Restaurante La Barraca (Bilbao). Los mejores arroces de la villa

NOSÍ (+10 rating, 2 votes)
Cargando…

Antes de nada, me gustaría aseverar una cosa: en La Barraca se comen los mejores arroces de Bilbao. ¿Alguien discrepa?

Ya había pisado la sucursal de Bertendona, pero tenía ganas de ir a la casa madre, sita en García Salazar. El local, en forma de U, o de herradura, es más amplio y acogedor; y del servicio sólo cuestionaremos las malas caras de un camarero que no acertaba a tomar la nota de postres y cafés. Un mal día lo tiene cualquiera, ¿no?

Empezam0s la comida compartiendo una ensalada que se anunciaba de ventresca con anchoas aunque, por recomendación del responsable de sala, terminó convertida en ensalada de ventresca con ventresca. Eso sí, sobre un fondo de pimiento rojo y una especie de cebolla caramelizada que servía de cama al verde y al bonito, y resultó un acertado entrante.

Luego llegó lo que la carta identifica como txangurro de cuchara, un revoltijo frío y untable en tostas donde creímos distinguir huevo y lechuga picados y ensamblados por una salsa que ni fu ni fa. Soso, aseguraban a mi izquierda. Quizá un poco fuerte, sostenían a mi derecha. ¿En qué quedamos? En que le faltaba personalidad, sabor, carácter, la enésima confirmación de que los experimentos es mejor hacerlos con gaseosa, y reservar el txangurro para comerlo él solo, o con mínimo aderezo.

Como dar con tus huesos en La Barraca y no comer arroz es pecado, y gordo, optamos por compartir una paella ciega, con su pescadito y su marisquito pelado en plan arroz del señorito, para no pringarse las manos. Estuvo bien, sin alardes, pero palideció ante el arroz ahumado condecorado con pato y muslitos de codorniz tan pequeños como sabrosos y tiernos. Tan bueno que ya no nos dio pena no probar el arroz con rabo de toro guisado que, sin duda, caerá próximamente.

De postre probé una tarta de queso casera muy rica, coronada con confitura de tomate, y devoré un milhojas bañado en chocolate caliente vertido desde una jarra. Rico, pero demasiado contundente si ya vas cargado de salado, como era mi caso. Mejor compartirlo, si no quieres pasar la tarde hinchado, como le sucedió al menda.

(le saltaron todos los botones de la ropa a Cuchillo)

ver ubicación

García Salazar, 12; Bilbao (Bizkaia)

944 102 021

escanear0002 (2)El autor: CUCHILLO

Es el pequeño de los Cubillo Brothers. Nació en 1991, en el mismo Bilbao, es más de salado que de dulce y acostumbra a disociar, con lo cual cambia de apariencia física con frecuencia. Como Robert de Niro antes de rodar Toro Salvaje, pero a lo tonto, por la cara. Él es más de toro tataki. Aprendió pronto que Dow Jones no es un cantante, le incomoda la fama de criticón, pues siempre ha sentido simpatía por el débil, y una máxima guía su proceder: «más vale que zozobre, que no que zofarte…». Católico practicante, que no celebrante, en su bautizo el párroco ofició vestido de Elvis, cantó himnos y salmos, y entonó el ‘Burning Love’. Vio la luz el día que se fotografió con Ferran Adrià y el de L’Hospitalet de Llobregat le puso una mano sobre el hombro al tiempo que decía: «Cuchillo, la gastronomía es el nuevo rock and roll». Amén.

0 Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. El Pastor del Gorbea (Berriz). Imaginación y buen gusto aplicados al vegetarianismo « LO QUE COMA DON MANUEL - [...] de la ortodoxia, y se retomó la fórmula humedecida. Como en el caso del restorán bilbaíno La Barraca, que prepara…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.