La Chopera (Collera). Una ruta por los acantilados del Infierno de Ribadesella

Mar 19, 14 La Chopera (Collera). Una ruta por los acantilados del Infierno de Ribadesella

Publicado por en Asturias, Destacado

Hoy vamos a hablar del restaurante la Chopera, en Collera, Ribadesella, y para hacerlo nos daremos una vuelta primero por el Infierno. Por los acantilados del Infierno para ser más exactos.

leer más

Casa Poli (Puertas de Vidiago). Un clásico de la zona

Allá por el año 8.000 antes de que Cristo diera las tres voces, la sierra Plana de la Borbolla sería un sitio espectacular. Me imagino a sus primeros pobladores, esos indoeuropeos trashumantes, cazadores, recolectores, llegando a las cercanías de lo que hoy sería Vidiago y gritando, “nos gusta la zona, nos la quedamos”. Que suerte los tipos. De acuerdo que no tenían smartphones, y que los osos y los lobos se comían a los tontos de la tribu, pero que lujazo de sitio, nadie les hablaba de Belén Esteban, ni tampoco se partían la cara por una bandera o un partido de fútbol. Allí vivían ajenos a todo lo que vendría después. Utilizaron la sierra Plana como plataforma natural para empezar a plantar algún que otro cereal, las cabras ya domesticadas paciendo, disfrutaban de numerosos abrigos naturales en las rocas kársticas. Frutos del bosque para hacer confituras primitivas, abundante marisco para recolectar en las playas y los bajíos, y por encima de todo, la Sierra del Cuera, haciendo de pantalla natural y consiguiendo ese clima astur que ni es frío, ni es caliente y que hace que eso no sea verde por casualidad. Esos pobladores nos dejaron en la Peña Tú un grupo de pinturas y grabados que aparecen reflejados en la cara orientada a levante de la roca y se forma, de esa manera un abrigo natural, lo que ha posibilitado su conservación hasta nuestros días, preservándola de los rigores meteorológicos. Los antiguos ya sabían que eso era el paraíso y los modernos alejados de sus métodos de prueba/error ya sabemos lo que es bueno y vamos derechos a sitios como Casa Poli, una casona típica con varios comedores y un patio interior. Un clásico de la zona, un lugar que congrega multitudes y en el que es recomendable acudir a comer a horarios tempranos si no queremos que la espera sea muy larga, ya que tienen por costumbre no hacer reservas. En cualquier caso, si hay que esperar se espera, que para...

leer más