Restaurante Aretxondo (Galdakao). Vasco con vistas verdes

May 20, 13 Restaurante Aretxondo (Galdakao). Vasco con vistas verdes

NOSÍ (+25 rating, 5 votes)
Cargando…

Facahada del restaurante Aretxondo (foto: Mr. Duck)

Facahada del restaurante Aretxondo (foto: Mr. Duck)

Me gustan los cupones de descuento de comidas y procuro aprovecharlos. He consumido cupones de lujo, con descuento real, por ejemplo en el Jolastoki de Neguri (Getxo), y de semilujo en El Abra de Portugalete. No me importa si el presunto descuento lo apuran en la cantidad (inapreciable, imagino), la calidad (bacalao en vez de lubina, se me ocurre) o el servicio (sería un error por parte del restaurante). Quílosa si se conforman con la publicidad (que es la explicación oficial). No pienso en que los descuentos sean falsos, sino que a veces son ofertas especiales ideadas para los cupones, no propuestas permanentes en las cartas de los locales. Sólo recuerdo una vez en que me haya sentido estafado al comprar un cupón, y no voy a citar ese bar marisquero en este post. Y estoy de acuerdo en que a quienes compramos cupones, como por ejemplo al Dandy y a mí, se nos suele echar encima la fecha de caducidad y a menudo los utilizamos in extremis, incluso rogando una prórroga a los encargados.

Cecina rellena de queso (foto: Mr. Duck)

Cecina rellena de queso (foto: Mr. Duck)

El último día de su validez, un martes, consumí dos apetecibles cupones de Colectivia en el prestigioso Restaurante Aretxondo de Galdakao, de aire arquitectónico vasco, gastronomía tradicional, amplio local con mesas separadas, clientela que no chilla, vistas estupendas a los montes verdes, aparcamiento con numerosas plazas, bar y terracita… Como se me agotaban y necesitaba compañía, invité al empático Pato, que no puso pegas a un menú de cinco platos más dos postres, vino, café y licor a 35 euros por barba (el cupón se promocionaba como un descuento del 50 %, desde los 70 aurelios). La cantidad de producto estuvo bien, nos cambiaron los cubiertos en cada servicio, y nos trataron con delicadeza y respeto dos maduras camareras ataviadas de vasquitas (neskitas), que pasaron el recogemigas por la mesa antes de los postres. Libamos vino crianza de Rioja, Solabal 2009, de Ábalos, de 14,5% de alcohol, fresco, astringente y coriáceo según mi paladar, y con mucho alcohol y frutas ácidas según Pato. Pero el vino creció y acompañó bastante bien a lo que en el cupón se definía como ‘Menú de lujo’ y que consistió en esto:

Risotto de setas (foto: Mr. Duck)

Risotto de setas (foto: Mr. Duck)

0.- Aperitivo doble. Salpicón de pulpo con mucho verde en un vasito de chupito, para mí frío y ni fu ni fa; para Pato, rico. No obstante, estuvo estupendo el rulo de cecina con brillo de aceite y relleno de queso servido en cuchara y del que Pato manifestó de un tirón: «Cecina en rodaja delgada, se deshace en la boca y se funde con el queso dejando un posgusto en boca a cecina muy fina, muy sutil».

1.- Rulo de cecina de León relleno de queso de cabra y membrillo. Parecido a lo del aperitivo, pero ahora eran tres bocados montados sobre una tosta. Según Pato, «sabe a queso, el posgusto te devuelve la cecina y marida bien con el dulce». La ración generosa y aromática mataba al vino, dígase como única pega.

Cigalita envuelta en corteza de trigo (f: Mr. Duck)

Cigalita envuelta en corteza de trigo (f: Mr. Duck)

2.- Rissotto de setas con foie a la plancha. Riquísimo, pero pena que llegara en pequeña ración. Arroz en su punto, foie delicioso y tierno, sápidas las setas, todo muy bien conjuntado. El vino creció y noté sus frutas rojas.

3.- Cigalita envuelta en corteza de trigo y su propio jugo. La cigala olía de lejos, las tres piezas del pincho eran vistosas y la cortecita me recordó al Can Bosh de Cambrils. La salsita de marisco del fondo era extraordinaria y concentrada, y la cigala aromática, crujiente, sabrosa y poco hecha por dentro. Los dos untamos la salsa con el rico pan y evocó Pato: «Sabe a Galicia… A O Grove». Y entonces le conté cuando estuve tres días en Sangenjo (ahora Sanxenxo), a todo lujo, como periodista invitado por el Ayuntamiento: spa, masajes, albariños, paseos en barco, cuatro comilonas, ostras mano a mano con el alcalde, copas en O Grove

Bacalao con crema de berberechos (f: Mr. Duck)

Bacalao con crema de berberechos (f: Mr. Duck)

4.- Bacalao a la plancha con crema de berberechos. Sendas piezas de tamaño apreciable. Mi ración estaba mejor preparada que la de Pato, quien tildó a la suya de sosa, de insípida. La mía por el borde estaba saladita, con las lascas tersas, un poco duritas y con hilitos, y por la mitad, más gruesa, fue creciendo y resultó más tierna, más suculenta y con la piel crujiente. La salsita con pinta de pil-pil la unté hasta no dejar ni gota. Disfruté y pensé que la comida estaba yendo hacia arriba.

