Yo soy el negro de Ana Bottle. Relaxing Cup y otros grandes momentos gastro del 2013

Dic 19, 13 Yo soy el negro de Ana Bottle. Relaxing Cup y otros grandes momentos gastro del 2013

NOSÍ (+31 rating, 7 votes)
Cargando…No tengo el menor interés en ocultarlo. Yo soy el negro de Ana Bottle. No el negro zumbón, ni el negro que se la zumba. No. Soy su negro literario. Su Ghost Writer. El que le escribe los dicursos. En castellano y en inglés o en algo que se le parece. El que le asesora en decisiones estratégicas. Su spin doctor.

Se preguntarán: ¿a cuenta de qué les cuento esto en una WEG dedicada al Cibus? Tiene su explicación. Si por algo se le conoce ya a Ana es por su mi famosa expresión “having a relaxing cup of café con leche en la Plaza Mayor”. Les puede parecer un error, una metedura de pata. Niego la mayor. ES una genialidad, la mayor del 2013 y, como tal, el que lo ha escrito y la política que lo declamó frente al mundo entero somos dos pedazos de genios.

Relaxing Cup, siento que fuera un mal trago

Relaxing Cup, siento que fuera un mal trago

Analicemos la frase. Con esa mezcla castiza de spanglish y con esa esforzada pronunciación hemos conseguido muchas cosas.

La primera, la más importante, mi jefa Ana ha logrado confirmar esa falsa impresión que todo el mundo tiene de ella; es una cenutria. Y al decir todo el mundo no me refiero a un hecho coloquial o exagerado. Si usted pregunta a un campesino egipcio o a un taxista japonés sabrán, sin duda, quién es la Mayor de Madrid. Con eso, hemos despejado su camino hacia lo más alto. Convencidos sus adversarios de que es incapaz de llegar a nada, llegará a todo. Esa misma táctica la empleé con Espeonza Aguirre, y con Naniano Majoy, and frankly, miren a dónde han llegado.

Por otra parte, y por el asunto que nos preocupa en la WEG, su frase ha puesto al café de Madrid en el punto de mira de todo el turismo internacional. Traiga usted un turista a Madrid y no le ofrezca un relaxing café y verá cómo se pone. De mal café y le dará el té. Resultado, lo que perdimos en Olimpiadas y en EuroVegas lo ganamos en cafés vendidos. Las gallinas que entran por las que salen.

La verdad es que el café no fue la primera opción. En principio pensé en que dijera algo así como “dining a recio cocido madrileño en la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios“. Pero era un claim un poco pesado y repetitivo. Lo descarté. Me reafirmó en mi decisión el sabio consejo del director de esta WEG. No seas rococó, me dijo Igor Cubillo, lo que traducido al lenguaje suburbial quiere decir que pensaba que me estaba ablandando y haciendo un moñas, así que tiramos por la senda del café.

No me toques la porra (más de lo necesario)

No me toques la porra (más de lo necesario)

La tercera frase decía: “unting la porra en el dark chocolate in San Ginés”. Pero nos daba ardor y lo polisémico de la palabra “porra” echó para atrás a Ana, que dijo que para porras ya tiene suficientes con las que se reparten los uniformados en los alrededores de la Plaza de Sol. Y con la de su marido, Mister Marvelous.

Si creen que sólo en promocionar cafés he pasado el año, están muy equivocados. En 2013, en lo gastronómico, hemos creado el anuncio de loterías, con lo que el turrón duro ha perdido su protagonismo. Ese era su objetivo. Acabar con los excedentes de turrón blando. El desfile de dentaduras postizas de los cantantes lo ha consegudo.

Na, na, na, na, na na naaaa

Na, na, na, na, na na naaaa

Tampoco hemos sido ajenos a la elección del Papa Patxi. Los fabricantes de dulce de leche nos pidieron una acción determinante que desestabilizara el mercado y les proporcionara nuevos clientes. Misión complicada, misión cumplida.

Dulce de leche, checked. Birra, checked.

Dulce de leche, checked. Birra, checked.

La elefanta Cristina también ha gozado; con nuestros servicios. Fan del sushi como se refleja en sus correos electrónicos y en el resumen de su VISA corporativa, proyectó, contando con nuestra ayuda, un ambicioso plan para cambiar de ciudad y de forma de vida. Ella y su marido Hurtangarín se han instalado en la cálida Suiza donde van a abrir en breve una filial de la famosa cadena originaria de Bilbao, Sumo Sushi.

Iñaki, te veo amarillo, será por el Sushi

Iñaki, te veo amarillo; será por el Sushi

Y, por último y no menos importante, este año ha sido el de la despedida de Breaking Bad. Sus guionistas, desesperados, no sabían cómo cerrar la serie. Walter se había aficionado a cocinar y le daba mucho mono dejarlo. La solución, gracias a la empresa de cambio de personalidad contratada por Saul, fue un cambio total. Que tiemble Labeko Okindegia. Walter vuelve, de incógnito y mejorado, con su franquicia panarra Breaking Bread. Pronto en su ciudad. Bitches.

Breaking Bread, la nueva franquicia panarra

Breaking Bread, la nueva franquicia panarra

Dicky del Hoyo

dicky del hoyo

Periodista, multitarea, en red desde bastante antes de Internet. Le ha dado y le da a todos los palos de la comunicación: cultura, política, nuevas tecnologías, prensa, radio, televisión e Internet. Aunque es del mismo centro de Bilbao es un poco Zelig por los afectos y se mimetiza perfectamente, allá por donde va, con el paisaje y el paisanaje. Cree que a este mundo hemos venido para disfrutar y en eso se empeña, sólo o en compañía de otras. La comunicación gastronómica es sólo una excusa para pasarlo bien y dárselas de connosieur.

@zuloko en twitter

dicky@delhoyo.com

1 Comentario

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *