Alcachofa al minuto con romesco de cacahuete, por Mikel Población (Recetas para una cuarentena #2)

Mar 19, 20 Alcachofa al minuto con romesco de cacahuete, por Mikel Población (Recetas para una cuarentena #2)

Mikel Población prefiere escalar picos a salir en la foto, subir al techo de África a responder una entrevista, pisar nieve a la moqueta de un plató de televisión. Quizá por eso hay quien piensa que es solo un fiel escudero de Fernando Canales, nada más lejos de la realidad; realmente, Mikel es su socio en Atelier Etxanobe y en La Despensa del Etxanobe. De hecho, su pericia y su simpatía son quizá las principales razones para acudir a esos dos restaurantes donde gobierna una sola cocina y atiende con éxito dos propuestas, una abiertamente gastronómica y otra más popular y aferrada con mayor fuerza a nuestra tradición. No obstante, estos días de confinamiento mata el tiempo disfrutando de la familia e incluso ha armado un ‘programa’ donde cocina con su hija (‘Cocinando con Noa’); lo puedes ver en la cuenta de Instagram de Diva Casciani (@cascianidiva), su pareja, community manager y fotógrafa. En el episodio piloto ya empuñaron alcachofas, así que no es de extrañar que su regalo a esta sección sea esta alcachofa al minuto con romesco de cacahuete.

“Es para hacer en casa y sin usar nada más que un microondas”, asegura. Y añade: “Espero te guste y te invito a que la hagas tú en tu casa. ¡Está de muerte!”.

INGREDIENTES

  • 1 alcachofa por persona
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Hojas de albahaca

Para el romesco

  • 2 cucharadas soperas de mahonesa
  • 1 cucharada de café de mantequilla de cacahuete o pasta de cacahuete
  • Una pizca de sal
  • Unas gotitas de tabasco 
  • 2 cucharadas soperas de tomate fresco rallado

AL LÍO

Quitamos las hojas superficiales y cortamos el tallo a ras de la base de la alcachofa. Apoyamos el corazón resultante sobre una tabla y con una puntilla cortamos láminas de 1,5 cm de grosor; a continuación, para evitar que se oxiden, las ponemos rápidamente en un plato semihondo que seguro tenemos por casa. Echamos sal y un chorrito de aceite de oliva. Como truco genial ponemos una hojita de albahaca que le va a dar un toque aromático increíble.

Tapamos dando dos vueltas de film transparente al plato, metemos en microondas 2 minutos a máxima potencia y, ¡cha chan!, alcachofa cocinada.

No os asustéis porque el plato tome aspecto de globo a punto de explotar durante los dos minutos de microondas; pasado ese tiempo sacadlo del horno y dejad reposar en el exterior hasta que el ‘globo’ baje por completo.

Por otro lado hacemos la romesco de cacahuete recurrente en tiempos de cuarentena: mezclamos todo bien (mahonesa, cacahuete, sal, tabasco y tomate fresco rallado) y listo, ya tenemos el acompañamiento perfecto de nuestras alcachofas al micro. Fácil, rico y manchar cero. On egin, cuarentenarios.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.