Asador Sagartoki (Vitoria). Pinchos, asados y premios

(+5 rating, 1 votes)Cargando... De mucha fama goza el Asador Sagartoki vitoriano, sito entre la catedral y la plaza de la Virgen Blanca. Ahora tiene una terraza en calle, la barra con sus pinchos de premio, una vinoteca acristalada y un amplísimo comedor que se llena los sábados, cuando antes se llenaba todos los días, según nos comentó el estirado maître, uno de los muchos camareros diligentes que nos atendieron el sábado que fuimos, que también llenó y donde vimos a muchos clientes escanciándose sidra de las kupelas cada vez más borracha. Comimos un menú degustación con un cupón de descuento de Colectivia, La Txurri se lo pasó de miedo y yo pensé que algunas raciones eran muy pequeñas, pues no creo que las croquetas que nos sirvieron sean de ese tamaño en la barra si las cobran a 2,25 euros. Estuvo bien la sentada sabatina de hora y media, pero es que todo el mundo habla tan bien del Sagartoki que yo siempre espero más. He comido a la carta y poteado ahí, pero siempre falta algo. Sobre ese sábado diré que el servicio fue excelente (o casi), el vino del bono muy bueno (Izadi crianza 2007, que me mola mucho; éste con cierto sabor a cacao), la comida bien pero en cuesta abajo y la relación calidad-precio se quedó en el embeleco. La Txurri se quejó de que los baños fueran comunes con los del bar, demasiado transitados y los de hombres nada cool. Degustamos lo del cupón y yo añadí media ración de queso al final y de abono. Prometía la publicidad del menú: «Descubre el sabor de platos reconocidos por jurados de lo más exigentes. Disfruta de un menú degustación en el Asador Sagartoki por 29€ /persona. Lee los platos que incluye este sabroso y exquisito menú y anímate a conocer el famoso Asador Sagartoki, en el centro de Vitoria-Gasteiz, dirigido por el reconocido chef Senén González. ¡Un menú premiado!». Y nos sirvieron lo que sigue: Entrantes (6 propuestas, algunas...

leer más

Restaurante Atea (Bilbao). La corrección de su ‘Menú de par en par’

Sep 23, 12 Restaurante Atea (Bilbao). La corrección de su ‘Menú de par en par’

Publicado por en Bilbao, Bizkaia, Euskadi

Es la falta de amor la que llena los bares. Y la crisis económica la que vacía los restaurantes de lujo. Quizá por eso son muchos los restaurantes de postín que de un tiempo a esta parte lanzan suculentas ofertas, idean versiones reducidas de sus menús y/o abren locales de vocación popular, low cost, con una carta más sencilla y al alcance de muchos más bolsillos. Éste es el caso de Atea, que brinda “la cocina de Daniel García para todos los públicos”. No del Dani García que comanda el prestigioso Calima y la cadena de bares de tapas Lamoraga, sino del Daniel García que luce una Estrella Michelin y dos Soles Repsol en la cocina del (también prestigioso) Zortziko y mantiene bajo su manto El Viejo Zortzi, “origen de lo que hoy es el Grupo Zortziko”. Aclarado el asunto de la identidad, procedo a comentar, a modo de publicidad gratuita, que aún queda una semana para degustar en Atea el llamado ‘Menú de par en par’. Una buena excusa para invitar a comer a un amigo, o mejor a una amiga y ser querido, a un restaurante que “lo lleva Daniel García, el del Zortziko, que tiene una Estrella Michelin. Ya sabes. Blah, blah, blah…”. En fin, el caso es que por sólo 49 euros (IVA incluido, exclusivamente a mediodía y sólo hasta el 30 de septiembre) disfrutáis dos personas de un menú sencillo y completo, tal y como se anuncia; sin excesos de imaginación ni inane exhibicionismo, pero sí ceñido a la hoy día tan añorada buena relación calidad/precio. La cosa empieza con una ensalada de tomate, correcta, saciante y a la que aportan vida e imagen bolas de queso de cabra envueltas en semillas de amapola. Luego se comparten diez anchoas y varias tiras de pimiento rojo; se dice que la anchoa es de Bermeo, pero no es ninguna maravilla. Acorde al precio, no obstante. Ya has tenido suficientes tiempo y pitanza para entablar una buena conversación y olvidar cualquier sensación...

leer más

Bistró Guggenheim Bilbao. El vino, un insulto al talento del chef

El Museo Guggenheim Bilbao está de moda, en el plano gastronómico, porque al restaurante que regenta Josean Alija bajo su piel de titanio (Nerua) le ha sido concedida la primera estrella Michelin. Enhorabuena, pues, a un cocinero que no logró seducirnos en los dos o tres cócteles donde hemos probado sus creaciones. Quizá por eso optamos por cenar el menú degustación del Bistró Guggenheim, que ubica sus mesas al fondo de la cafetería, asomadas a la ria. Allí nos dirigimos y encontramos, a modo de bienvenida, una gran sonrisa. De aperitivo, aceitunas corrientes. Para empezar a beber, una copa de cava con frutos rojos que había que empeñarse en la tarea para acabarla. La terrina de txangurro estaba rica, cierto es. Igual que el arroz cremoso de chipirón con queso Idiazabal. Y a mitad de cordero asado y deshuesado (preparación rica y original) ya nos dimos cuenta de que es un menú contundente, saciante. De postre, una torrija caramelizada en la sartén que pecaba de sequedad y a la que hacía flaco favor el helado de café. Todo ello por 32 euros + IVA, un precio más que asequible, vive Dios, si no fuera porque el vino del menú, de ese convenido por casi 6.000 de las antiguas pesetas (era una moneda, por si alguno no la conoció, que lo cierto es que el tiempo corre que es una barbaridad), era un desastre. Un insulto al cliente. E incluso al talento del chef. Sabedores de ello, supongo, lo primero que ofrece la casa es la opción “maridaje” que, pagando 9,50 euros (+ IVA) más (cada uno), da opción a acompañar cada plato con una copa de cuatro vinos diferentes: txakoli Itsasmendi, Baigorri crianza, Aura verdejo y uno dulce que no recuerdo. A casi tres euros el chupito, oiga.  ¿Qué les cuesta cobrar dos euros más, si es preciso, y servir un vino decente en vez del Palaciego de año? Uno de esos crianzas que despachan a 6 euros en el súper sería más que suficiente. La primera preocupación del hostelero debería ser que el vino que sirve ‘de serie’ maridase...

leer más

El Real de Siota (Castañares de Rioja). Futuro hostelero

Sep 08, 11 El Real de Siota (Castañares de Rioja). Futuro hostelero

Publicado por en La Rioja

Vanessa y Enrique regentan en Castañares de Rioja El Real de Siota, un hotelito rural en una antigua casa-palacio del S.XVIII.

leer más