Secreto ibérico (foto: Mr. Duck)

Secreto ibérico (foto: Mr. Duck)

5.- Secreto Ibérico a la plancha con cristal de tomate y su jugo. Aquí me telefoneó mi esposa para contarme qué tal la comida y me distraje un tanto comiendo este plato por un carrillo y parlando por el otro. Pato pensó que estaba soso y le repliqué que ahora todo el mundo cocina con poca sal, pero aun así pidió un salero. Estuvo rica la carne, de cerdo, sí, y maridaba bien con el tomate de acompañamiento.

6.- Postre 1 : Bombón de chocolate con helado de ron y pasas. Gran postre de tamaño, con rica galleta tipo oreo, un helado insípido que parecía un trozo de hielo aunque a veces se notaba el licor, y un bombón/bizcocho que a Pato le encantó y fotografió con su perfil cercenado.

Bombón de chocolate con helado (foto: Mr. Duck)

Bombón de chocolate con helado (foto: Mr. Duck)

7.- Postre 2. Vaso de frutas tropicales con espuma de yogur. El típico postre vistoso y en tres estratos: arriba fina espuma de yogur, en el medio un sorbete de frambuesa demasiado gélido también (como el helado anterior) y graciosos frutos tropicales en la base. Todo mezclado en cada cucharada también refrescaba.

8.- Café y licor: Yo pedí un café solo muy potente y sin personalidad, y Pato un cortado correcto. Pato nada de licor, que curraba a la tarde, yo un orujo de yerbas, correcto también, y con pegada.

Dos horas después de llegar al Aretxondo, los dos contentos levantamos el campamento y yo ya pensaba en probar el ‘Menú gastronómico’ (59,40 + IVA) plasmado en su carta, con productos de mayor calidad que los elegidos para nuestro menú con descuento. Consistía el expuesto en la puerta en royale de foie (18 + IVA en carta), manitas de cerdo crujientes (14), cigala crujiente (22), lubina salvaje a la plancha (27), pichón (19), tiramisú (8), crocant de praliné (7) más el vino Solabal. (PD: en el Aretxondo también ofrecen menú diario a 16,30 + IVA, con buen vino de Rioja, y menú de fin de semana, a 35 + IVA.)

(sabe comprar cupones de descuento Óscar Cubillo)

web de Aretxondo

ver ubicación

Barrio Elexalde, 16; 48960 Galdakao (Bizkaia)
94 456 76 71

DCF compatable JPEG ImgÓSCAR CUBILLO

Otro más de los licenciados en Ciencias Económicas que pueblan la nómina colaboradora de esta web. Cuando le da por ser comunicativo, manifiesta que publicó el mejor fanzine de rockabilly de España (el Good Rockin’, allá por los 80) y la mejor revista de blues de la Europa Continental (llamada ‘ritmo y blues’, editada de 1995 al 2000). Actualmente junta letras por dinero en el periódico El Correo, por comida en El Diario Vasco, por ego en Lo Que Coma Don Manuel y por contumacia en su propio blog, bautizado ‘Bilbao en Vivo’ y tratante, sobre todo, de conciertos en el Gran Bilbao, ese núcleo poblacional del que espera emigrar cuanto antes. Nunca ha hablado mucho. Hoy día, ni escucha. Hace años que ni lee. Pero de siempre lo que más le ha gustado es comer. Comer más que beber. Y también le agrada ir al cine porque piensa que ahí no hace nada y se está fresquito.

2 Comentarios

  1. Ana Ro, /

    He estado unas 5 veces en Aretxondo, amén de dos espléndidas bodas, y he de decir que de todas tengo buen recuerdo, pero como habitualmente me pasa, los postres regresan a mi memoria de forma recurrente. Del Aretxondo recuerdo con fruición una espléndida selección de Chocolate en diferentes y sabias texturas. Ummmm. Un acierto.

  2. Egun on.

    Desde el Restaurante Aretxondo os agradecemos vuestra visita y comentarios. Tomamos nota de vuestras impresiones.

    Nos alegra ver que habéis disfrutado con nuestra gastronomía y servicio.

    Hasta la próxima.

    Gozatu Cocina Vasca en Bizkaia
    Restaurante Aretxondo

Trackbacks/Pingbacks

  1. LQCM: Restaurante Aretxondo (Galdakao). Vasco con vistas verdes | bilbaoenvivo - […] que coma Don Manuel’ narro este menú degustación fotografiado por el empático Pato: Restaurante Aretxondo (Galdakao).…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *