Bar-restaurante Ibai (Donostia). Eso se avisa, oiga

Mar 09, 12 Bar-restaurante Ibai (Donostia). Eso se avisa, oiga

NOSÍ (+38 rating, 9 votes)
Cargando…

¿Recuerdan el sketch de silla y mesa en el que Faemino interpreta a un paciente insomne que confiesa a su psiquiatra que hace las cosas a lo loco y que los viernes y sábados escucha balar a los corderos de su pueblo (Sepúlveda)? Pues bien, a mí me sucede algo parecido. Desde que comí en el Ibai, cuento almejas antes de dormir y sueño con cocochas y kokotxas.

Quise ir a ese pequeño restaurante pilotado por Alicio Garro desde que supe de su existencia. El suegro de mi hermana sister me dijo que era un restorán peculiar, de los que sacan a pasear a diario el derecho de admisión, semioculto, con apariencia de tasca pero con clientela exclusiva (Clemente cuando entrenaba a la Real Sociedad, etcétera) y género excelso a riñón el kilo, eso sí. Luego leí una reseña laudatoria de David de Jorge (“Si se pusieran capa, calzaran botín de cuero, pajarita y fumaran pipa como Sherlock Holmes, perseguirían a Mr. Alicio por las callejuelas hasta algún mercado, comprobando que hace requiebros y guiños ante los puestos para acceder a trasteros, callejones y almacenes prohibidos para el resto de mortales, rastreando la mejor materia prima como un auténtico poseso”) y aun me apeteció más. Por eso agradecí que una amiga me invitara a comer allí recientemente. Y por eso el chasco fue significativo.

Ibai, la casa de Alicio Garro

El día que acudimos encontramos la puerta del local bloqueada, para impedir el acceso a la zona de bar y poder centrarse en la atención de las 7-8  mesas del pequeño comedor. Miraron mi chupa de cuero, leyeron en mi pecho eso de “yo soy así”,  pusieron cara de extrañeza y nos indicaron dónde sentarnos. Siempre a su ritmo, primero Alicio nos cantó por dos veces qué podíamos comer. Para empezar, ostras, percebes, kokotxas (confitadas, en salsa o rebozadas), verduras, una preparación con trufa que despachaban a 45 euros (¡la media ración!), angulas en ensalada y almejas con arroz caldoso. De segundo, merluza, un lenguado enorme (“para cuatro”) y chuleta “de una vaca de aquí”.

Alicio Garro (foto: blog de David de Jorge)

Alicio Garro (foto: blog de David de Jorge)

Vimos que en la mesa anexa comían anchoas e intentamos hacernos con una ración, pero no hubo manera. Así, nos resignamos a compartir kokotxas y almejas (bendita resignación) y optamos por seguir con la merluza. Para beber, botella de Pago de Carraovejas, un sobrio Ribera del Duero que, según nos apuntaron, “está de moda”. No tienen una gran bodega, aviso. La oferta de tintos crianza se limitaba a dos riojas (el más barato, Muga) y a dos riberas despachados a 32 y 36 euros la botella.

Antes de tomarnos nota, de tentempié sirvieron cuatro trocitos (apenas unas gruesas rodajas) de chorizo cocido para calmar los jugos gástricos mientras esperábamos unas cocochas que en absoluto alcanzaron el nivel de excelencia anunciado por la camarera, quien nos había hecho salivar con su descripción de la cocción a baja temperatura. Advertimos que íbamos a compartir los dos entrantes, ya se ha dicho, y aunque al llegar vimos cómo acercaban al resto de mesas platitos con cuatro cocochas, a nosotros nos presentaron dos platos con siete piezas, cada una. Entonces me extrañó la cantidad y ahora quiero pensar que esas cuatro protuberancias carnosas extraídas la parte baja de la cabeza de la merluza no eran nuestros cuatro choricitos, que en el Ibai se otorga el mismo trato a todos los clientes, a los nuevos y a los habituales, vistan cuero, lana o alpaca, sean viejos o insultantemente jóvenes, feos o de inusitada belleza, euskaldunes o franceses. Quiero pensarlo, pero me cuesta. Perdí la inocencia cuando Mateu Lahoz no vio el gol de Vela en San Mamés. Aunque lo contrario sería, citando nuevamente a Mourinho, de restaurantes pequeñitos.

Arroz con almejas, en Ibai (foto: Cuchillo)

Arroz con almejas, en Ibai (foto: Cuchillo)

Luego llegaron las cuatro almejas con arroz; tiesas y de buen tamaño, también hay que tildarlas de corrientes. ¿Y qué decir del pescado? La merluza salió escoltada por kokotxas y almejas. Sí, han leído bien, ¡cocochas y almejas! Oiga, eso se avisa al tomar nota al cliente. Un sencillo “la merluza va con ¡kokotxas y almejas!, tal vez quieran cambiar algún entrante” hubiera bastado. Pediríamos percebes, disfrutaríamos en mayor medida del grueso lomo, no tendríamos la sensación de experimentar un dejà vu, o paramnesia, y ahora no soñaría con moluscos.

