Old Shangai (Bilbao). Un chino de altura

Comer con amigos es siempre un acontecimiento agradable. En este caso, y a falta de amigos, invité de mi bolsillo a Amaia e Igor que son agradables seres humanos y que seguro que huelen bien en la intimidad. (Es broma, es broma; son, como diría Igor, proyectos de amigos).

Tienda cantonesa, decorado de 55 días en Pekín, elijan ustedes

Tienda cantonesa, decorado de 55 días en Pekín, elijan ustedes

Mi carácter se está agriando con los años y, dado que en este efervescente blog di recientemente una merecida reprimenda a un restaurante asiático de Bilbao (el Shibui, sin ir más lejos), opté por acudir a un restaurante del grupo de restauración que puse como ejemplo de alternativa.
El grupo Mao es una institución en la capital del Mundo. Su avispado promotor, cuyo nombre no tiene nada que ver con el del presidente Mao Zedong, se ha hecho un hueco en la competitiva hostelería vasca. Pedro Lee revolucionó el concepto de restaurante oriental en el País Vasco y se puede decir que, haciéndose a si mismo la competencia, ha llegado a lo más alto. Un self-made man con la explosiva mezcla del currelo chino y el fuste de Bilbao. Y todo a fuerza de ofrecer calidad, precio, diseño en sus locales y trabajo, toneladas de trabajo. Su grupo está compuesto por el Asia de Roma (curiosa mezcla de italiano y oriental), la Marisquería Mao, junto al Corte Inglés de la Villa, el primigenio Restaurante Mao, el Asia Chic y el objeto de este post: Old Shangai, en la calle del pincho y el pote céntrico, en Ledesma, un peatonalizado sitio en el que sabemos que come bocatas nuestra inspiración The Black City.

Buda de cristal, al fondo azul oscuro casi negro

Buda de cristal, al fondo azul oscuro casi negro

El día de marras, un día de nevadas, frío y grisura, escapamos raudos de la capital artificial del país singular y nos dimos un homenaje. Ya sentados en el Old Shangai, al que por su oscura decoración siempre encuentro una relación en mi calenturienta imaginación con los fumaderos de Opio clandestinos del Yang-Tse, pedimos cada uno un menú especial.
El menú vietnamita (20 euros) nos ofertó la ensalada Princesa Siam (muy correcta), empanadillas al vapor (un estilo de dim sum, tiernas y sabrosas), ternera green curry (anunciada como picante, pero que fue sólo especiada y un poco correosa) y un postre de ensaladas de frutas, para bajar.

Old Shangai, brocheta

Old Shangai, brocheta (foto: cuchillo)

Otro de los comensales optó por el menú tailandés (20 euros). En realidad, todos comimos de todo, en confusión creativa y glotonería oriental. En ese menú la elección consistió en brocheta de gambas (acertada), Sao Mai (la versión vietnamita de los dim sum) y el sobresaliente que llegó con la brocheta de solomillo. Una carne de excepción que, por la calidad y el precio, debiera avergonzar a los que cobran solomillos raquíticos a precio de oro (y no miro a nadie, shame on you Shibui).
El tercer menú especial y la otra petición fue el denominado Old Shangai (24 euros). Allí estaba presente el pato y el sashimi. La verdad es que con tanto revoltijo acabamos todos ahítos y satisfechos.

La comida se completó con un blanco fuera de carta que maridó perfectamente con los diferentes platos y que nos generó una agradable sensación de calor y compañerismo. Es lo que tiene el alcohol.

A la camarera, simpática, complaciente, asiática (nuestra debilidad) le dijimos que el café nos lo tomaríamos en otro sitio y para eso me las dí de bilbaino del centro y les llevé a mis casi amigos al Atseden, en la misma calle Ledesma, que arrastra fama de servir uno de los mejores cafés de Bilbao. Pero eso es otra historia.

 (invitó a casi todo -que para eso es de Bilbao centro- Dicky)

web del restaurante

ver ubicación

Ledesma, 10 bis; 48001 Bilbao (Bizkaia)

94 600 59 91

6 Comentarios

  1. Blanca, es un verdadero honor contar contigo entre nuestras lectoras. Nos alegra que LQCDM te entretenga y más aun que compartas algunas de nuestras opiniones.
    Es sólo comida, pero nos gusta.
    Un saludo.

  2. Yo no te pongo comentarios porque no los necesitas, ya tienes suficiente parroquia pero te sigo avidamente y casi siempre estoy de acuerdo contigo-

    • Don Manuel /

      Blanca, el valor de un blog está en sus lectores. Comenta que algo queda, esa es la parte más divertida de los posts. Abrazo

  3. Pero qué ilusión!!!! Esto de llegar a casa y encontrarte una mención en el blog de mis admirados y queridos Manueles 😉 muchísimas gracias!

    La verdad es que yo cuando voy también pedimos los menús esos y al final acabamos haciendo un mix-oriente que ni sabemos lo que comemos. Luego te vas de vacaciones a Tailandia (servidora) intentas ir de listilla con la comida local, y no hay color!!!

    Por cierto, si volvéis, muy recomendable el shashimi tanto de salmón como de ternera!

    Un beso enorme!

    • Don Manuel /

      Oído Cocina, The Black City, pedimos por votación popular un post en tu blog con el viaje a Tailandia y las anécdotas más sabrosas

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *