That’s Amore (Roma). La pasta casta

Jun 18, 13 That’s Amore (Roma). La pasta casta

NOSÍ (+20 rating, 4 votes)
Cargando…Nos encanta That’s Amore. Es el sitio al que siempre regresamos cuando vamos a Roma y, puede parecer extraño, pero su atmósfera y su gente nos tienen atrapados.

That’s Amore es como un  buen vino, que te gusta joven, pero que cuando lo pierdes de vista un par de años y lo dejas reposado te vuelve con fuerza, con más aromas, más cuerpo y nuevas sorpresas.

Muchos pensarán que encontrar un buen restaurante de cocina italiana en Roma es sencillo. No. No lo  es. Roma está repleta de falsos italianos, saca-cuartos para los incautos turistas que se conforman con comer una pizza o una pasta que en su país calificarían de pasable. Y a precios nada baratos.

Por eso volvemos siempre a That’s Amore. Y nos felicitamos por la decisión que tomamos en un viaje de trabajo cuando entrevistamos a Francesco Tonucci en el año 2007. Acabábamos entonces de llegar a la Ciudad Eterna y, tras salir de un infecto hotel que nos pagó la empresa, cerca de la estación Termini (el peor sitio de la ciudad), anduvimos sin rumbo. Así que acabamos en la Fontana de Trevi arrojando un par de euros al agua, y como ya era tarde para los estándares romanos, buscamos presurosamente un sitio. Sabemos bien, que los lugares de turisteo no suelen ser los mejores para encontrar alta gastronomía pero en este caso, la excepción hizo la regla. Del That’s Amore nos sedujo la simpatía campechana de sus camareros que, haciendo un pequeño break, requebraban con su gracia latina a cuanta turista rubia se pusiera a tiro.

That's Amore

That’s Amore

Fuimos acogidos con cariño, con ese trato familiar que luego supimos que es la marca de la casa y nos sumergimos en un lugar con una escenografía idílica. Roma, julio, calor, puertas abiertas a la calle, Sinatra y Dean Martin cantando en italiano y las paredes tapizadas de fotografías en blanco y negro de estrellas del cinema italiano de los 50 y los 60. Muy romántico, muy bello.

Las mesas son pequeñas, lo que invita a la confidencia, el espacio está aprovechado y los camareros se esfuerzan en hablarte en tu idioma, o en algo parecido.  Simpáticos, cordiales, Andrea y sus copitas de champán que hacen divertida la espera, el maitre Fernando. Un piacere.

Y la comida a precios nada exagerados para la calidad del producto. No hemos probado toda la carta pero seguro que todo está tan bien trabajado como los gnocchi, el calzone, los crostatini, el vitello al limone. En postres un must:   Le Millefoglie y también su espectacular Tiramisu.

En nuestra reciente última visita cayeron unos Spaghetti ai frutti di mare, (14 euros)  con mejillones frescos, almejas, camarones y calamares sencillamente insuperables. También unos  Fettuccine all’Alfredo (13 euros) que no llevan el nombre del chef  Bongianni por casualidad. Este plato  no tiene nada que ver con la pasta que hayan comido. Juega otra liga, otra dimensión, otra historia. Hechos a mano,  con crema de mantequilla y parmesano. Grandes.

El salvapantallas cinéfilo de That's Amore, decárgueselo gratis, un toque de elegancia en su ordenadore

El wallpaper  cinéfilo de That’s Amore, decárgueselo gratis, un toque de elegancia en su ordenadore

Y de segundo siempre pedimos pizza. La bordan. En esta ocasión acudimos al calzone y elegimos una novedad: el Boscaiola (10 euros) con Funghi , salsiccia y mozzarella. La carta de vinos es corta pero se pueden beber caldos italianos diferentes como el Primitivo di Manduria doc Matanè (22 euros), un vino con alto grado de alcohol que casa  muy bien con todos los platos de la carta. Hagan un favor, no sean turistas y no pidan lambrusco. Lo pagaran a precio de vino bueno y su reputación gastrofila  bajará dos muescas.

That’s amore Es una recomendación que hacemos con cierta renuencia. Tememos que el éxito los cambie o que las próximas veces que vayamos se convierta en un lugar masivo para turistas en vez del lugar con clase y con garantías que conocemos. Por favor Fabio, forza y non cambiarlo, tenerlo.

web de That’s Amore

ver ubicación

115, Via in Arcione; 00187 Roma

info@thats-amore.it.

+39.06.67.90.302

Cooking Day Fabiolous

Cooking Day Fabiolous es un curso de un día diseñado por Fabio Bongianni que une la comida y la cultura italiana. Y ofrece  a las personas que visitan Roma una experiencia única. Llegará un día, esperamos,  que ser turista será algo del pasado. La gente sólo visitará un lugar para involucrarse en la vida local, en sus costumbres y para adquirir experiencia. Eso es lo que ofrece Fabio y es una gran manera de conocer Roma. Ya lo dice el dicho “when in Rome do as the romans do”.

[youtube=http://youtu.be/7ESkZ5Z6Qhk&w=320&h=240]

Fabio nació en Roma en 1961. Fue abogado, antes de darse cuenta de que su verdadera pasión era cocinar. Después de asistir a un curso de cocina en París, en la escuela de cocina Ritz Escoffier, regresó a Roma y creó y dirigió un restaurante mítico especializado en carnes  la T-Bone Station.

En 2004 Fabio abrió restaurante That’s Amore en el centro de Roma y desde entonces comenzó a impartir sus cursos de cocina.

