Despensa y mueble bar, al servicio de salud y belleza

Dic 30, 13 Despensa y mueble bar, al servicio de salud y belleza

No es que desconfíe, es que no me fío de la medicina occidental. Prefiero la despensa y el mueble bar. Por eso, cuando compro tomates de ensalada, siempre reservo alguno para plantar cara a callos y juanetes. Y utilizo cebollas para combatir la alopecia, guindillas para los sabañones, calabaza para las varices, perejil para la resaca y pepino contra las escoceduras. Aplico patata cocida para que los abscesos maduren. Coloco una papilla a base de zumo de limón sobre eccemas supurantes, a modo de antiséptico y cicatrizante. Preparo mascarillas hidratantes con yogur natural. Trato la piel grasa con hojas de col y aceite de oliva. Y tengo fe en que la salvia macerada en vino dulce sea efectiva a la hora de aliviar el exceso de sudor que suele acompañar a la menopausia. ¿El jerez? Para el acné. ¿El tinto? Para clarear las manchas oscuras de la piel.

Yo, que nunca vi a Txumari Alfaro, todo eso lo he aprendido con ‘Cosmética natural. Recetas para la salud y la belleza de tu piel’, un libro publicado por la editorial donostiarra Txertoa que recopila remedios caseros y casi 300 recetas para aliviar problemas como la sequedad de la piel, las arrugas, la celulitis, las quemaduras y las picaduras de insectos.

El herbólogo Gabriel Vázquez Molina, con la colaboración de Itziar Bombín y Oihana Santamaría, es el autor de un volumen que pretende mostrar una cosmética “cercana, sencilla, barata, con ingredientes naturales y fácil de elaborar”. Y ya está en las tiendas.

(Igor Cubillo)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.