, queridos lectores * Igor Cubillo Periodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo A Mano (GEYC), DSS2016, Den Dena Magazine, euskadinet, ApuestasFree, eldiario.es, BI-FM y alguna otra trinchera. Además, durante dos años colaboró con un programa de Radio Euskadi. Como los Gallo Corneja, Igor es de una familia con fundamento que no perdonaría la cena aunque sonaran las trompetas del juicio final, si es que no han sonado ya. Sostiene que la gastronomía es el nuevo rock and roll y, si depende de él, seguiréis teniendo noticias de este hombre al que le gusta ver llover, vestirse con traje oscuro y contar historias de comida, amor y muerte que nadie puede entender. Eso sí, dadle un coche mirando al sol, una guitarra y una canción, una cerveza y rock and roll, y no le veréis el pelo más por aquí. Tiene...

leer más