Barrantes. Un vino que no olvidaremos

La pasada semana dimos a parar con nuestros huesos en el Mesón do Pulpo de Santiago de Compotela, en Vista Alegre. Y el hermano de nuestro anfitrión nos hizo la peor recomendación de los últimos tiempos; nos miró con cara de enólogo, por los altavoces empezó a sonar Ennio Morricone, la puerta del local golpeó contra el marco sacudida por el viento y la lluvia y nuestro interlocutor pronunció algo parecido a estas palabras: “forasteros, aquí el pulpo hay que acompañarlo con una jarra de Barrantes y una botella de gaseosa”. No tragamos saliva porque no sabíamos la que se avecinaba, no imaginábamos el mal trago que íbamos a pasar, y respondimos con una mezcla de inocencia y desconocimiento: “adelante, pués”. Por la mesa desfilaron tablas de pulpo a feira, bandejas de chipirones con patatas, jamón asado y merluza a la gallega, y las tazas y manteles de papel perdieron su blancura al contacto con ese líquido que parece más fruto de la química que de la bondadosa naturaleza. El rastro del ¿vino? se quedó adherido a las tazas, y las salpicaduras del papel adquirieron de inmediato un tenebroso tinte azul negruzco, o negro azulado. Más que a beberlo, el brebaje invitaba a sumergir en él la punta de la estilográfica. Y en esta ocasión las apariencias no engañaban; acercamos nuestros labios y se manifestó desabrido, levemente agrio y de textura espesa. Con gas también resultó desprovisto del potencial evocador que le equiparase al chispeante tinto de verano o al refrescante claro con gas que regó nuestra juventud. Parafraseando al Coronel Walter E. Kurtz:: el horror. (pintó sus tripas de azul Cuchillo) Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y...

leer más