Restaurant El ‘Pa i Trago’ (Barcelona). Más comida tradicional catalana, en la Ruta Carvalho

Siguiendo con la ruta gastronómica de Pepe Carvalho nos encontramos entre otros restaurantes el ‘Pa i Trago’, del que nos dice Don Manuel lo siguiente: Había quedado citado con Artimbau en el Pa i Trago, dispuesto a un desayuno sólido y solidario con alguien sin miedo a morir antes de los ochenta años, pero encontró al pintor tan delgado y contenido dentro de su vestuario que no necesitaron intercambiar una palabra para comprender que también se había pasado al bando de la represión gastronómica, al bando de los muertos vivientes, de los teólogos de la alimentación. El pintor pidió una miserable ración de queso fresco y un café sin azúcar, tratando de no fijar los ojos en la cap-i-pota amb samfaina que habían servido a Carvalho. El laberinto griego  Dicho esto, no podemos si no hablaros bien de este mesón de comida clásica catalana que, sin llegar al nivel del Quo Vadis, se encuentra a la par del Can Lluis, tanto en precio como en calidad. Es una taberna de ese mismo estilo de cocina tradicional catalana, con solera en la ciudad, y unos buenos profesionales que atienden muy bien al cliente. De esos sitios en los que te tratan con la familiaridad de quién va a comer todas las semanas, pero sin nunca incomodar. A parte de esto, también podemos comentar que es un lugar muy próximo a los restaurantes anteriores, en el área natural de influencia de Montalbán. El escritor nació y vivió muchos años en la calle Botella de El Raval, entre estos restaurantes y el mítico Casa Leopoldo. En cualquier caso, no hay más de diez minutos a pie entre ellos. Actualmente, en esta zona del barrio de Sant Antoni, y en la calle Parlament concretamente, tenemos otros locales de referencia: Café Federal (justo en la esquina de enfrente), Heladería Sirvent, Restaurante El Druida y otros como El bar Calders, la bodega Vinito (dos sitios con mucho encanto) o una marisquería gallega con nombre Mesón Morriña. Sobre El ‘Pa i...

leer más

Bodega Can Paixano (Barcelona). La Champañería

Existe una bodega en Barcelona, quizás la más concurrida de la ciudad, que se llama Can Paixano, aunque todo el mundo la conoce como La Champañería. Extraño asunto éste, puesto que solamente sirven vino y cava; eso sí, a precios populares (la copa de cava, 1,50 euros) y acompañados de bocadillos de todo tipo: lomo con queso y pimientos, butifarra con cebolla, hamburguesas, jamón… y un largo etcétera de raciones a menos de tres euros. En este lugar se suele reunir gente de toda condición. Yo, por ejemplo, lo descubrí en una cena con compañeros de universidad, pero también acuden grupos nutridos de turistas extranjeros, casi en peregrinación, en viajes organizados. Esto es un problema para los parroquianos ya que suelen invadir el local a cualquier hora del día y te quedas sin apenas espacio para moverte con comodidad. Es una bodega que abre desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche, y en buena parte del día podemos disfrutar del bullicio de un local a pleno rendimiento. Se oye gritar a los camareros “¡¡uno de lomo!!”, o “¡¡un sin pimientos!!”, lo que llama la atención de los foráneos y nos hace sentir como en casa a los locales. Lo habitual es compartir una botella de cava entre cuadrillas (blanco o rosado) y algunos bocatas. Can Paixano se encuentra en una tierra de nadie entre los barrios G­ótico, del Born y La Barceloneta. La gente que lo frecuenta lo hace expresamente, ya que no tenemos cerca otros locales del estilo, sino un único y afamado restaurante en la calle de atrás que se llama Set Portes, que puede ser el más antiguo de la ciudad; fundado en 1836, ahí es nada. Aparte de lo mencionado, hemos de destacar que la bodega tiene servicio de ultramarinos y vende conservas, algunos embutidos y, naturalmente, espirituosos que sirven incluso a domicilio. Tiene su propia marca en cavas y vinos por lo que ha de ser una parte importante de su negocio. (Jon Iturbe)...

leer más