Por comentar: Restaurante Piquio (Santander), un menú con vistas

Huevos con bacon y patatas fritas, de restaurante Piquio (foto: O.C.E.)

Huevos con bacon y patatas fritas, de restaurante Piquio (foto: O.C.E.)

Un viernes a las 15:00 horas llegamos a Santander. Aparcamos por el Sardinero y, después un paseíto, a las 15.30 o así, entramos en este local indígena ubicado entre sendas franquicias de Pans & Company y Pizza Hut. Luego me enteré de que hay otro Restaurante Piquio de la misma empresa cántabra y con el mismo nombre en el centro de la capital. El Restaurante Piquio playero tiene dos anchas plantas y una terraza. Abajo está el bar con muchas mesas para que se acomode la gente y los menús los sirven arriba. En su carta hay también sandwiches y hamburguesas, arroces, raciones, sartenes y botellas de vino buenas. Nosotros subimos a la primera planta a comer sin gastar mucho ni fregar nada, ja, ja… Había gentecilla a esas horas tardías: parejas, cuadrillas de amigos…

No pensaba plasmar en este blog lo del menú de 9,95 euros que también sirven los fines de semana a mismo precio, pero lo cuento porque salí contento y disfruté de las vistas a la bahía y a la plaza. Lo peor fue el vino, potable sin más y servido en jarra. El pan era de barra y muy bueno. Almorzamos con mantel y servilletas de papel, acomodados en mesas con bancos aislados por el respaldo de madera en plan pub, en un comedor amplio con maderas, tonos grises y ventanales amplios. Y superamos nuestras expectativas, sobre todo La Txurri. De primero ese viernes descartamos las alubias pintas, Susana escogió

Trucha rellena con ensalada (f: O.C.E.)

Trucha rellena con ensalada (f: O.C.E.)

spaghetti con gambas a la parmesana, un gran platazo que le encantó, con mucha nata, potente sabor, huevo, jamón y gambas congeladas pero todo sápido; y yo judías con jamón, o sea vainas con jamón frito y durito y patatas cocidas espesas y verduras sanas sin maravillar. Pero me pegó el subidón con ellas y pensé que merecía la penar narrarlo aquí. De segundo descartamos el recomendado jamón de pavo guisado con patatas fritas caseras y compartimos trucha rellena con ensalada, una pieza pescatera pequeña rellena con bacón y queso, a la italiana imaginé, un combinado con poco pez y mucha ensalada que disfrutó ella; más huevos fritos con bacón y patatas fritas caseras, bien hechos, con puntilla, disfrutables. De postre tomé una crema catalana acristalada y aparente empero industrial, y ella un flan de huevo con bolas de nata que le encantaron. También había cuajada, natillas y crema de yogur. Y en vez del morapio se podía beber caña o refresco o agua, claro. ¿Qué más se puede pedir por menos de 10 euros en un entorno tan tranquilo, espacioso y con vistas? Pues eso.

(sabe valorar los menús del día Óscar Cubillo)

web del restaurante

ver ubicación

Plaza Las Brisas s/n; 39005 Santander (Cantabria)

942 278 719

1 Comentario

  1. Irene /

    He comido hoy el menú del día (9,95€) y me ha sorprendido gratamente. Yo he elegido una ensalada césar de primero y mi marido unas alubias. Los dos platos estaban muy sabrosos (y abundantes). De segundo plato hemos escogido los dos bacalao con tomate. El bacalao estaba perfecto, en su punto pero a la salsa le faltaba un poquito de sabor. Hay opción de postre o café, que para mí es importante porque nunca llego al postre (pero sí al café).
    Elegimos agua con el menú y un vino blanco aparte del menú (la carta de vinos es poco variada y con poca variedad de precios).

    El conjunto ha sido bueno.
    Volveremos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. LQCDM: Por comentar: Restaurante Piquio (Santander), un menú con vistas | bilbaoenvivo - [...] Por comentar: Restaurante Piquio (Santander), un menú con vistas [...]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *