Casa del Mar (Llanes). Raciones, pescado y camaradería en el puerto

Sep 25, 13 Casa del Mar (Llanes). Raciones, pescado y camaradería en el puerto
NOSÍ (+62 rating, 13 votes)
Cargando…

Seguro que más de uno/una, cuando lea el titulo de este post no sabrá muy bien de qué local  de Llanes estamos hablando. ¿Casa del Mar? ¿#locualo? Otra cosa es que digamos, que aclaremos, que es el bar del famoso loro Paco. Un loro, al que hace mucho tiempo que no vemos (preguntaremos en próximas visitas por su salud o si se ha retirado al paraíso de los loros). Un ave  casta y desinhibida embajadora de la cocina marinera. La Casa del Mar de Llanes, en pleno puerto, en una ubicación privilegiada  a barlovento junto a la nueva Marina llanisca, es un  lugar de comidas popular, de los de mesas corridas, mantel de papel, y de poca etiqueta. Con carta corta pero  con producto fresco, que les es vendido por los pescadores artesanales que recalan y con cocina contundente, rápida, sin complicaciones, con especial querencia por los productos del mar, como no puede ser de otra manera. Aunque es un lugar que visitan numerosos turistas atraídos por la pátina de lo auténtico, siempre nos ha ofrecido  especial confianza el comprobar que, en las épocas desestacionalizadas (que en Asturias duran  casi diez meses) es uno de los pocos sitios a los que van los locales. Y también sabemos porque nos lo han contado que otros que llegaron a la costa del Oriente Astur antes que nosotros, que es un local donde cuidan al percebe. No en vano una de sus ofertas estrella es el medio kilo del percebe más botella de sidra a un precio que (dependiendo de mercado) suele andar por los 18 euros.

 

Chipis plancha, con tripita

Chipis plancha, con tripita

Nosotros, aunque tenemos el morro fino, por un método de prueba/error hemos llegado a la conclusión que hay platos de la Casa del Mar que nos gustan más y otros menos. Así que vamos a lo seguro. Para empezar solemos pedir chipirones a la plancha (seis euros). Fresquísmos, recién pescados, casi te dicen hola. Los preparan sin demasiada ceremonia,  recién sacados de la mar y sin esa complicada labor de limpieza que, confesamos, hacemos en casa influidos sin duda por una progenitora que dejaba los chipirones más blancos que la patena. Los chipirones se dan una ligera singladura por la plancha, lo que les dota de un profundo sabor a mar. Pero sí, vienen con tripas, así que si el lector es tiquismiquis mejor hará pidiendo otra cosa o retirando con cuidado las entrañas del cefalópodo. Otra de las raciones a la que estamos abonados son los mejillones. Plato humilde, pero no hay que engañarse, tan sabroso como otros bivalvos de mayor abolengo. Aquí los ponen al vapor, con salsa marinera o tigres picantes. Esos son nuestra elección casi siempre. La salsa no es que sea para tirar cohetes, es pelín ramplona, recordando a tomates de bote para nuestro gusto, pero los mejillones siempre se salen. Se nota que llegan directos desde el salado mar cantábrico, frescos, carnosos, #pornfood.Y si además recordamos que el mejillón es un producto recomendados por dietistas y galenos, doble win. También los fritos de pescado (8 euros) suelen ser una de nuestras elecciones. De bacalao o merluza, sencillos y con un rebozados esponjoso. Nada que objetar a los mismos, sencillez y sabrosura marina, aunque si tenemos que elegir nos quedamos, por su sabor, con los de bacalao, más rotundos de sabor, con la carne más tersa. Y por último, las gambas, gambones, langostinos. Nos decantamos por los gambones (12,50) que suelen estar en un punto perfecto de plancha.

 

Ambiente marinero y popular

Ambiente marinero y popular

El lugar, por la cercanía se presta a la conversación, y uno que es de mucho socializar lo aprovecha siempre que puede. En nuestra última visita ayudamos a elegir a una simpática pareja de Brooklyn (NYC) que había llegado recomendada por otros neoyorquinos que habían cursado visita previa. El buen hombre, cuando le comenté la jugada sólo me pidió, me imploró más bien, que no le eligiera carne (que la hay en la carta) sino fish or seafood, please. La razón de su apetencia ictiófaga era que llevaban en la semana de visita a tierras astures  comiendo cantidades ingentes de carne y ya habían llegado a su límite carnívoro. Pobres..

 

Pragustus los vinus

Pragustus los vinus

Y así con un vino de lo más gracioso que trata de pasar por albariño, pero que no lo es sino que se le parece, y que está huérfano de denominación de origen y que se llama Pragustus, afrutado, ligero, sin pretensiones,  y que está francamente bien para su precio (seis euros) se puede componer un menú para dos de lo más marinero por menos de treinta euros. Que para los tiempos que corren está muy bien presentado y cobrado. Y servido con rapidez, profesionalidad y simpatía. La mar de bien, osea.

