Restaurante Boga (Getxo). Menús con encanto y nivel

Dic 26, 10 Restaurante Boga (Getxo). Menús con encanto y nivel

Publicado por en Bizkaia

Un fin de semana fui con los colegas al Restaurante Boga de Algorta, edificio de 1859 remozado, con bar en la planta baja, una terraza recogida al fondo, un comedor oscuro en la primera y otro claro en la segunda. Tenía ganas de ir y la buena onda no se vio decepcionada. Nos plantamos en el local un domingo del puente de la Constitución/Inmaculada y nos decantamos por el menú especial (32 euros, IVA incluido), con dos entrantes para compartir y una larga lista de segundos: cinco de pescado (bacalaos, merluzas…; además, fuera de lo previsto, también ofrecían sapito de ración) y tres de carne (entrecot, magret de pato…). Y de vino, crianza… de Ribera de Duero: Viña El Portalón 2005, de Burgos, 12 meses en barrica, con cuerpo de caldo castellano pero frutal y sin picar por el exceso de especias. Maridaba con las ensaladas, los hojaldres, el pescado… El local estaba lleno y mientras sonaba Vivaldi, en el comedor superior, el precioso y blanco, con piedra, madera en las vigas y claraboyas en el techo donde salpicaba muda la lluvia, sentados en mullidas sillas de cuero blanco y atendidos por diligentes camareros vestidos de negro, atacamos la ensalada de ventresca grasa y suave con pimientos de piquillo y otros verdes, anchoas grandes, tomate deshidratado airoso, cebolla pochada, oliva virgen y vinagre de Módena. Se trataba de una fuente extraordinariamente generosa en cantidad, equilibrada y presentada con canónigos en la cima. Carlos la sirvió con maestría profesional (cuchara y tenedor asidos con una mano) y repetimos varias veces, pues costaba consumirla por completo. Luego llegaron los pastelitos de hojaldre sobre crema de boletus: tres tartitas calientes que olían a hondos, con las verduritas disimuladas y el foie elegante, empastado. Muy rico, oigan, y eso que no soy de hojaldres. Los camareros eficientes le repusieron el pan al amigo Topo sin que este lo pidiera y le trajeron escalando la escalera sus cañas de Voll-Damm, muy bien servidas y con espuma. De segundo los...

leer más