Ahora, los cursos  tienen lista de espera y un gran éxito en gran parte debido a Fabio y su equipo de cocineros. Los invitados no sólo aprenden recetas, sino que, lo más importante, se involucran en el proceso de cocción, en las compras de los ingredientes en los mercados locales.

Luego llega el momento de estar con Fabio o con alguno de sus cocineros, de la risa, del buen rollo, de cocinar, de beber vino, y lo más importante, de comer. Después de un día de cocina con Fabio los invitados no son  turistas, sino amigos

 

Las recetas de Fabio

Paccheri* con calamares, tocino y queso de oveja

*El paccheri son un tipo de pasta tradicional napolitana que tiene la forma de macarrones gigantes, generalmente hechos con sémola de trigo duro .

Ingredientes 70 gr. paccheri 1 calamar 6 tomates cherry ajo tocino queso de oveja sal pimienta vino blanco perejil

Si los calamares son grandes, reducir a la mitad el anillo de tentáculos, a continuación, cortar ya tentáculos, si lo hay, transversalmente en trozos de 2 pulgadas.

paccheri-squid-bacon-pecorino

Retire las aletas de los cuerpos de calamar y cortar en 1/4 de pulgada de espesor rebanadas. Cortar los cuerpos en cruz en cuarto anillos pulgadas de espesor. Calentar 3 cucharadas de aceite en una de 12 pulgadas sartén a moderadamente alto hasta que el ahumado en caliente, pero no es así, saltear el ajo, revolviendo, hasta que estén fragantes, de unos 30 segundos. Añadir los calamares y saltee, revolviendo, 1 minuto. Añadir los tomates cherry cortan en mitades, sazonar con sal y pimienta y el vino y cocine a fuego lento, revolviendo, 2 minutos.

Freír el tocino en una sartén y glaseado con vino blanco. Cocine la pasta en una olla de 6 cuartos de galón de agua hirviendo con sal hasta que estén al dente. Reserve 1/2 taza de pasta de agua de la cocción, escurrir la pasta en un colador. Agregue la pasta a la mezcla de tomate con 1/4 taza de agua de cocción reservada y cocine a fuego moderado, revolviendo constantemente por 1 minuto y añadir el tocino crujiente.

Para los toques finales en el plato de servir, agregar el queso pecorino, espolvorear con perejil fresco en la parte superior y servir.

 

dicky del hoyo

Dicky del Hoyo

Periodista, qué le vamos  a hacer. En red desde bastante antes de que existiera Internet. Exiliado en un país interior. Cobarde en ocasiones, valiente en otras. No se calla ante la tontería, la mentira y la vesanía.  Mucho abarca y poco aprieta en  cultura, política, nuevas tecnologías y prensa, radio, televisión e Internet. Desarrolla su profesión en labores de asesor de comunicación para empresas y entidades. En esta WEG sólo habla de lo bueno, para lo malo ya está la vida misma.

3 Comentarios

  1. HISTORY OF ALFREDO DI LELIO CREATOR IN 1908 OF “FETTUCCINE ALL’ALFREDO”, NOW SERVED BY THE GRANDCHILDREN, ALFREDO E ISA DI LELIO, AT THE RESTAURANT “IL VERO ALFREDO” IN ROME, PIAZZA AUGUSTO IMPERATORE 30
    With reference of your article we have the pleasure to tell you the history of our grandfather Alfredo Di Lelio, who is the creator of “fettuccine all’Alfredo” in 1908 in restaurant run by his mother Angelina in Rome, Piazza Rosa (Piazza disappeared in 1910 following the construction of the Galleria Colonna / Sordi).
    Alfredo di Lelio opened the restaurant “Alfredo” in 1914 in a street in central Rome, after leaving the restaurant of his mother Angelina. In this local spread the fame, first to Rome and then in the world, of “fettuccine all’Alfredo”.
    In 1943, during the war, Di Lelio sold the restaurant to others outside his family.
    In 1950 Alfredo Di Lelio decided to reopen with his son Armando his restaurant in Piazza Augusto Imperatore n.30 “Il Vero Alfredo” (“Alfredo di Roma”), which is now managed by his nephews Alfredo and Ines, with the famous “gold cutlery”” (fork and spoon gold) donated in 1927 by two well-known American actors Mary Pickford and Douglas Fairbanks (in gratitude for the hospitality).
    See also the site of “Il Vero Alfredo” http://www.alfredo-roma.it/.
    We inform that the restaurant “Il Vero Alfredo” is in the registry of “Historic Shops of Excellence” of the City of Rome Capitale.

    Best regards Alfredo e Ines Di Lelio

  2. Lo que coma international edition!
    Prometemos guardar el secreto y ya estamos buscando una excusa para ir a Roma.

Trackbacks/Pingbacks

  1. 100 pistas en Roma | Lo Que Coma Don Manuel - […] Descubrirá lugares y restaurantes increíbles por precios realmente baratos. tal vez se apunte a cursos de cocina, visite la…
  2. 50 sabores | Lo Que Coma Don Manuel - […] no pasaba y se quedaba en la garganta; el agrio sabor del vómito y la enfermedad y la medicina;…
  3. Los Italianos Original Auténtico. (Llanes) Hay vida más allá del cachopo | Lo Que Coma Don Manuel - [...] nuestro caso, y lo contábamos en un post, tras un reciente viaje a Roma, siempre buscamos la comida italiana…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *