Suka. Tecnalia agarra la sartén por el mango

No nos atrevemos a recomendarlo, puesto que desconocemos cómo resultará finalmente el experimento (para qué negarlo), pero sí anunciamos aquí que Tecnalia encabeza con su know-how un consorcio para lanzar al mercado kits de platos de “alta cocina” no elaborados y empaquetados con todos los ingredientes precisos e instrucciones para su preparación. Para quedar como un campeón ante las visitas. Ríase de las croquetas congeladas de Martín Berasategui, oiga. El proyecto se llama Suka, en él anda también enfrascado el Basque Culinary Center (además de Ameztoi, TAK y Arista), ya ha resultado ganador del concurso The Ten Million Project y sus impulsores prometen que “los platos irán firmados por grandes cocineros para acercar la alta cocina a los hogares”. Permanezcan atentos a Internet y a la sección delicatessen de tiendas y supermercados. Especialmente los más torpes con los fogones, claro. Y quienes contribuyeran a que durante 2010 el volumen de mercado del consumo doméstico de platos preparados superara en España los 2.215 millones de euros. Cuanto comodón… (cuchillo) Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo A Mano (GEYC), DSS2016, Den Dena Magazine, euskadinet, ApuestasFree, eldiario.es, BI-FM y alguna otra trinchera. Además, durante dos años colaboró con un programa de Radio...

leer más

Ferran Adrià es el nuevo Elvis y la gastronomía es el nuevo rock and roll

Somos mitómanos en Lo Que Coma Don Manuel. Sabemos que no es ajustado a las normas del periodismo ponerse de parte de sujeto a reportajear antes de reportaje pero, en este caso, no lo podemos evitar. Ahí está, Ferran Adrià, master & commander de El Bulli. Una leyenda viva, una figura emblemática del pop del Siglo XXI, un icono, un loco o un genio, y está en exclusiva para nosotros y un grupo reducido de afortunadas gentes. Telefónica ha sabido ver las sinergias de unirse a un cocinero que trasciende la cocina y le lleva de gira para que conversos, fieles o ateos, se unan a la Fé de Ferran. El marco incomparable, un Guggeneheim en una noche de noviembre espectacular. Saludamos al cocinero que sentado en una silla parece pequeño, pero que se nos hace grande en cuanto sube al escenario. Adrià es fan de Adrià y lo cuenta muy bien. Es un maestro del storytelling y nos narra su historia y la del Bulli, y nos traslada en un recorrido por la gastronomía y la vida. Y empieza por su mañana. Adrià se levanta con el sonido de la alarma que le suena en su smartphone, consulta Internet “más que nada para saber si el mundo sigue ahí”, desayuna, va al trabajo, consulta su correo, trabaja, accede a Internet para ver alguna característica de un producto, come, ve las noticia en la red, manda correos y al final del día se da cuenta de que un día de un creador, de un cocinero, es básicamente comer y servir como nudo de la  información que llega por nuevas tecnologías y distribuir ese conocimiento. Así que es consciente de que todo lo creado en un pequeño restaurante, situado en lugar alejado y con propuestas arriesgadas no puede ser puesto en valor sin una comunicación efectiva. En eso está ahora este hombre que gesticula y mira con una intensidad que ralla en la vesania a su audiencia. Adrià ha pasado a la siguiente pantalla de su juego. Del...

leer más