Churrascaría Brasa Y Leña (Vitoria). Invitación a la gula

“En Brasayleña elaboramos la mejor y más típica cocina gaucha de Brasil. Se encuentra en una churrascaría brasileña donde se preparan y maceran los mejores y más reconocidos cortes de carnes de la rica pampa, servidos al estilo rodizio”. Esto leemos en los tapetes de la franquicia Brasa Y Leña, una brazilian steakhouse que se promociona con tan pomposa prosa, aunque luego es otra cosa… ¿Por qué lo digo? En primer lugar, porque confío en que la tradición culinaria brasileña tenga mucho mas que ofrecer; luego está la situación de agobio que a uno le invade en sus asientos a medida que se dilata y estira la piel de lo que comúnmente venimos a llamar tripa, tripontxi. Porque uno se sienta en la mesa, con su tapete y su servilleta de papel, y pronto le entran ganas de comer todo lo que pueda, parece obligado a engullir cuanto le ofrecen y depositan al corte sobre el plato. Incluida la referida servilleta. Y el duro plato. Y la mesa. Y la silla que sostiene sus posaderas. ¡He pagado el Rodizio Gold y tengo que comer 20 tipos de carne! Ja, como leer ‘Guerra y paz’ en una hora. Pero lo peor de todo es que lo intenta, sin ser realmente consciente de lo estúpida que resulta la empresa. Aquí el menda, que fue mirado con ojos inyectados en ira por la encargada de un allyoucaneat parisino por su voracidad a la hora de engullir pizzas, lo intentó, y justo cubrió la mitad del expediente. Aunque, claro, otro gallo hubiera cantado si lo servido mereciese realmente la pena, el esfuerzo… Zuloko y quien suscribe se plantaron en el hueco que la franquicia tiene en el Centro Comercial Boulevard, hicieron saber que su opción era la Gold (12,50 euros -15,80 en fin de semana y festivo-; “pudiendo degustar hasta 20 tipos diferentes de cortes asados de res, pollo y cerdo, con acompañamientos típicos de un rodizio”), no la Silver (10 tipos) y raudos se las ingeniaron para...

leer más

Burger King. ¿Cómo me quito este olor de los dedos?

La semana pasada, después de completar la documentación de varios contratos, fui abandonado por quienes pensaba eran mis amigos y me dispuse a celebrarlo en solitario. A lo grande. Así, a las 16.00 horas me planté en el Burger King del Centro Comercial Boulevard, en Siberia-Gasteiz, y pedí el menú más caro. Sin miramientos. Una Steakhouse César (con salsa césar y dicen que queso Grana Padano), aros de cebolla nada esponjosos y cerveza de barril por 7,80 euros. “¿Va a tomar café?”. Estará de broma… 16.15. Sensación de pesadez. Dificultad para discernir sabores y texturas. Aprecio cierto apelmazamiento en lo ingerido. No he terminado aún y ya me temo que hubiera hecho mejor comiendo tres pinchos con una cerveza y un café en un bar de confianza. 16.30. Sensación de irrealidad. Eso que he comido no es lo que anuncia la foto sobre el mostrador. Cualquiera encuentra siete similitudes… 16.45. Mi saliva se ha espesado. Creciente sensación de sed. 17.00. Singular mezcla de dulzor y picor en el paladar. 17.15. ¿Eso era queso? 17.30. Joder, qué sed… 17.45. Sí, ya sé que sus anuncios no tienen valor contractual, pero ¿cómo pueden ser tan diferentes la apariencia de la hamburguesa que he comido y la de la imagen? 18.00. ¿Seguro que eso era queso? 18.15. ¿Cómo me quito este olor de los dedos? 18.30. Fijo que esto termina todo ello en un michelín. O en dos si son pequeños. (así se sintió cuchillo) web de Burger King Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional...

leer más

Tres cafés y un destino (una más de camareros)

Tengo que estar muy fastidiada para pasar un día sin café. Momentos de asueto y relax, de profundas o mundanas conversaciones, todo cabe; la cuestión es encontrar un lugar agradable que ofrezca buen producto y, no voy a pretender que sea a precio razonable, me conformo con que la atención sea correcta. Los ejemplos se nos presentan a diario, no hace falta ir demasiado lejos. Caso concreto, el que descubro comparando tres establecimientos próximos, dando la vuelta a la manzana… juntos pero no revueltos. En pleno Boulevard donostiarra, donde, por encontrar puntos comunes, todos pagan una renta astronómica, doy fe. Cada uno de ellos despacha una marca diferente de café, en general buena, aunque tengo mis preferencias. Cuentan con diferentes comodidades y personal en proporción al tamaño de la barra. Hasta aquí todo cuadra, la parte estructural. El quid de la cuestión está en “lo espiritual”. Empezamos por el más reciente, Kafe bat?, que me pilla de paso. El local es cómodo y me presta su suave café (La Casa del Café). Dispone de una agradable y recogida terracita que se pone de bote en bote en cuanto asoman dos rayos de sol. Su esquina acristalada y su cómoda barra exterior, bien protegida bajo los arcos de la Plaza de Gipuzkoa, permiten disfrutar de un pitillo sin esa sensación de verse desterrado al frío barril con cenicero. La atención es correcta, sin excesos, dependiendo de quien ostente el turno del momento. Pero echo de menos un mejor servicio en la terraza. Que el cortado lo vale, que te pimplan un euro y cuarenta céntimos por taza. ¿Café o petróleo? Empiezo a considerar si estoy haciendo el primo. En la oficina tenemos una preciosa Nespresso que por 0,35 € dispensa un coqueto y sabroso vasito. Y eso que las chicas de la ofi desearían tener a mister Ristretto junto a la máquina, pero todo no puede ser. A pesar del ahorro que supondría para mi bolsillo, me gusta salir a tomar el café, si es...

leer más

Hamburguesería Va Bene (Donostia). Las mejores hamburguesas de La Bella Easo

Dic 07, 11 Hamburguesería Va Bene (Donostia). Las mejores hamburguesas de La Bella Easo

Publicado por en Gipuzkoa

(+97 rating, 23 votes)Cargando... La línea que separa la comida rápida de la comida basura es delgada y quebradiza. Sin embargo, aun quedan locales que dignifican el nombre de la hamburguesa, que no meten entre panes amasijos de grasa y cartílagos, ni te llenan el estomago con patatas congeladas de corte industrial, ni se ganan a nuestros niños con regalos, nombres en ingles y ríos de ketchup. En Donostia el oasis se llama Va Bene. Esta expresión italiana profieren la mayoría de los lugareños cuando se les antoja un bocata de carne picada. Sus hamburguesas son las más conocidas, arrastran fama de ser las mejores de la ciudad y llevan años y años siendo despachadas en la calle Blas de Lezo, entre carteles de Harley Davidson, Chevrolet, Texaco, matrículas de coche… Una ambientación de reminiscencias yanquis y aroma a neumático que puedes observar desde sus taburetes rojos de madera, siempre que ganes la posición. Hay otro Va Bene en el Boulevard, e incluso uno en Ibiza, pero nuestro favorito es el referido, el original, abierto en 1983. ¿A qué obedece su fama? ¿Por qué la gente se disputa sus mesas, principalmente en fin de semana? Buena parte de culpa la tiene la carne que trabajan, siempre avalada por el sello de calidad “Euskal okela”. Al menos, eso reza una carta que ofrece 13 hamburguesas diferentes (entre 3,90 y 6,05 euros), un abanico de combinaciones que incluye lechuga, tomate, cebolla, queso, crema de roquefort, pimientos del piquillo, pepinillo, bacon, revuelto de champis, mayonesa, salsa americana y huevo, frito y revuelto. Al menda y a su cuñado les va la número 13, por aquello de que, junto al bacon, la cebolla frita, el queso y un huevo turgente,  lleva no uno sino dos filetes de carne rojiza y jugosa, muy bien ‘planchada’. Lo bueno, si doble, dos veces bueno. Carta de Va Bene Mi hermana es feliz con uno de sus sandwiches. Porque sí, la carta de Va Bene también incluye 12 tipos de sandwich (4,25...

leer más

Bukoi Taberna (Bilbao). Más que jabugo cortado al estilo 1900

Hablando de Bertons, tres amigas entramos en el Bukoi de la calle Nueva el Viernes Santo. Cumpliendo el viacrucis, habíamos visitado ya las estaciones de Boulevard, Gatz e Irrintzi, con su pintxo y su zurito correspondiente, como manda la tradición. La idea era darnos por comidas con unos huevos estrellados, unas anchoas y unos txipis. Todo muy rico y muy de Viernes Santo. El camarero, encantador por cierto, nos preguntó si queríamos algo más en el preciso momento en que el aroma de una txuleta voló sobre nuestra mesa. Rompimos el precepto y nos rendimos a los pecados de la carne. ¡Qué sabia elección! No creo que se hubiera críado con vino, pero estaba realmente rica. Además, el mismo camarero encantador nos recomendó un tinto del Bierzo, Pittacum 2006, de uva mencía, que nos dejó un grato recuerdo mientras sumábamos un punto negativo más en nuestro cristianómetro. (rompió el cristianómetro Ana Romera) web del restaurante ver ubicación c/ Nueva, s/n; 48005 Bilbao (Bizkaia) 94 479 00 93 dicky del hoyoPeriodista, especializado en nuevas tecnologías de la información, redes sociales, relaciones públicas, gabinetes de comunicación, Internet y vídeo. Licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco. Máster en Mecanización de la Información promovido por la Unión Europea. Curso estudios de Filología Inglesa. Formación en multimedia, diseño web y gestión de empresas. Idiomas español, inglés y euskera. Colaborador de blogs de temática variada. Pertenezco a la Junta Directiva de la Asociación de Periodistas Vascos y a la Asociación Internacional de Escritores de HTML. Experiencia Radio Euskadi: redactor de informativos y director del programa especializado en nuevas tecnologías “Frontera Azul”, galardonado con el premio MTV. Radio Nacional de España: director de “A primera hora”. Corresponsal de las revistas del grupo editorial Heres. Euskal Telebista: redactor del magazine cultural “Vasta con Uve”. Responsable del departamento de Publicidad de la televisión local Tele Donosti. Sección de Internet y Multimedia del Grupo Proyección. Desarrollo de proyectos: deusto.tv , sitio web de la Fundación Buesa y otros. Asesor de prensa...

leer más