Roma y la ruta de La Grande Bellezza, las trampas para turistas o el Cibo Delizioso

Mar 30, 15 Roma y la ruta de La Grande Bellezza, las trampas para turistas o el Cibo Delizioso

NOSÍ (+160 rating, 34 votes)
Cargando…

Hay muchas Romas. Tantas como los viajeros que la visitan o los romanos que la habitan. Si se adopta el rol de turista apresurado, uno se quedará con lo cosmético, con lo superficial, que no por serlo será menos importante, ni menos bello. Le cobrarán cinco euros por una cerveza en las típicas #trampasparaturista, hará colas interminables para entrar en monumentos, sufrirá calor o frío, y tendrá que vérselas con hordas de visitantes, mayormente del lejano Oriente. No pierda la calma, volverá a Roma, seguro, y la próxima vez lo hará mejor.

“Un italiano es incapaz de hacer una fila, tratará de colarse sí o sí. Lo sufren en las colas los pobres turistas orientales que, en su paciente ingenuidad, son sistemáticamente rebasados.”
turistas chinos en roma - la ruta de la grande bellezza

Si es un viajero metódico, visitará mercados, entrará a comer donde comen los romanos, callejeará por los barrios que no salen en las guías. Descubrirá lugares y restaurantes increíbles por precios realmente baratos. tal vez se apunte a cursos de cocina, visite la ópera o, si le gusta el riesgo extremo, puede que alquile un motorino para moverse por la ciudad. Si por razones, como diría la infame Bañez, de “movilidad exterior” tiene que vivir temporadas en Roma, conocerá gente cálida, entrará en casas romanas, puede que comience, al cabo de mucho tiempo, a sonreír ante el caos romano. Una ciudad bella hasta la extenuación, con historia en cada esquina, con obras de arte con las que se puede (literalmente) tropezar y caer, pero que también puede llegar a desquiciar al no avisado. Con huelgas generales que paralizan todo (en los dos últimos meses han tocado tres), con el transporte público más enrevesado y de difícil comprensión de Europa, con gestiones administrativas imposibles, con un metro con retrasos inexplicables y cortes anárquicos que ríase Vd. del tren de la bruja, y con unos romanos que, se lo aseguro, no es personal, le querrán mucho, sí, pero también tratarán de engañarle con una sonrisa en la cara a nada que baje la guardia o les dé la oportunidad de hacerlo.

Roma In Tilt, así llaman los romanos al hecho habitual de que su ciudad colapseRoma In Tilt, así llaman los romanos al hecho habitual de que su ciudad colapseRoma In Tilt, así llaman los romanos al hecho habitual de que su ciudad colapse

Roma In Tilt, así llaman los romanos al hecho habitual de que su ciudad colapse

Roma es La Grande Bellezza de Sorrentino. Una ciudad de día y otra de noche. Un teatro de las apariencias, un sitio en el que todos los días te preguntas de qué vive la gente o a qué se dedica para poder montárselo tan bien. Roma es un lugar tranquilo en los meses del frío y un infierno ruidoso de calor, de ruido y de gentío en la temporada turística. Por lo tanto, todas y cada una de las pistas que van a continuación tienen dos lecturas, para la temporada baja y para la alta.

Las Turistas de Roma una atracción turística. Ruta de la Grande Bellezza, Roma. Selfie

– A decir verdad, los romanos me parecen insoportables.

– Los mejores habitantes de Roma son los turistas. Italia… ¿Por qué somos famosos en el extranjero?

– Moda y pizza. Y nada más.

(Diálogo de La Grande Bellezza)

CÓMO LLEGAR A ROMA

La manera más habitual de llegar a Roma es por alguno de sus aeropuertos, Fiumicino o Ciampino. Ambos están a media hora de la ciudad. Nosotros utilizamos Ryanair que llega a Ciampino, un aeropuerto militar que es utilizado por viajeros, aviones de guerra  y donde le pudimos ver todo jatorra entrando a su avión al Papa Francisco. Ciampino ha ido evolucionando desde nuestros primeros viajes, pero es un aeropuerto realmente pequeño, con apariencia de estación de autobuses de Palencia. Y, precisamente, con autobuses es como la mayoría llega desde el aeropuerto a Roma centro, con compañías como Terravision o SIT que te dejan en Termini, la zona más cutre de la ciudad, y un lugar a evitar en la medida de lo posible, como casi todos los terminis del resto del mundo. Otra alternativa es tomar un taxi, opción que desaconsejo. Aunque nunca hemos tenido problemas, y los taxis oficiales (blancos y con el escudo en la puerta) tienen tarifa fija desde el aeropuerto hasta cualquier parte de Roma, los taxistas romanos son, en ocasiones, un poco… Bueno, que puedes dar un billete de 50 y que te digan que les has dado uno de 20 y te lo discutan, que te den mal el cambio, que te líen, en definitiva. No pasa mucho, pero detectan a leguas al primo o al viajero cansado y con las defensas bajas, y atacan como los cocodrilos del Serengeti a los ñus.

“A los italianos les gusta España, porque funciona, dicen. Eso da una idea del concepto que tienen de su país.”
camarera romana, Callejear en roma Ruta de la Grande Bellezza

Mi consejo, utilizar un servicio de pickup que, si es compartido por varios viajeros, tendrá muy poca diferencia de precio con un  taxi e incluso con el autobús. Nosotros utilizamos RomePickUp y es una maravilla. Automóviles de alta gama, Mercedes con asiento de cuero y lunas tintadas, chóferes educados y trajeados que te recogen en la puerta de la terminal y te dan servicio hasta tu hotel o tu apartamento. Y sin líos, ni trampas. Incluso les puedes pedir que te hagan un rodeo por la Via Appia Antica y sentirte como un César llegando a Roma tras una campaña en la Galia.

ALOJAMIENTO. Los hoteles

Los hoteles de Roma, en comparación con los de España, suelen ser, en relación con sus estrellas, de menor categoría y mayor precio. No es extraño que un hotel de cuatro estrellas sea un tres estrellas español (raspado) y que el precio, sobre todo en temporada alta, sea disparatado (aunque menos que en, por ejemplo, Londres). Así que cuando uno encuentra un hotel de excelente relación calidad precio se hace fiel cliente. En nuestro caso, y hasta que encontramos un sitio para estancias más largas, nuestra elección fue el coqueto St. Peter, un tres estrellas por precio, que parece de cuatro por calidad. Un milagro romano a cinco minutos andando de la plaza de San Pedro (y a dos corriendo).Con una terraza con vistas, amplias habitaciones y un buffet desayuno más que suficiente para afrontar los largos paseos.

mucha vida en roma, Callejear en roma Ruta de la Grande Bellezza

Eso sí, las autoridades italianas en su afán recaudatorio, te cobran un impuesto turístico (aunque no seas turista y vayas de negocios o trabajo). Desde el 1 de septiembre de 2014, las tarifas por persona y noche han quedado del siguiente modo:

Hoteles (cobro máximo de 10 noches)

  • 1 y 2 estrellas: 3 euros
  • 3 estrellas: 4 euros
  • 4 estrellas: 6 euros
  • 5 estrellas: 7 euros

Bed & Breakfast, habitaciones de alquiler para turistas, casas de vacaciones y apartamentos turísticos (cobro máximo de 10 noches): 3,5 euros

Alojamientos rurales y residencias (máximo de 10 noches): 4 euros

“Cuando algo te molesta mucho, pero mucho, ese algo es rompicogioni”

ALOJAMIENTO. Airbnb

Apartamento en  Roma de Airbnb. Ruta de la Grande Bellezza, Roma

Airbnb ofrece una amplia variedad de apartamentos, habitaciones e incluso villas en la ciudad. Nosotros tenemos, tras pruebas/errores/horrores, hecha nuestra elección. Por la zona centro, un apartamento del siglo XVII, vigas de madera, amplio, cocina, salón, dormitorio abuhardillado, con una bella terraza con vistas espectaculares a los tejados romanos. No conseguirán arrancarnos el secreto. Tenemos intención de seguir ocupándolo las veces que regresemos. No obstante, no preocuparse, la oferta de lugares es amplia, los precios muy competitivos y los anfitriones suelen ser una fuente de conocimiento y de pistas útiles. Merece la pena pero, claro, hay que ser open-mind para utilizar este procedimiento.

EL DESAYUNO

IMG_2017

Emporio alla Pace. Una pequeña cafetería librería en la zona de Piazza Navona, pero lejos del meollo para no ser una trampa para turistas. Sirve un café excelente (expresso o caffe latte, o capuccino) y el crosisant romano, denominado cornetto, y cuenta con amplia carta de cervezas romanas y paninis. Siempre está lleno, los precios son razonables y es frecuentado por los locales.

“No hay café como el de Italia aunque en eso también estamos mejorando en España.”

Otro lugar muy cercano, el Bistró-cafetería del centro cultural Chiostro del Bramante, ofrece la experiencia premium de desayunar en un desconocido lugar para las hordas de turistas, diseñado por Donato de Bramante y con el fresco de las Sibilas de Raphael (el pintor, no el cantante ni la tortuga ninja). Una obra tan extraordinaria como los frescos de la Capilla Sixtina y mucho, mucho, mucho menos visitados. Desayunar en este ambiente es un lujo asequible y un momento diferente (por favor, no corran la voz).

“En las tiendas romanas no se regatea pero se da por hecho que los precios son negociables. ¿qué tal un disconto? “

IL CIBO. El aperitivo romano

IMG_2016

(¡ATENCIÓN!, al abrir el siguiente enlace procuren que no haya niños delante; hay sorpresa OMG, WTF).  Bar del Fico Uno de los lugares más cool de Roma. Bar, Ristorante (en otro local cercano), coctelería, actuaciones bizarras, ambiente falsamente decadente,gente guapa y aperitivo romano. Mola tanto que apetece quedarse a vivir dentro o, como segunda opción, tomar el aperitivo que nos hace la función de cena.

EVE LA PLUME, demostrando que no todo en Roma son piedras y que el movimiento se desmuetra cabalgando. Foto cortesía de bardelfico.com

EVE LA PLUME, enseñando que no todo en Roma son piedras y que el movimiento se demuestra cabalgando. Espectáculo de burlesque,  y foto cortesía de bardelfico.com

Y es que el aperitivo romano consiste en tomarse un vino o un cocktail (muy recomendable el negroni que aquí preparan) y, por el precio de la bebida, disfrutar de los assaggini, una mesa llena de aperitivos que se renuevan y que pueden ser porciones de pizza, pasta fredda, queso, crudités o embutidos. Por el precio de la bebida, que suele oscilar entre los cinco y los diez euros, se puede repetir las veces que se desee. Los italianos suelen ser comedidos, a los españoles se nos reconoce por ser los que hacen Everests alimenticios en su plato.

El aperitivo comienza a partir de las siete de la tarde y suele terminar sobre las nueve de la noche. Marca de la casa es el Brunch matinal que acostumbra a congregar a celebrities locales y extranjeras.

No es que en Italia sean más guapos, es que en España somos más feos y (bastante) más brutos.”

La receta del combinado East Martínez como salvapantallas por cortesía de  Freni e Frizioni

La receta del combinado East Martínez como salvapantallas por cortesía de Freni e Frizioni

Otros lugares de aperitivo romano son el muy cercano Caffe de la Pacce (un lugar histórico que, al parecer, tiene los días contados). Hay muchos sitios para el aperitivo en el Trastevere, como el Friends o el distinguido Freni e Frizioni (un antiguo taller mecánico, reconvertido en sitio trendy, donde se juntan los jóvenes y jóvenas de la cercana Universidad Americana y beben y comen y socializan con vistas al Tíber).

ZONAS, TESTACCIO y OSTIENSE

En el sur de Roma, fuera de lo turístico, un barrio que una vez fue una zona industrial y que ahora se ha convertido en la zona gastro por excelencia. Con museos, restaurantes, marcha nocturna y con el mercado, uno de los lugares favoritos e imperdibles, para comprar a precios razonable y para comer street-food de vanguardia.

 Ruta de la Grande Bellezza, Roma

Allí está la sede de Eat Italy, una maravilla de agitadores de la gastronomía italiana donde se puede encontrar lo mejor de cada casa (cursos, catas, degustaciones) y donde, si uno quiere hacerse una idea de cómo está el panorama de la gastronomía italiana reducido a un solo espacio, es más que recomendable acogerse a una visita guiada. Merece la pena, pana.

IMG_2014

Una sugerencia de visita a Testaccio en una sola jornada sería, sin que sirva de precedente, tomar el metro desde el centro y abandonarlo en la parada Pirámide de la Linea B (en Roma es difícil confundirse, hay tres líneas, la A, la B y un fragmento exiguo de la C, que fue inaugurado en octubre del 2014). Una vez que nos bajemos en la parada tendremos la primera vista casi enfrente. En efecto, la parada Pirámide debe su nombre a la Pirámide de Caio Cestio. Puede resultar chocante, y de hecho lo es, pero una de las pirámides mejor conservadas no está en Egipto sino en Roma y fue erigida por un prefecto romano en el año 12. Conserva su cobertura de mármol travertino, lo que, visto lo que les ocurrió a sus colegas egipcias, es mucho conservar.

IMG_2015

Una vez situados enfrente de la pirámide sólo tendremos que andar unos escasos 40 metros para rodear un muro y penetrar en el Cementerio no Católico de Roma. Aconsejo vivamente su visita si se es mitómano, le gustan los lugares tranquilos y huye de lo trillado y de las guías al uso. No lo negaré, este cementerio es, junto a la colina del Gianicolo, mi lugar favorito de Roma. Entre otras cosas por lo bizarro de su arte funerario, por la enorme concentración de tipos (y tipas) interesantes que reposan en esta tierra.

 Ruta de la Grande Bellezza, Roma

Podría citar, entre otros, al rojo Gramsci, que para ser de muy escasa estatura física  tuvo una vida de altura con periodismo, comunismo, arresto, cárcel y la causa por la que está enterrado, muerte. Comparte zona, según se entra por la puerta en la zona central el joven poeta romántico Percy Bysshe Shelley, esposo de la muy conocida Mary Shelley, creadora de la novela Frankestein. En realidad lo que está enterrado es su corazón, extraído de su cuerpo, tras el naufragio de su velero cerca de Lerici y su fallecimiento por inmersión.

 Ruta de la Grande Bellezza, Roma. Tumba de Percy Bysshe Shelley

Su aún más joven amigo John Keats está enterrado, de cuerpo completo, en una pradera al estilo inglés en la otra zona del cementerio. A Keats le acompaña, en tumba anexa, el pintor menos conocido, pero de no menor mérito, Joseph Severn. Para los amantes de la SF mainstream, recordar que cíbridos de ambos son protagonistas de la saga Hyperyon de Dan Simmons. Si la escasa obra que escribió Keats, antes de morir tuberculoso en Roma, fue una de las cumbres de la literatura inglesa, su tumba (y la de Severn) son dos maravillas del arte funerario por sí mismas. En la lápida de Keats no está grabado su nombre sino una inscripción que reza: «Aquí yace alguien cuyo nombre fue escrito en el agua». Junto a la tumba crece una rara especie de lavanda que (confesión), en el colmo de la mitomanía, he conseguido esquejar de una pequeña rama y que ya florece en mi jardín. Si conserva algunos átomos del cuerpo del joven poeta, confío en que, por un procedimiento homeopático, impregne de poesía y de belleza a todo lo que le rodea.

 Ruta de la Grande Bellezza, Roma. Tumba de John Keats

“La belleza en Roma  forma parte de la vida  de las personas humanas y a eso se aspira siempre, hasta en los detalles más pequeños. “beauty i truth truth is beauty - john keats

¿Andamos otro poco? No mucho, cerca está una de las siete colinas de Roma, la del Aventino. Y en la cima, que no es ni mucho menos una subida excesiva, la Piazza dei Cavalieri di Malta. En la Villa del Priorato di Malta, en el portón de entrada, está en la cerradura el llamado buco di Roma (el del hoyo de Roma). Esta pista entra peligrosamente en la categoría de trampa para turistas. Conozco a gente que le ha parecido una solemne tontería la vista desde el agujero y a otros que repetirán cuantas veces sea menester el viaje sólo por lo mágico de lo que aquí se ve. Si va a ir,  trate de que no le hagan un spoiler y se lo cuenten. Naturalmente, en enero o en febrero se topará allí con uno o con ningún turista, y podrá hacer de vieja del visillo todo el tiempo que desee. Si va en verano encontrará una cola que dará la vuelta a la plaza y esperará bajo el calorazo romano, por lo que, cuando llegue a verlo, igual decide ciscarse en mi consejo. Así que no diga que no está avisado.

Sin colas, sin apreturas y con una vista tan bella sobre el Tíber y el trasTíber, está a 100 metros Il Giardino Degli Aranci, o el Jardín de los Naranjos.

FullSizeRender (5)

Es momento de bajar la colina y acercarnos a otra. Pero no es una colina natural. Es una pequeña montañaMonte Testaccio o Monte dei cocci resultado de la acumulación de cientos de miles de ánforas. 50 metros de altura y 50.000 metros cuadrados de ánforas de aceite de Hispania, cuidadosamente apiladas, dan como resultado uno de los espectáculos más curiosos que se pueden contemplar; aunque no pisar ni escalar, está cerrada al público.

Circundando esa colina, y en muchas ocasiones excavado en ella, hay lugares de copa y de marcha muy animados por la noche. Y también algún restaurante recomendable, como el Aqua e Farina, en la Piazza Orazio Giustiniani, 2. Su especialidad son las pizzas en un ambiente agradable y a precios razonables.

FullSizeRender (3)

Sin embargo, si lo que queremos es comer realmente barato y diferente, o si deseamos disfrutar de la materia prima romana en toda su exuberante variedad, será conveniente visitar el Nuevo Mercato di Testaccio. Frecuentado por los locales, es un trepidante desfile de frutas, verduras, pasta, carne y puestos de comida, como el Mordi & Vai, con su especialidad de bocatas de callos (lo que sería la variante romana del bocadillo de calamares).

IMG_2013

Nuestro favorito, sin embargo, es Strit Fud, que ofrece una gran variedad de bocadillos calientes (con albóndigas, cocidos o lamprea), fritos en cucurucho (como il Cuoppo, de pescado frito) y platos de pasta, por unos 3 euros. No venden bebidas pero te puedes comprar una cerveza Peroni en el bar de al lado y disfrutarlo todo en buena armonía..

“La palabra italiana para bueno es bello, para lo malo brutto, feo.”

ZONAS, IN THE GUETO

Ya en el segundo siglo antes de Cristo, los Judíos hicieron de Roma su hogar y representan a la comunidad judía más antigua en el mundo fuera de Israel. Lo que conocemos como la cocina judía romana es fruto de directrices kosher  y del aislamiento de la comunidad en un gueto cerrado durante 300 años, lo que dio lugar a un giro único en la cocina tradicional italiana y judía, con los escasos ingredientes disponibles. Además, la cocina refleja muchas influencias de afuera, resultado de la diáspora judía del siglo XVII, como resultado directo de la Inquisición española (recordad, nadie espera a la Inquisición Española).

Los Judíos Romanos fueron brutalmente eliminados con la habitual eficacia germánica en la Segunda Guerra Mundial y de todos esos desgraciados mártires quedan como recuerdo los adoquines que pueblan Roma, los sanpietrinis, pero hechos en bronce y con la fecha de la detención y muerte (o desaparición) grabada en la puerta donde vivían. Estremece, y a la vez reconforta, ver estas piezas de recuerdo en una sociedad en la que no entierran la historia por ignominiosa que esta sea.