Llegó la hora del postre y, como quedaba vino, desconecté, no seguí el recitado y pedí una tablita de leche con bacterias donde la mejor fue la porción de queso azul. ¿El de cabra? Sin más. ¿El de oveja? Intrascendente, en porción mínima y desprovisto de carácter.

Tomamos café y nos marchamos. Subimos la escalera y mi anfitriona pagó en la barra 30.000 del ala (180 euros, aprox.), mientras a mí me reprendía el servicio con un “la chica no se ha comido toda la merluza”. Encima, casi salimos abroncados por unos señores que (me dio la impresión) comían unas anchoas (!) y apuraban una botella de Vega Sicilia.

Conclusión: lo desembolsado era merecedor de mucho (pero mucho) más y el error o descortesía de no advertirnos de que íbamos a comer lo mismo de primero y de segundo no diré que es imperdonable, pero sí lo considero inolvidable. A no ser que me despierte ahorita mismo…

(aún sueña con kokotxas y almejas Igor Cubillo)

ver ubicación

C/ Getaria, 15; 20005 Donostia-San Sebastián (Gipuzkoa)
943 42 87 64

Kokotxas en bar restaurante Ibai (foto: Cuchillo)

Kokotxas en bar restaurante Ibai (foto: Cuchillo)

Merluza con kokotxas y almejas, en Ibai (foto: Cuchillo)

Merluza con kokotxas y almejas, en Ibai (foto: Cuchillo)

Comedor del Ibai (foto: blog.daviddejorge.com)

Comedor del Ibai (foto: blog.daviddejorge.com)

Quesos, postre en bar restaurante Ibai (foto: Cuchillo)

Quesos, postre en bar restaurante Ibai (foto: Cuchillo)

Pago de Carraovejas, en Ibai (foto: Cuchillo)

Pago de Carraovejas, en Ibai (foto: Cuchillo)

Fachada del Ibai (foto: cuchillo)

Fachada del Ibai (foto: cuchillo)

Perfil Igor CubilloIGOR CUBILLO Periodista especializado en música, ocio y cultura. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). En el medio de la vía, en el medio de la vida, si hay suerte, tal vez. Ha pasado la mayor parte de su existencia en el suroeste de Londres, donde hace más de 20 años empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Harlem R&R ‘Zine, Ruta 66, El País, Bilbao Eskultural, Ritmo & Blues, Getxo A Mano (GEYC), Efe Eme, Den Dena Magazine, Kmon, euskadinet y alguna otra trinchera. Prefiere los caracoles a las ostras. Qué tío. Anda que… Ah, tiene perfil en Facebook y en Twitter (@igorcubillo), ahora le ha dado por hacer #FollowBack, pero no #FF. Se le resisten ciertas palabras y acciones con efe. Él sabrá por qué…

16 Comentarios

  1. marua /

    Hoy 25 de marzo de 2013 hemos comido en el restaurante IBAI de san sebastian que segun comentario que vi por internet antes de entrar “el mejor restaurante de san sebastian y pocos lo conocen” pintaba muy bien. entramos y pasamos al salin con 6 mesas con muy buena presencia que merecia por situacion del restaurante en la parte vieja y desde luego ya pensaba que barato no seria. viene el camarero muy amable y nos dice lo que hay para comer sin enseñarnos carta, nos deja para que lo pensemos y nos quedamos parados al no enseñarnos no carta ni precios. viene la camarera para anotar bebida y aprovechando que era otra diferente le pido la carta y nos dicen que no tiene. Somos cuatro adultos y un niño de 4 años y pedimos un leguado para los dos y para el niño, filete para uno, arroz y solo arroz blanco con almejas para una, cuatro cervezas y un agua 180 EUROS. nada mas el lenguado costaba 84euros y ademas de no tener los precios por escrito y el clavel cosa que estamis acostunbrados a comer en restaurantes de todo tipo y diferentes precios y jamas, jamas habia pagado 84 euros por un lenguado y si o si se de pagar en efectivo. un timo!!!!!! no os aconsejo ir. la noche anterior pagamos 95 euros por pareja y comimos muy buen pero hoy no, para nada.

    • Bueno, aunque mi experiencia allí fue inolvidable, no considero que el Ibai sea uno de los mejores restoranes de Donostia. Aunque sí se cuente entre los más caros del lugar. Que ya es decir…
      Si hubiera leído con antelación la reseña de LQCDM, la dolorosa no le hubiera pillado por sorpresa.
      Muchas gracias por su comentario.

  2. Habiendo tenido que renunciar al recientemente cerrado Urepel, en el restaurante Rekondo puede disfrutarse de una perfecta combinación de kokotxas rebozadas y al pil-pil (creo recordar que no confitadas…) aunque apuesto que la ración superará los 30 euros… No digo nada si se acompaña de buena bodega, que la hay.

    • Estimada Ana,
      agradezco sinceramente su inteligente aportación. Genial. Todo lo que sea aportar luz sobre la ruta de la kokotxa donostiarra, es bienvenido y agradecido por los humildes plumillas que damos vida a este blog. Apunto Rekondo, el nombre que sugiere, para próximas visitas.
      En cuanto al Ibai, yo le hablaría de que, más allá de chorizos, kokotxas, almejas, arroces, merluzas, quesos, vinos y cafés, lo mejor de la velada en casa de Alicio fue la conversación, alimento del alma; pero no viene a cuento y es largo, es muy largo de contar.
      Gracias por su comentario.
      Cordiales saludos.

  3. Hola,

    ¿Puedo saber cuánto hizo la ración de kokotxas costo?

    • Estimado lector, si pregunta por el precio de las kokotxas, lamento no poder resolver su duda. Como indico en el texto, me invitó una gran amiga y bastante poco elegante me pareció preguntarle el montante total, con el fin de incorporarlo al post… Así, no sé los precios ‘desagregados’, unitarios, pero supongo que las kokotxas eran muuuuuy caras. Un saludo. 

      • Ya veo. Lo siento por mi español pobre porque en realidad estoy usando el traductor de google!

        Tal vez pueda tratar de adivinar el precio, había:
        1 ración de kokotxas
        1 ración de almejas con arroz
        1 ración de merluza
        Un poco de queso
        vino
        – Si esto es correcto, eso significa que el plato de kokotxas al menos 30 euros!

        ¿Son realmente tan bueno kokotxas? ¿Recomendaría otro restaurante en San Sebastián, que sirven kokotxas igualmente buenos?

  4. Conozco el Ibai, conozco a Alisio, conozco su cocina y conozco a personas como tú, que no tienen el paladar en el mismo lugar que yo. Sobran comentarios.

    • Igor Cubillo /

      Estimado Juan, observará que hemos suprimido de su comentario los insultos y las alusiones a lugares tan poco atractivos como mi “culo”. La pretensión, con ello, es que usted parezca una persona más educada. No obstante, dado que conoce tan bien a Alicio, quien merece todo mi respeto (sea dicho de paso), y a su afamado restaurante, lo que no sé es cómo lograr que usted parezca tan objetivo como yo a la hora de juzgar el Ibai. Disculpe mi torpeza. Y reciba un cordial saludo.

  5. La mandi /

    Vaya clavazo, es del pelo de los cerca de 200 euros que nos clavaron por un poco de foie, ¡2! txipis a la plancha y una txuleta para 2 en el Gaztañaga, el restaurante del BEC.

  6. La explicación es clarísima. Te calaron a la primera, amigo: de Bilbao y del Athletic, y encima con chupa de cuero, ¡sin piedad con él!

  7. Madre mia lo que me he reido con tu crónica. Son lo stipicos sitios que se agarran a eso de que son “autenticos” y que su carta varia con el día, te cantan lo que quieren, y se centran en servir, sin mirar un poco en lo que necesita el cliente (visión de mk, sorry, me sale sin querer!)

    Ya sé donde NO ir…jajaja

    Un saludo!

    • Igor Cubillo /

      Así es, Blackie. Hay lugares de fama inmerecida. De la mala y también de la buena. Opino.

  8. ¡¡¡180 euros!!! malditos ladrones!!

  9. inma /

    Tu sueño me recuerda a un capítulo de bob esponja… pero peor de lo peor.. no me extraña…

  10. Perro labrador /

    ja, ja, ja os dicen que no quedan anchoas y luego se las comen ellos delante de vuestro morro. ¡Mundial!

    pues eso que vaya morro!

    y lo de las kokotxas es de nota, ¿no querías kokotxas? pues toma kokotxas por duplicado y sin previo, qué nivelazo!!

    hace tiempo que comprobé que los restoranes donde te cantan la carta no son nada chics, son una tomadura de pelo y de dinero

Trackbacks/Pingbacks

  1. 18 preguntas a Santiago Segurola | Lo Que Coma Don Manuel - […] los que he visitado: El Celler de Can Roca (Girona), Zuberoa (Oiartzun), Ibai (Donostia), el desaparecido Urepel (Donostia), Asador…
  2. Paul McCartney hace el pavo « LO QUE COMA DON MANUEL - [...] Isla del Tesoro, ni tradicionales solomillos, ni tournedo Rossini, ni siquiera cerdo al curry del Ibai, célebre en The…
  3. Gaurko Catering. Kebab, kebab, kebab (yo leo a Kierkegaard) « LO QUE COMA DON MANUEL - [...] y estrellas que lucían las coristas de James Brown en La Trini. Y la sobredosis de kokotxas del Ibai.…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *