Sevilla tiene (también) un sabor especial

Abr 08, 13 Sevilla tiene (también) un sabor especial

Pocas ciudades del mundo pueden presumir de una imagen de marca tan poderosa como la que disfruta Sevilla. Si acaso en Europa, París, Venecia, Roma y, por supuesto, Londres. Si ampliamos la mira y nos fijamos en el resto de los continentes el gran icono turístico sería Nueva York. Una ciudad que, con solo mencionar su nombre, ya se generan en el futuro visitante cientos de expectativas acompañadas por otras tantas referencias culturales.
Sevilla está profundamente integrada en el imaginario colectivo de la cultura global. Sevilla es sus tópicos pero es mucho más. Es luz y duende, es moderna y receptiva, un lugar para ir, volver y perderse una y mil veces.

El viajero cuando acude a Sevilla está rendido de antemano ante la imagen poderosa de una ciudad que ha sido retratada en relatos, teatro, operas y canciones. En obras de ficción surgidas de algunos de los artistas más singulares de los últimos siglos. Si una ciudad puede reclamar para si misma el título de la gran ciudad romántica esta es y será, con permiso de París, Sevilla.

Con ese bagaje muchos se preguntarán si es precisa la labor de promoción turística de la ciudad y de su provincia. Responderemos que, claro, sin duda. Vemos, cuando acudimos a ferias especializadas, o cuando buceamos en informes sobre el sector, que estamos ante un mercado turístico en franca atonía y, sobre todo, muy fragmentado. En el que los destinos deben reinventarse cada día y en el que ya no sirve el vivir de las rentas. En los lugares en los que las cosas se están haciendo bien resulta sufiente volver a contar lo que se hace y ofrece.

Catavino

Es por eso que agradecemos a los responsables de Turismo de Sevilla, representados por Lola Bravo y Amador Sánchez que eligieran a periodistas de Bilbao como infomediarios para trasladar sus novedades, rutas, progresos e incentivos. Y como esta es una revista digital sobre gastronomía les preguntamos, sobre lo que se cuece en esta materia.

Y es mucho. Así por ejemplo hablamos de ese patrimonio inmaterial que es el tapeo, que muchos consideran como seña de la cocina sevillana. No sólo consiste en una manera de entender la gastronomía, en buena compañía, de pie, en tabernas añejas. También ofrece la oportunidad de degustar varias especialidades de la tradición culinaria sevillana a buenos precios.

También se ofertan en catálogo rutas como la del arroz. Y es que Sevilla exporta el 66 por ciento del abastecimiento a Europa de arroz largo americano, siendo la provincia con mayor producción por hectárea de toda Europa. Por esta razón doce pueblos cercanos al Guadalquivir se transformaron en su aspecto y gastronomía e incorporaron en su recetario al grano. La ruta del arroz permite conocer cada uno de estos pueblos a través de sus recetas más características: arroz con gurumelos, arroz con cascotes, con camarones, con cangrejos e incluso con aceitunas.

Y la aceituna es identificativa de Sevilla. Junto a la cerveza, un fino o una manzanilla encontramos las aceitunas en una de sus múltiples presentaciones: aliñadas partidas, machacadas o rayadas, enteras, rellenas de anchoa o de pimiento. Sevilla permite descubrir variedades como las gordales, manzanillas, verdiales y presentarlas en bellas tonalidades verdes, negras, moradas, etc. Y de la aceituna, claro, el aceite.  La ruta del Aceite y la Aceituna de mesa traza un itinerario turístico y gastronómico por la provincia de Sevilla, que recorre cuarenta y tres municipios de la geografía hispalense.

En Sevilla, además, destacan tres importantes comarcas vinícolas: el Aljarafe, la Sierra Norte y la zona Guadalquivir-Doñana. El Aljarafe es una franja de tierra quecircunda la parte oeste de la capital, donde las variedades más características son la Zalema, la Garrido fino, la Palomina y la Pedro Ximénez. En la provincia de Sevilla se pueden encontrar diversas posibilidades de recorridos turísticos que incluyen visitas a diversas bodegas y destilerías, cursos de cata, degustaciones e incluso tratamientos de vinoterapia.

Y existen más rutas, como la del Ibérico, la de la Caza y las Setas, la del Mosto. De todas ellas se pueden encontrar más información en Turismo Provincia Sevilla o en twitter @Sevilla_Turismo

Un reportaje de Dicky del Hoyo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *