Restaurante Abaroa (Getxo). Menú especial irregular

a

Un sábado de octubre acudimos al Abaroa de Las Arenas a celebrar el cumpleaños de mi suegra. Ella paga una vez al año y salió de casa sin cartera, o sea, sin tarjeta ni liquidez ni nada. Ejem… Nos acomodaron cerca de la cristalera que da a la iglesia de Las Mercedes (durante la sobremesa hubo un funeral con gente muy mal vestida) y la anfitriona nos invitó a un menú especial, al denominado Menú Abaroa número 2, que sale a 27,20 más IVA. El vino habitual es navarro, Gran Irache Crianza, y estaba caliente pero, como mi suegro odia el navarro, él y su señora aceptaron mi recomendación y pidieron aparte un Campillo 2006 por 16,5 más IVA… ¡Cómo olía! Y servido a su temperatura, ¿eh?

En este menú los primeros se sirven en el medio de la mesa y se comparten. Hubo jamón ibérico de bellota: frío, con las marcas de recién sacado del sobre y en lonchas demasiado homogénas; «está seco y salado, no me va, sabe a cartón y no es ibérico», sentenció Rosi, mi suegra. Micuit de pato con coulis de manzana y frambuesa: frío también (a mí no me gustan las cosas frías) pero riquito, con las dos mermeladas quizá imponiéndose al micuit (o quizá me serví demasiada). Ensalada de milhojas de verduritas y bacalao ahumado: fría también, para no variar, pero rica a pesar de parecer un poco sosa. Y, presentados en los mismos platos: pimientos verdes, cremosos y sabrosos, más croquetas caseras de dos tipos; exquisitas, lácteas y calientes ambas, explosivas las de chipirón, verdes por fuera y negras por dentro… Acojonantes, con perdón.

De segundo había que elegir y nadie escogió chuleta a la piedra (que tiene un extra en el precio), ni pimientos rellenos de carne ni de bacalao, ni bacalao a la vizcaína. Alguien pilló bacalao al pil-pil, muy prieto el pescado y con la salsa sin ligar del todo con la pieza, pero tenía un pase. Mis suegros escogieron merluza a la plancha con su refrito, y estaba de cortar: patatas cocidas de acompañamiento, pieza prieta, jugosa, blanca y suculenta («lo que te pierdes», me dijo la suegra). La Txurri y varios más eligieron pollo de caserío al txakoli y, buah, quizá fue lo mejor por sabroso, jugoso y asombroso incluso. Y yo pedí entrecôte a la plancha con su guarnición, sobre todo para que no se me subiera el vino a la cabeza y me pusiera a hacer ojitos a la camarera; lo requerí al punto y llegó bastante hecho, un poco seco, rico pero sin explotar su potencialidad.

Los postres caseros elegidos fueron un flan caliente, un seductor milhojas de chocolate (este para mí porque el choco marida con el vino y hay que apurar el tinto), un helado correcto pero sin sabor al anunciado turrón y no recuerdo qué más platillos. Nadie quiso café y algunos de los siete comensales se mostraron descontentos. Vaya, no hay que pedir peras al olmo por menos de 30 euros en un local tan chulín. Vale, se puede criticar el vino caliente y que el jamón no era ibérico, pero yo seguiré frecuentando sus menús del día (con Irache de año siempre a su temperatura) y a ver si un día actualizo este post comentando un menú especial de fin de semana que ya tengo en mente: alubias, solomillo y panchineta, si hay ese día, por menos de 20 lereles.

(Oscar Cubillo)

Areetako Etorbidea, 2; Getxo (Bizkaia)
94 480 45 27

1 Comentario

  1. Cristina /

    Hola

    Me llamo Cristina soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

    Si estás de acuerdo. Házmelo saber a cristina.cister@hotmail.com

    Suerte con tu web! 🙂
    Cristina

Trackbacks/Pingbacks

  1. Restaurante Abaroa (Getxo). Menú diario en ambiento burguesito « LO QUE COMA DON MANUEL - [...] diario, menús especiales variados (se colgó un post de uno de ellos en LQCDM en octubre de 2010: Menu…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.