Restaurante La Mary (Bilbao). A la carta por 20 euros

La Mary, franquicia del grupo catalán Andilana (29 restaurantes, seis hoteles -Fork & Pillow- y cuatro tiendas gourmet -Fèlix Food Society-), ha aterrizado en la capital vizcaína de la mano de varios inversores, entre los que figuran socios de los restaurantes italianos La Tagliatella y Trastevere. El local es bien amplio, aseado y de acertado diseño, decorado con austero buen gusto por el interiorista Lázaro Rosa-Violán, con predominio del blanco de la madera lacada que combina con baldosas mediterráneas, vigas en rojo caldera y una mezcla de mesas de roble con sillas de teka y butacas de piel. Y el otro gran valor es que permite comer a la carta por 20 euros en pleno centro de Bilbao, junto a la rutilante Alhóndiga. Todo un logro. Ésa es la promesa de sus impulsores y los cuatro enviados de Don Manuel les dimos el gustazo de cumplirla compartiendo una botella de crianza y dos enormes postres. El local es acogedor pese a sus dimensiones, ya se ha dicho, y el objetivo del precio se cumple sin grandes cálculos al estar su carta bien provista de tapeo, pastas, ensaladas y productos tan poco nobles, pero tan satisfactorios, como el pollo. A La Mary no se va a comer txuletón, ni rodaballo, ni terso rape; tampoco a degustar sorprendentes ‘creaciones’; se acude a tomar austera comida mediterránea emplatada con coquetería. Todo en un bonito marco. Parece el restaurante pulcro y fashion pero informal que pondrían jóvenes y solteros, con muchos platos casi de batalla, y las pretensiones no deben elevarse más, pues probablemente no se verán satisfechas. En nuestro caso pusimos en el centro de la mesa cuatro entrantes: un cuenco de patatas bravas con chistorra (3,90 euros); ocho croquetitas de pollo (4,95); una ración de espárragos trigueros con cuenquito de salsa y patatas panadera que sabían a ¡¡pescado!! (4,90); y una ensalada mixta (5,95) con aceitunas bien aliñadas, un pequeño huevo cocido, tomate, atún y hojas variadas entre las que se colocaron dos tronchitos y una...

leer más