IMG_2021

En el Gueto la comida Kosher puede degustarse en Ba’Guetto. Hay que probar sus diferentes variedades cous-cous y la alcachofa a la judía, un frito delicioso. No obstante, la sencillez de los huevos con salsa de tomate picante a mí me enamora el alma, se me enamora.

LA RUTA DE LA GRAN BELLEZA, LA COLINA DEL GIANICOLO

IMG_2096

Hay muchos, lo sé, que no soportan La Grande Bellezza de Sorrentino. La consideran soporífera, intelectual en el mal sentido de la palabra, o críptica. La Grande Bellezza es la película de Roma hoy, la Roma actual que se puede ver cuando miras fijamente una calle, un bar o un parque. Una Roma, irónica, no cínica, que tolera con humor las debilidades humanas porque desde el pedestal de sus tres mil años de historia ya nada le escandaliza. Sorrentino, como antes hicieran Moretti en Caro Diario o Fellini en su Roma, refleja la ciudad y construye un universo de ficción que crea una realidad a su imagen.

“En Roma las putas están, mostrando sus encantos por las carreteras y parques a partir de cierta hora.”

IMG_1983

Subimos a la Colina de Gianicolo, dejando atrás el Vaticano. Ésta no es una de las siete colinas pero, desde el Faro o desde el monumento a Garibaldi, tiene otra de las grandes vistas de la ciudad. En el parque que utilizan muchos romanos para el reportaje fotográfico de su boda hay, todos los días, sin faltar uno, el espectáculo de La cannonata di mezzogiorno, un show servido con pompa y circunstancia por el heroico ejército transalpino y que consiste en disparar un cañón de campaña para, en teoría, poner en orden los relojes de la ciudad.

Cannonata di Mezzogiorno al Gianicolo (Rom

Descendiendo la colina veremos, en una curva de la carretera la Fontana dell’Acqua Paola, una fuente de mármol que aparece en el film de Sorrentino, en la escena del mal de Stendhal del japonés desmayado.

FullSizeRender

Y, a pocos metros, en la Iglesia de San Pietro in Montorio, se encuentra el Tempietto de Bramante, una maravilla, un pequeño templo erigido sobre el lugar en el que se dice fue crucificado San Pedro. Otros afirman que ese suceso se produjo en la parte trasera de lo que hoy es el Vaticano. Supongo que a Pedro, a estas alturas ya le da igual.

IMG_2019

Desde el lateral del templo, y en una vertiginosa escalera cuesta abajo, se puede llegar al Trastevere. Es una entrada original porque de esta manera se ve por primera vez el barrio desde la zona menos turística. Es, por así decirlo, como verlo de menos a más. Y merece la pena.

ZONA, EL TRASTEVERE

Este barrio, lleno de pequeñas casas y calles estrechas, es lo que la mayoría tiene en mente cuando piensa en Roma: plazas románticas, bares, cafés y restaurantes no demasiado caros, estilo de vida romano y, claro, turistas. Aunque menos que en el centro o en el Vaticano.

IMG_2071

El Trastevere tiene una amplia oferta de restauración. Por la prueba error, porque nunca decepcionan y porque me gusta, sobre todo los domingos cuando acuden en romería las familias romanas a comer, recomendaría Carlo Menta. Si no tienes la suerte de comer en el comedor de la primera planta, más amplio, puedes hacerlo encajado entre una abuela italiana y un niño con camiseta del Lazio, porque aprovechan bien el espacio. Pero comer bien, dos platos y postre, por menos de 12 euros, buenas pizzas, la saltimbocca romana o la pasta romana por excelencia, el calcio e pepe (pasta povera, con soli due ingredienti, pecorino e pepe nero, queso y pimienta), tiene su mérito.

FullSizeRender (1)

Puede que sea injusto pero en Roma, además de acertar con las recomendaciones de los locales, he aprendido a evitar los restaurantes en los que te tratan de reclutar los enganchadores por la calle. Quizás me pierda algo bueno pero tiendo a evitarlos y a fiarme dela intuición. Esta me ha guiado a locales como el diminuto Da Enzo, un micrositio más que barato en el que tratan muy bien la pasta o las tan romanas alcachofas. Roma Sparita es uno de los locales más hermosos de la zona, aquí la especialidad de la casa es il Tagliolini al cacio e pepe.

COSAS QUE NO HARÍA EN ROMA, las trampas para el turista

No iría a los Museos Vaticanos en temporada alta (o, si por causa mayor tuviera que ir, sacaría las entradas por Internet). En verano la fila para adquirir los billetes llega hasta la Plaza del Vaticano lo que, en línea recta supera el kilómetro y las dos horas de espera. En cualquier caso, si lo que se quiere es emborracharse con obras de arte, la alternativa es visitar los Museos Capitolinos

IMG_2090

Como sustituto de una Capilla Sixtina abarrotada, y en la siempre reina un régimen de control carcelario muy poco propio para admirar con recogimiento una obra maestra, están los frescos de los del Chiostro del Bramante de los hablamos antes. En cualquier caso, en cada iglesia de Roma hay esculturas, frescos o pinturas tan excepcionales que, por sí solas, merecerían todo un museo de Bellas Artes.

Basílica de Santa María del Popolo, contenedor de obras maestras de Caravaggio,  aquí Dan Brown ambienta una escena del libro Ángeles y Demonios. Como se puede ver en la foto de Paola ese día tocaba la visita del ángel

Basílica de Santa María del Popolo, contenedor de obras maestras de Caravaggio,  aquí Dan Brown ambienta una escena del libro Ángeles y Demonios. Como se puede ver en la foto de Paola ese día tocaba la visita del ángel

 

Tampoco intentaría entrar al Vaticano en un evento, recepción o temporada alta. Colas, controles, guías que se ofrecen y gente de fe, muy chirpitifláutica, por doquier. Para entrar en la Basílica de San Pedro (gratuito) es recomendable acudir pronto por la mañana o en temporada baja. En una rápida encuesta he descubierto que muchos de los visitantes a la basílica dejan de ver, por estar escondida y poco señalada la entrada, las grutas vaticanas.  Si ya están allí, recomiendo visita. Se accede a ellas cerca del altar por la base de una de las columnas. Si no las encuentran pregunten a los vigilantes del recinto.

“Roma veduta, fede perduta”

Evitaría el Coliseo, salvo en temporada baja. Más colas, más calor, más carteristas por metro cuadrado que en ninguna otra zona. Como alternativa, si te gustan las piedras, recomiendo un paseo por los Foros o las Termas de Caracalla. Si, pese a todo, no desisten y quieren entrar a toda costa al Coliseo hay un truco que agiliza la cola. El coliseo de Roma, Ruta de la Grande Bellezza.

La historia consiste en comprar el ticket en el acceso al Palatino, y la entrada vale para los dos lugares. Por cierto, los periodistas acreditados no pagamos entrada. Por esto y otras cosas varias la gente como Gambardella y Zuloko arrastramos la fama.

IMG_2092

Salvo que se tenga especial necesidad de malgastar el dinero, daría un rodeo y evitaría sentarme en las terrazas de los lugares más turísticos, Piazza Navonna, Campo di Fiori, Panteón.

Otra cosa que jamás haría en Roma sería guiarme por las recomendaciones de Trip Advisor. Si les gusta el estilo de nuestra WEG entonces son de los nuestros, gente con criterio. Así que usen la cabeza y empleen cualquier OTRA guía, menos esa. Los negocios destacados por los usuarios suelen ser siempre los típicos, tópicos en el peor de los sentidos. Una vez y no más caímos en la trampa y nos divertimos, comimos relativamente bien, pero esa ha sido la única ocasión (hasta ahora espero) en la que fuimos palmariamente engañados. Como la trampa iba incluida en el show y era relativamente barata, a pesar de verla venir no protestamos. Y es que con los magos no hay que pelearse; ni intentar descubrir el truco sino dejarse llevar y disfrutar con ellos. El sitio por si quieren probar se llama Dino e Tony , son unos castas y unos cachondos, y hay 359 usuarios de esa red social que lo califican de excelente.

DOCE EXPERIENCIAS EN ROMA

El Panteón con lluvia cayendo por el óculo.

IMG_2068

Un paseo por la Plaza de San Pedro al amanecer o por la noche.

Plaza de San Pedro de noche - Roma

La Isola Tiberina.

IMG_2085

El montaje de los puestos del mercado de campo di Fiori a las siete de la mañana.

IMG_2074

Running por el parque de Villa Borghese y el Templo de Esculapio.

Lago y templo de Esculapio en el parque de Villa Borghese, foto por dicky del hoyo

Las romanas y los romanos.

bellas romanas

Callejear.

Callejear en roma Ruta de la Grande Bellezza

Las tiendas de la Via del Pellegrino.

Las tiendas de la Vía del Pellegrino

La Via Veneto y  L’Hamburgheria di Eataly

IMG_2075

La cadena de tiendas de ropa Doppelgänger, estilo italiano a precios de lo más razonable.

doppelganger roma

La cafetería de la  terraza del monumento a Vittorio Emanuele.

Vista desde la terraza del Monumento a Vittorio Emmanuele

Pasear por la arena del Circo Massimo

IMG_2093

Las exposiciones temporales de la Ara Pacis Augustae

Ara Pacis Augustae es un altar y monumento dedicado a la diosa romana Pax erigido por el senado romano para celebrar las victoriosas campañas de Augusto en Galia e Hispania y la paz por él impuesta a su regreso triunfal.

IMG_2032

IMG_2034

Foto y textos de Paola Torressi y Zuloko

9 Comentarios

  1. Fantástica recomendación la del aperitivo en Friends o Meccanismo, que es como se anuncia desde el exterior y casi nos despistamos. Intentaremos algún otro. Grazie

    • Igor Cubillo /

      Me alegra, enorme y sinceramente, que haya seguido alguna de las recomendaciones de LQCDM, la weg. Dando la lata desde 2010.

      Continúen disfrutando.

      Abrazo.

  2. Ángeles Moreno /

    Acabamos de llegar de Roma y hemos seguido varios de los consejos de esta guía. Aprovechamos la pista de comprar las entradas en el palatino para entrar al Coliseo. Nos encontramos con otra gente de la excursión y nos contaron que nos ahorramos una buena hora de cola. También fuimos a la cafetería y al sitio del aperitivo del que se habla. Muy buenos los dos y para los precios de Roma son un regalo. Como dices en el artículo hay que volver. Gracias por los consejos

    • Igor Cubillo /

      Gracias a ti, Ángeles, por seguir las pistas de LQCDM y por compartir tu experiencia.
      Un saludo.

  3. Nunca he estado. Algún día iré. Para entonces, por si acaso lo quitáis del blog, acabo de guardar ese magnífico reportaje en pdf.
    Muy, muy, bueno.
    Transmite tanto que… ¡da una envidia!

  4. Nuntxi /

    No se si encontraré una guía mejor para viajar a Roma. !! Fantástica! !!! La guardaré para mi próxima visita. Aparte de un buen forman eres un estupendo “descriptor”. Zorionak! !!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Alubiada, ruta y balneario en Gorbeialdea | Lo Que Coma Don Manuel - […] XIX. Esa época que tan bien narró Stephan Zweig y que ahora parece que va a revisitar mi querido…
  2. LLanes restaurantes y experiencias | Lo Que Coma Don Manuel - […] en Llanes, pista extra, uno de los mejores restaurantes italianos de fuera de Italia. Los Italianos Original Auténtico bordan…
  3. Roma y la ruta de La Grande Bellezza, las trampas para turistas o el Cibo Delizioso - […] Roma y la ruta de La Grande Bellezza, las trampas para turistas o el Cibo Delizioso […]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *