Restaurante Chino Mandarin (Plentzia). Cantidad sí, calidad no

Acabo de pedir rollito de primavera, fideos de arroz tres delicias (en realidad cinco: pollo, vacuno, zanahoria, soja y una gamba), langostinos fritos y una cerveza en el (casi) infalible Restaurante Chino Lakua, en Vitoria. Luego pediré helado de limón, lo sé, soy un animal de costumbres. Y mientras escribo esto, después del primer sorbo, pienso que estoy a punto de comer bien por solo siete euros y recuerdo lo mal que comí recientemente en el Restaurante Chino Mandarín, en Plentzia. Además de encantador, como su ama, Iker es un chaval habilidoso, espabilado, adelantado, y le encanta comer con palillos, con chop-sticks. Por eso, y porque era ya tarde, terminamos allí, rollo we are a happy family. Era domingo y, aunque ese día no sirven menú, la carta es realmente barata y por 48 euros (los cuatro, sin postre, con una San Miguel de tercio y un botellón de agua mineral) no echamos en falta cantidad, pero sí calidad. El pan chino (1,30 euros) y los rollos de primavera (1,60) eran mediocres. El arroz tres delicias (4,25) de los niños no pasaba del aprobado. La tempura de verduras (7,95) resultó lamentable, con abundante zanahoria grosera y sólo un minúsculo pedacito de triguero, como el dedo de un bebé. El pato con setas y bambú (8,50) no levantó el pabellón y mis críos, enamorados de la carne sangrante, del entrecot, el solomillo y el txuleton, no quisieron comer los filetes de ternera con patatas (6,50) que les sirvieron. No les culpo, la carne, bien seca, carecía de cualquier atractivo. Saturno debía estar alineado ese día con Neptuno y Venus, y a su vez éste con Gamínedes y Ariel, porque coincidimos en el comedor con el ínclito Zuloko y su encantadora pareja, quienes resumen su experiencia a continuación: “La comida no fue una de las mejores que los simpáticos propietarios de restaurantes asiáticos nos han proporcionado en los últimos años. Abrió nuestra comanda una piña rellena de arroz con marisco, en una espectacular presentación que se veía chafada...

leer más

Restaurante Lakua (Vitoria). Hacer el día por 7 euros

Estos orientales son listos. Tienen los ojos rasgados porque de toda la vida han fruncido mucho el ceño para pensar, inventar las brain stormings y las think factories. Tienen visión comercial. ¿Cómo llamarías a un restaurante chino ubicado en el barrio de Lakua, junto a la sede del Gobierno Vasco, asimismo llamada coloquialmente Lakua? Pues Restaurante Chino Lakua. Natural. Los orientales tienen don de gentes. Es cierto que son en apariencia una comunidad hermética, pero caen bien, trabajan sin descanso y casi nunca falta una sonrisa dibujada en su rostro. Aquí nos las regalaba antes una joven risueña que atiendía las mesas junto a una señora seria y observadora, y un chaval despistado que se aturrulla y pide tiempo muerto si le pides postre y café al tiempo.  Buen chaval. Los orientales son cocineros más que apañados. Con algo de pasta, verduras, soja, trocitos de ternera, pollo, cerdo y gambas, y unas salsas viscosas que elaboran a base de fanta y veteasaberquemás, han inventado una cocina que ni es oriental, ni occidental, ni requiere una elaboración compleja… pero es diterente y engancha. Vaya si engancha. Nosotros volvemos siempre que podemos a darnos un festín en este recogido comedor con un menú de 7 euros (tres platos, bebida y postre) que no defrauda, ni por sabores ni por cantidades. A no perderse, los fideos de arroz. Ligeros y sabrosos. Empiezas con un rollito de primavera nada grasiento y cierras con cualquier tercero que no contenga los plásticos que ellos llaman chipirones, y haces el día. Lastima que el menú ‘especial’, de 9 euros, presente pocas alternativas. ¡¡¡¡Y que te planten palillos torcidos!!!! (no sabe comer con palillos torcidos Cuchillo) ver ubicación Coronela Ibaibarriaga, 8; Vitoria-Gasteiz Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es...

leer más