Restaurante Euskal Sena (Sondika). El menú infantil

(+6 rating, 2 votes)Cargando... Este va a ser el primer post realizado íntegramente por el tantas veces mencionado en mis otros comentarios, el pequeño de la casa. Coincidiendo con esta época estival donde se produce un aluvión de celebraciones, desde fiestas populares a parrilladas con los amigos y, cómo no, las comuniones. El pasado domingo nos tocó asistir a una de estas celebraciones, que debía ser de la hija de un primo de un sobrino de alguien del bloque de viviendas contiguo que se ve a través de la ventana del baño. Ritual antes de salir de casa de un niño de siete años y medio: esta ropa no me gusta, yo quiero zapatos con los que pueda jugar al balón. ¿Cómo que pantalón corto? Cuando me tire al suelo me voy a hacer daño. Y esta incomoda sudadera para qué es, si yo voy a sudar a chorros, aita. Al final, y tras una ardua negociación, que siempre gana él por  cierto, se consiguió que fuese medianamente decente. Tras el trámite de la ceremonia en una pequeña iglesia de Bilbao, nos dirigimos al Restaurante Euskal Sena, cuyas alubias ya han sido comentadas en este blog. Pero no hablaremos de alubias esta vez, sino de comida de niños, del menú infantil. Quiero advertir que el infante es de todo menos tímido, y dice las cosas a las claras, aunque a veces deje en mal lugar a los padres, y esta vez no podía ser menos. Se acercó una amable camarera que nos preguntó a los padres, ¿el menú infantil del niño, con lomo o con filete de ternera? Antes de poder articular palabra, él mismo contestó: “Yo quiero comer lo mismo que los demás, nada de menú de niños pequeños”.  La camarera, como pudo, le explicó que a ella le habían dicho que menú infantil para todos los niños y punto. Como no hubo posibilidad de negociación, y ya un poco enfurruñado, la dijo tráeme lomo que seguro que el filete de ternera me...

leer más

Abaroa Euskal Sena (Sondika). Animalada de alubiada

(+5 rating, 1 votes)Cargando... El Euskal Sena es uno de los restoranes populares de Bilbao, sito en la cima del monte Artxanda y perteneciente a la cadena Abaroa. Este enorme tinglado cuenta con un parking de 250 plazas y comedores para más de 600 comensales. Además, hay alguna barra para hacer tiempo, rincones para que jueguen los niños y hasta discoteca, pues tal enclave suele albergar bodas. Sus rectores se definen especializados en pescados y carnes a la brasa, pero el caso es que recibí un bono descuento de Colectivia y, cuando Pato me confirmó que pondría el coche, lo compré pensando que por el vino ya merecía la pena. Rezaba así la oferta: «¡Menú Alubias en el Restaurante Abaroa Euskal Sena por 19,3 €! ¡Una opción gastronómica tradicional con productos de primera calidad!». Se supone que el precio normal es de 32,1 €, se incluían entrantes y postre, y se regaba con agua y Viña Pomal Crianza Centenario. O sea que caímos en la tentación. Utilizamos los cupones un sábado nevoso. Ese día de febrero estaba casi lleno nuestro amplísimo y bullicioso comedor de la planta inferior, con decoración de caserío vasco (yuntas en las paredes, vigas de madera, alacenas…) y mesas ocupadas sobre todo por familias. A nuestra vera había una mesa redonda de unas nueve plazas que, oh casualidad, acogió a conocidos de Pato que también habían comprado los cupones de la alubiada. Y es que el empático Pato conoce a gente en todo el mundo. Al poco nos trajeron el agua, Aquabona, perfecta, y el Viña Pomal, de Haro, de 13,5º, con aromas a grosella y mora, paladar astringente y muy rico. Y no tardaron los entrantes, presentados en un plato pintado con brochazos de dulce y guisantes. Se trataba de un aperitivo con dos croquetas de chipirón per cápita (perfectas también, en su punto, redondas, esponjosas, negras y con trozos de chipirón) más un chupito de crema templada de cigalita (otra estupenda delicatesen con olor al marisco y quizá mezclada...

leer más