Gin Show Bilbao. Entre la bruja de Blair, Seagram’s y los poetas del alcohol

Mar 31, 14 Gin Show Bilbao. Entre la bruja de Blair, Seagram’s y los poetas del alcohol

Publicado por en Bilbao, Bizkaia, Destacado, Euskadi, Miscelánea

(+25 rating, 5 votes)Cargando... Mi generación contaba los días que faltaban para que llegaran el 25 de julio, Santiago apóstol, el concurso de paellas de Aixerrota y la noche de fiesta previa en el bosquecillo, entre los acantilados de La Galea y el cementerio de Getxo. Vamos, el escenario donde los padres de Stephen King podrían haber concebido a su criatura. Allí había fiesta y desenfreno. Eso se decía. No obstante, desde que vi ‘El proyecto de la  bruja de Blair’ tengo respeto a los bosques. Uno entra a coger níscalos y sale de allí magullado y estigmatizado, cuando no desollado. Por eso cuando me propusieron visitar un bosque en pleno centro de Bilbao me lo pensé durante tres segundos, tiempo suficiente para ver pasar tu vida en filminas, en caso de que la cosa se ponga chunga. La conclusión fue la siguiente: qué coño, tampoco puede ser muy peligroso transitar junto a un bosque de 60 botánicos. Esos vasos y su aromático contenido eran parte de las atracciones del Gin Show organizado, el martes pasado, por Drinks Marketing Group en AlhóndigaBilbao; y, efectivamente, allí el único peligro era no ponerse un límite a la hora de catar las distintas marcas de ginebra presentes en el encuentro. Yo acudí con Dicky, y éste se encargó de pararme los pies y de invitarme a dos sandwiches del Eme cuando afrontamos la retirada. Antes, me entretuve en la ponencia de Patxi Troitiño, Campeón de España de Coctelería en 2009, y tuve oportunidad de probar algunos de los cócteles con más éxito en Stick Cocktails, el local que regenta en Errenteria. A saber: Donosti sunrise (licor de mora, ron y nata), orange chocolate cocktail (eso mismo), cóctel doble, mojito nitro, gintonic decantado (con chili, con chocolate…), ese juego de aromas, sabores e imágenes de laboratorio que es Dr. Jeckyll… Me entretuve y anoté la frase que abre su vídeo de presentación: “Los barmans somos artesanos del hielo y poetas del alcohol”. Luego paseé por el espacio expositivo,...

leer más

Bar El Ancla (Getxo). Docena y media de pinchos

Desde siempre he conocido el bar El Ancla, sito enfrente del desaparecido Gran Cinema de Las Arenas. No obstante, nunca había entrado en él. Me parecía demasiado estrecho, cutrín y lo evoco ahora con serrín en el suelo y azulejos en pared. Pero lo consideré de otra manera, con más respeto, cuando un día me dijo el amigo Topo: “¿Sueles ir a El Ancla? Ponen pinchos muy buenos”. Y un día, de casualidad, crucé su puerta con ella, tomamos un pincho rico, percibimos la nula empatía detrás de la barra y… al poco cerraron el bar por reforma, antes de darnos tiempo a ir por segunda vez. Cuando reabrió, por su diseño modernista parecía un local más de la cadena de bares de pinchos que ha brotado triunfal en Las Arenas, con el Aker de la zona de la calle del Club, el Sugaar de la Plaza de los Enanos y el Maddi de la calle Mayor. Pero se trata de una impresión errónea, pues lo mantienen los mismos dueños o encargados de antes. Y otro día ya de 2010, ya remozado el bareto, entramos La Txurri y el menda con intención de curiosear y de no regresar… y hala, se puede decir que ahora El Ancla es de nuestros bares favoritos de Las Arenas, junto al Irrintzi y el Aker de la zona de la calle del Club (exactamente ésa es la calle Arlamendi). Ha mejorado estéticamente El Ancla con el remozamiento. La estrechez inherente al local se ha disimulado gracias al ancho espacio de la entrada, se cuida la presencia estética y hay mucha luz. La cerveza es de la marca germana Veltins (la séptima más vendida en Alemania), numerosos tintos se exponen en una cámara con cristalera (Viña Alberdi, Glorioso, Díez Caballero, Marqués de Riscal, Sierra Cantabria, Medrano…), y entre las ginebras están las que me gustan: Tanqueray, Bombay, G’Vine, Mombasa, Hendricks’, Bulldog… y alguna que aún debo probar: Master’s. En las pantallas de televisión de ambos extremos suele estar encendido...

leer más