Sidrería El Almacén (Llanes). Sidra bien escanciada y comida con fundamento

Hay dos Llanes, la tumultuosa de los días festivos y sus despedidas de solteros/as (grupos beodos con penes en las diademas; el horror, oh, el horror), los puentes de cuadrillas con camisetas del Athletic, el espanto del gentío apelmazado y borreguil de la Semana Santa, el mes de agosto y sus madrileños de vermú.

Luego hay otro Llanes, el melancólico de entresemana, de los meses del resto del año, de las calles vacías y de los bares con cuatro mesas. Somos egoístas y preferimos ese Llanes. Aunque los comerciantes y hosteleros renieguen de la temporalidad y se cisquen en las progenitoras de los hombres del tiempo que les espantan los clientes. Señores/as, Asturias non ye verde por casualidad y el que no esté dispuesto a mojarse un poquín que se vaya a Almería, que es un destino turístico honroso y que, por tener, tiene un desierto, el de Tabernas. Aprovecho para mandar un abrazo a David Tabernas, insigne periodista económico de El Diario Vasco y a todos los taberneros que nos han saciado la sed de justicia con sus diálogos y la otra sed con sus bebidas espirituosas.

Ya que hablamos de buenos taberneros nos iremos a El Almacén. Un local de comidas y bebidas con trabajadores de la barra fija, de esos que limpian, fijan y dan esplendor a su oficio. Son legendarios, el de la coleta y el otro, el largo y serio, no les tiembla el pulso a la hora de escanciar un buen culete de sidra y se dejan y alejan de esos engendros del demoniu, los escanciadores a pilas, que Pelayo confunda. Y, además, la sidra se sirve aquí a la temperatura correcta, sin dar ni una gota de razón a a aquellos que no la tienen, que son los que la piden helada de nevera. No, la sidra se toma enfriada lo justo, en barreños con agua corriente, y para eso están los artistas de la barra de El Almacén, para que nadie salga con una impresión equivocada de lo que es la sidra asturiana y cómo se debe tomar.

El sitio es un antiguo almacén que está fuera del meollo llanisco, pero eso le da más encanto; el pasear por las calles empedradas y fuera del lío, comer alguna de sus especialidades, que no son muchas, pero que siempre están perfectas de punto y sazón. Comidas sin tonterías que combinan tortos, picadillo, lomo, quesos y lo que haga falta para que el parroquiano se vaya con una sonrisa en los labios y el buche lleno.

Son especialistas en las setas y en temporada de setas, que no de conejos ni de patos, la carta se estira, pero siempre podrás encontrar un buen revuelto, con algunas variedades dignas de mención. O los pescados en gozoso rebozo y mi perdición, mi pecado, mi razón para volver, las patatas con alioli, que son dignas de ser elevadas en un altar o ser paseadas en procesión. Y puedes salir  muy bien comido o cenado del lugar por unos 15 euros. Lo que mejora todo mucho más.

Sidrería El Almacen, lo dicen los carteles por si no había quedado claro

Sidrería El Almacén, lo dicen los carteles por si no había quedado claro

Sabemos que le hemos sido infieles en mucha ocasión a El Almacén con lugares de más empaque por el Oriente Asturiano, pero siempre acabamos regresando y sabemos que nos lo perdonan, y con una sonrisa nos animan a tomar otro culete de sidra. ¡Venga!

(es infiel pero mira con quién, Dicky)

ver ubicación
Plaza de Cristo Rey s/n; Llanes, Asturias, España

985 40 30 07

1 Comentario

  1. Lorenzo /

    Eran fiestas en Llanes y anoche disfrutamos del Alamacén, gracias a esta entrada.
    Tuvimos suerte y había teatro en la calle al mismo tiempo… Patatas alioli, pequeñitas y riquísimas, croquetas de jamón, caseras y muy ricas, unos pinchitos de pixin y merluza y unos tortos rellenos ESPECTACULARES, sobretodo el de cabrales. El servicio perfecto y la tarta de queso muy rica. Con cafés y bebidas (las sidras a 2,40) Cenamos los tres por 41,5. Recomendable y como dice la entrada, tranquilo y alejado del bullicio. incluso en fiestas

Trackbacks/Pingbacks

  1. LLanes, diez restaurantes y diez experiencias imprescindibles en el Oriente de Asturias | LO QUE COMA DON MANUEL - […] y ser visto. También son grandes experiencias, cada una en su estilo el   Siete Puertas o el Almacén. En el Siete…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *