Gin Show Bilbao. Entre la bruja de Blair, Seagram’s y los poetas del alcohol

Mar 31, 14 Gin Show Bilbao. Entre la bruja de Blair, Seagram’s y los poetas del alcohol

Publicado por en Bilbao, Bizkaia, Destacado, Euskadi, Miscelánea

(+25 rating, 5 votes)Cargando... Mi generación contaba los días que faltaban para que llegaran el 25 de julio, Santiago apóstol, el concurso de paellas de Aixerrota y la noche de fiesta previa en el bosquecillo, entre los acantilados de La Galea y el cementerio de Getxo. Vamos, el escenario donde los padres de Stephen King podrían haber concebido a su criatura. Allí había fiesta y desenfreno. Eso se decía. No obstante, desde que vi ‘El proyecto de la  bruja de Blair’ tengo respeto a los bosques. Uno entra a coger níscalos y sale de allí magullado y estigmatizado, cuando no desollado. Por eso cuando me propusieron visitar un bosque en pleno centro de Bilbao me lo pensé durante tres segundos, tiempo suficiente para ver pasar tu vida en filminas, en caso de que la cosa se ponga chunga. La conclusión fue la siguiente: qué coño, tampoco puede ser muy peligroso transitar junto a un bosque de 60 botánicos. Esos vasos y su aromático contenido eran parte de las atracciones del Gin Show organizado, el martes pasado, por Drinks Marketing Group en AlhóndigaBilbao; y, efectivamente, allí el único peligro era no ponerse un límite a la hora de catar las distintas marcas de ginebra presentes en el encuentro. Yo acudí con Dicky, y éste se encargó de pararme los pies y de invitarme a dos sandwiches del Eme cuando afrontamos la retirada. Antes, me entretuve en la ponencia de Patxi Troitiño, Campeón de España de Coctelería en 2009, y tuve oportunidad de probar algunos de los cócteles con más éxito en Stick Cocktails, el local que regenta en Errenteria. A saber: Donosti sunrise (licor de mora, ron y nata), orange chocolate cocktail (eso mismo), cóctel doble, mojito nitro, gintonic decantado (con chili, con chocolate…), ese juego de aromas, sabores e imágenes de laboratorio que es Dr. Jeckyll… Me entretuve y anoté la frase que abre su vídeo de presentación: “Los barmans somos artesanos del hielo y poetas del alcohol”. Luego paseé por el espacio expositivo,...

leer más

El juego del momento: ruleta rusa en el Casablanca (Barakaldo)

– “¿Cuál es su nacionalidad? – Soy borracho” (Rick, Casablanca) Visitamos el sábado a la noche la nueva novedad en el panorama gastronómico bilbaíno: el restaurante japonés Miu. Comprobado que, hasta la fecha, LQCDM no había dirigido su afilada pluma hacia este local, la reseña parecía obligada. Una sugerente voz en el oído me hizo pronto cambiar de opinión: “¿Hace una ruleta rusa en el Casablanca?”. Empecemos por el principio. El Casablanca es un bar de copas ubicado en el centro de Barakaldo. Cartel luminoso en el exterior, interior ambientado en la famosa película y la más extensa carta de combinados a este lado del río Nervión. Más de un centenar de cócteles con base de brandy, cava, ginebra, ron, vodka o whisky, además de una variada selección de bebidas sin alcohol y batidos naturales. Ahí están todos: Bloody Mary, Tequila Sunrise, Mai-Thai, Manhattan, Daiquiri, Caipirinha, Martini Dry… junto a muchas otras combinaciones, menos conocidas, pero igual de tentadoras, a un precio medio de 5 euros. Además de disfrutar de un agradable trago, el cinéfilo puede dar rienda suelta a su curiosidad. Desde encontrar agravios como que una sabandija de la talla de Peter Lorre no sea una bebida de graduación superior a los 90º, a satisfacciones como que aquel héroe remilgado y empalagoso que era Victor Laszlo esté entre las no alcohólicas. Sí, Victor, te llevaste a Ilsa, pero hoy das nombre a un refresco de naranja, lima, limón y piña. Se requieren muchas visitas (o un notable aguante con el alcohol) para encontrar el cóctel que mejor se ajuste al perfil de uno (en mi caso, como no podía ser menos, un elegante Tom Collins: ginebra, limón, azúcar, soda y hielo). El visitante novato puede verse abrumado ante semejante oferta etílica. Una seca indicación en la carta (“Donde no aparece ni trago corto ni largo, quiere decir que es intermedio. Si no se especifica si la bebida es dulce o seca, significa que no predomina ni uno ni otro sabor”), augura que tampoco...

leer más