 

Casa del Mar

C/ El Muelle, 4. 33500 Llanes

651 386 683 // 985 401 215

 

Dicky del Hoyo

dicky del hoyo

Periodista, multitarea, en red desde bastante antes de Internet. Le ha dado a todos los palos de la comunicación: cultura, política, nuevas tecnologías, prensa, radio, televisión e Internet. Aunque es del mismo centro de Bilbao es un poco Zelig por los afectos y se mimetiza perfectamente, allá por donde va, con el paisaje y el paisanaje.

Cree que a este mundo hemos venido para disfrutar y en eso se empeña. La comunicación gastronómica es sólo una excusa para pasarlo bien y dárselas de connosieur.

@zuloko en twitter

dicky@delhoyo.com

8 Comentarios

  1. PABLO NIETO /

    He estado hoy en la Sidrería As de Guía, por el paseo fluvial, que es del mismo dueño que el Bar Casa del Mar de Llanes, que está cerca del puerto, y… en fin… si en la película Airbag, “el Centollo era la cuestión”, en estos establecimientos también. Una cáscara vacía, juro que he visto nécoras con más carne. Pero lo que me molesta no es eso, ni los doce euros del centollo (lo barato suele salir caro), lo que me ha molestado ha sido el trato infantil del camarero de turno. Primero he querido pagar una nota de 43 euros con tarjeta… resulta que no les va el internet, mientras un chico sale del local a ver si hay señal…. Al no poder cobrar con tarjeta, les digo que bueno, que… a pesar del centollo de caca…. si nos invitan a una sidra (PVP 2,50, precio real 1,50 euros) que pagaría en efectivo. El camarerillo en cuestión me dice que lleva muchos años en esto (sic) y que no invita a nada, que le deje el DNI (risas mías y de mi chica). Le contesto que el DNI ni a la Guardia Civil y que me quedaría a lavar platos pero que tengo en efectivo tres veces el precio de la cena. (jamás les saldrá una invitación de 1,50 tan tan cara) Por lo que accedo a pagar en efectivo, no sin antes recordarle que si él lleva muchos años en esto, yo llevo muchos años sin comer un centollo tan malo, tan de plástico (como el resto de la carta) que parece de juguete. En resumen…LLANES ¡genial!, Sidredrías As de Guía y Bar Casa del Mar…. baratos como su calidad… feos como su trato. No vayan NUNCA. Lo firmo: Pablo Nieto. Madrid.

    • dicky del hoyo /

      Lo dijimos en otra parte de la WEG. Llanes se transforma en los meses más concurridos y la atención al cliente nunca es la misma que cuando se atiende a unos pocos locales y visitantes. Sentimos tu mala experiencia pero seguiremos yendo y disfrutando de la Casa del Mar, en los meses sin barullo y con mejor producto que, para el marisco, como todo el mundo sabe son los meses con “erre”. Un saludo y gracias por compartir y desde este comentario y desde aquí aprovechamos y hacemos un llamamiento a los secuestradores del loro Paco para su inmediata liberación ¡Paco askatu! http://www.elcomercio.es/asturias/oriente/201608/28/guardia-civil-confia-unos-20160828011601-v.html

  2. Mercedes Gómez /

    Estuvimos cenando en la Casa del Mar, el 11 de julio, pedimos lo que recomendabais en el artículo, todo buenísimo, los chipirones impresionantes, los fritos de bacalao, los mejillones al vapor, todo muy rico, los percebes de la oferta muy sabrosos pero pequeñitos, el vino que los acompaña sorprendentemente bastante bueno. Barato, puedes cenar por 15 ó 20 euros máximo por persona. El servicio muy amable a pesar del barullo que se les forma en las horas punta, imprescindible reservar, el teléfono fijo que viene en el articulo ya no está operativo, solo tienen el móvil que os anoto 651 386 683. No dejéis de visitarlo, merece la pena.

    • Igor Cubillo /

      Muchísimas gracias, Mercedes, por compartir tu opinión con nosotros.
      Añadimos también a los datos de la Casa del Mar el teléfono que indicas.
      Un saludo.

  3. Juanma /

    El gran Paco…..Si vas por la otra parte del puente, te encontraras el as de Guia, tiene la misma cocina y mismos productos, pero mas moderno y tranquilo. Le falta tener un Paco, pero cualquier dia se lo dejan y todo completo. Me voy el viernes de vacaciones para alli a cansar de percebes, almejas y demas.

  4. Dicky del Hoyo /

    Si, es cierto. Hemos estado este fin de semana y ahí estaba Paco dando guerra. Menos mal! Es una Institución en Llanes.

  5. Pues por comentar… El loro Paco sigue vivo, y los percebes estupendos, como siempre!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *