El Rincón del Pulpo (Nueva de LLanes). Pulpo de pedreru junto a la playa de Cuevas del Mar, para resucitar a un muerto

Ago 21, 13 El Rincón del Pulpo (Nueva de LLanes). Pulpo de pedreru junto a la playa de Cuevas del Mar, para resucitar a un muerto
NOSÍ (+94 rating, 21 votes)
Cargando…

AVISO. ESTE LOCAL SE ENCUENTA EN ESTOS MOMENTOS CERRADO. SEGUIREMOS INFORMANDO.

En ocasiones creo que he muerto. Sé que puede sonar un poco duro. Muerte en el primer párrafo de un post. No susto, directamente muerte. Pero es que es asi como me veo. Como en una novela de realismo mágico hispanoamericano (perdón, latinoamericano; está claro que fueron los centuriones romanos los que colonizaron América), estoy muerto, a días sí, y a días no. Yo, como soy más listo que Bruce Willis, me he dado cuenta antes y no he esperado que acabe la película para atar cabos.

El otro día, en esta vida viajera que llevo, acudí a mi sede a hacer gestiones y me ocurrió algo increíble. En la otra acera, a diez metros, se encontraba mi amiga y musa y bloguera de moda Iwihsiwerekarl. Estaba con otra amiga/diosa (ella sólo tiene amigas que están requetebuenorras). Hablaban ellas todas engoriladas. Empezaron a cruzar el paso de cebra y yo hice lo mismo, con la mejor de mis sonrisas. Al quedarnos frente a frente, a cuarenta centímetros, grité “ciao, bellas!”. Y, opps, siguieron adelante, sin oírme, sin verme. Seguí gritando ehh, ehhh, ehhhhhhh (fade out), y nada, ni por esas. Con el sentido del ridículo hecho trizas, pensé: “qué impresión de loqueras habré dado al resto de la peña por lo friki de la situación”. Y allí vino lo más inquietante: nadie se dio por aludido, nadie vio, ni oyó nada. Conclusión, ese día estaba  muerto.

Ayer, sin ir más lejos, estaba muerto sólo a medias. Para unas sí, para otros no. Acudimos al chiringuito de la playa de Cuevas del Mar. Un lugar en el que tengo ganas de cenar un día a gusto, sin prisas y recorriendo su carta, que está llena de sorpresas. Además, me lo ha recomendado gente de la que me fío. El lugar mágico y, como diría un periodista muy cursi, del que no citaré nombre, un marco incomparable. Una prestosa DJ recorría en la terraza los éxitos del R&B, el sol se desvanecía indolentemente, y me dirigí a la barra a pedir. Llegué, solo. Las tres camareras hablaban y no se dieron por aludidas por mi presencia. Esperé pacientemente, un minuto o dos. Llegaron otros dos parroquianos, que se quedaron detrás esperando su turno. Una de las camareras, al ver que se empezaba a hacer cola, se dirigió de mala gana  al mozo que estaba el segundo y le preguntó: ¿qué te pongo? Iba a aclarar que yo estaba primero, pero no hizo falta. El mismo cliente le dijo a la mesera que yo era el primero. Ahí empezó a pasar lo inquietante. Ella se dirigió al tercero de la cola. Y él aludido volvió a decir que yo era el que estaba primero. En ese momento, con gran esfuerzo, con reluctancia casi, la camarera hizo un esfuerzo, miró un poco más cerca que el horizonte y me vislumbró. Pedí, pagué y los cambios se los entregó primero al segundo, segundo al tercero y finalmente a este buey, órale, que, sin duda, estaba muerto para ella. Un dead man walking. Me volví todo corrido (en la acepción mexicana del término) a la mesa y pensé que quizás no era tan buena idea la de volver a cenar a un sitio en el que, para sus camareras, estoy muerto y en el que hay que pagar siete leuros por dos verdejos y un pincho. Por mucho que estés en  una terraza y con  DJ,  ese es un precio marbellí, no asturianí.

Así que, tras la copa, plan B. Habíamos oído hablar de que cerca de la playa de Cuevas había un criadero de pulpos. Y que ofrecían degustaciones del mismo. Empezamos a preguntar y nos guiaron algunos paisanos por un camino que, la verdad, no prometía nada más que un bosque o un descampado en su final. Inasequibles, seguimos y encontramos algo parecido a una factoría post-industrial. Nos metimos entre naves y estanques y, finalmente, llegamos a un patio en el que, en unas diez mesas, diversos parroquianos degustaban pulpo. Era el mítico Rincón del Pulpo, del que tanto habíamos oído hablar.No era un leyenda, existía, aunque bastante  escondido. La camarera me vio a la primera, chica lista, y me sonrió; dos puntos para ella. Yo también le vi, sin querer, bastante anatomía cuando se agachó, cosa que agradecí. La carta del lugar es espartana, pulpo a feira o en vinagreta, y tablas de queso ahumado de Pría (muy rico). Pedimos, claro, pulpo. Buena ración a una relación calidad precio fantástica  (9,80 euros), queso y sidra. Y nos quedamos más que contentos.

Inquietante folleto, al loro con la observación

Inquietante folleto, al loro con la observación

De paso, en plan parque temático, recorrimos los estanques, vimos a los pulpos de pedreru sementales reproducirse y les preguntamos (no a los pulpos, sino a los pulpeiros) por la posibilidad de comprar pulpo en grandes cantidades. Lo que es posible y, sin duda, visto el sabor y el precio, recomendable. Nos dieron la opción de hacerlo, ya cocido y envasado al vacío, en bolsas de medio kilo y de kilo. También le sugerí a la simpática camarera la posibilidad de señalizar mejor el lugar, a lo que respondió que ya lo hacen y que, sistemáticamente, les roban los carteles. En esa situación, a mi sentido arácnido periodístico le pareció atisbar una historia de odios, rivalidades y pulpos, digna de ser investigada y contada. Pero el día se acabó, una luna llena nos iluminó el camino de vuelta y,  menos mal, porque, si no, todavía estaríamos dando vueltas por entre breñales y zarzales. Con el plato de pulpo y con la sidra, y sobre todo con el precio, nos espabilamos, nos sentimos satisfechos y, yo al menos, me volví a sentir vivo. Hasta la próxima.

Pulpo sidra y queso, #paquemás

Pulpo sidra y queso, #paquemás

El Rincón del Pulpo

Centro de investigación para el cultivo del pulpo de roca

Carretera de Cuevas del Mar S/N (junto a la playa de Cuevas del Mar); Nueva de Llanes (Asturias)

985 410 466

pulpopedreru@gmail.com

 

el dicky, a 400 metros del rincón del pulpo

el dicky, a 400 metros del rincón del pulpo

Periodista, multitarea, en red desde antes de Internet. Aunque es del mismo centro de Bilbao es un poco Zelig por los afectos y se mimetiza perfectamente con el paisaje y el paisanaje.

En este preciso instante, con provisional base operativa en Turanzas, recorre el Oriente Astur y comparte centenares de botellas de sidra.

Cree que a este mundo hemos venido para disfrutar y en eso se empeña, sólo o en compañía de otras. La gastronomía es sólo una excusa para pasárselo bien y dárselas de connosieur.

 

@zuloko

dicky@delhoyo.com

 

 

18 Comentarios

  1. Quisimos probar el pulpo de este sitio este verano y estaba cerrado. Lástima.

  2. Manuel /

    Sinceramente compañero no sabes lo que es comer…Agosto 2.014…14 Euros la racion…poco y malo…9 Euros jarra de Ribeiro…Patio eso si semi industrial…o sea de los 80…total en la lista negra de cualquier buen comedor;)

    • zuloko /

      En descargo, nuestra última visita, compañero Manuel, fue en septiembre de 2013. Desde entonces, nos cuentan, ha habido cambio de gerencia y otras vicisitudes. Tendremos que darnos una vuelta y ver cómo está, ahora, la cosa. Veremos y contaremos. Hasta entonces, salud.

  3. Mercedes Gómez /

    Muchas gracias por contestar, en esta visita a Llanes nos a faltado tiempo para todas las recomendaciones de este Blog, pero en el próximo viaje pruebo el pulpo sin falta

  4. Mercedes Gómez /

    Hola, alguien sabría decirme si este sitio sigue abierto? Estoy llamando al teléfono que aparece en el artículo y nadie contesta,

    gracias,

    • Ruibén /

      Estuve el domingo pasado y ahora la ración es a 11 euros, pero sigue siendo el mejor pulpo del Mundo, y eso que lo comí en Fuensagrada hace un mes (también delicioso). Quizá llamaste cuando descansan, entre comida y merienda.

      • Igor Cubillo /

        Muchísimas gracias por la precisión, Ruibén.
        Ese pulpo va a haber que probarlo…
        Un saludo.

  5. Iván /

    Hola,

    Llevo un rato leyendo las recomendaciones de sitios que hacéis ya que voy a la zona de Llanes en Semana Santa… Y no paro de organizarme el tiempo para poder ir a probar algunos… Con respecto al Rincón del Pulpo ¿sabrías decirme si en la semana de Semana Santa estará abierto?

    Muchas gracias!

  6. Rubén de Vega /

    También estuve y, ciertamente delicioso y barato. En un entorno inmejorable.
    Mañana volvemos.

  7. Hoy he estado en el “Mitico” Rincón del Pulpo, es cierto, existe, como también es cierto la excelente atención y calidad. Lástima que no pudimos ver ningún pulpo vivo, ya que parece ser que están preparando las piscinas para introducir nuevos pulpos y seguir investigando ¡animo!. La semana pasada debieron liberar unos cuantos ejemplares en la misma playa, dicen que algunos de 7 kilos !!!, pero la buena noticia, es que van a poner un comedor bajo techo para poder seguir deleitandonos los findes de invierno.
    Volveremos!!!

    • Excelente noticia, Raquel. Esperamos volver también en el invierno que es muy largo. Respecto a los pulpos liberados será cuestión de bucear en la playa aumque un pulpo de siete kilos parecerá bajo el agua el kraken de 20.000 leguas de viaje submarino.

  8. Jose Damain /

    Llega un poco tarde el post, se acabaron las vacaciones para este mortal, pero estoy deseando que llegue un finde largo para acercarme desde Celoriu y comprobar lo escrito, un saludete.

    • zuloko /

      Sentimos lo de tus vacaciones. La gente del Rincón del Pulpo nos avisaron que, la terraza donde ofrecen las degustaciones seguirá abierta el mes de septiembre. Después me temo que habrá que esperar hasta el verano que viene. Otra opción sera la de comprar el pulpo cocido y aliñarlo ( y comerlo) en casa. Salud!!

  9. Dicky del Hoyo /

    Cierto Maribí, Asturias es mucho más, es el paraíso.

    Soledad, la ración cuesta exactamente 9,80. Como digo muy buena relación calidad precio. Si sigues las indicaciones del folleto (en la foto) no te pierdes, seguro

  10. soledad /

    Por lo que cuentas pienso ir y espero no perderme
    Por cuanto sale la ración de pulpo?

  11. Maribí /

    Pues ya somos dos los agradecidos, el trato fantástico, el precio, ni te cuento lo bien que está y el pulpo es de primera, el mejor que he comido jamás (y eso que soy Gallego). Ojala los Asturianos tomen el ejemplo de que Asturias no es Marbella

Trackbacks/Pingbacks

  1. LLanes, diez restaurantes y diez experiencias imprescindibles en el Oriente de Asturias | Lo Que Coma Don Manuel - […] misterio cualquier atardecer de otoño. Un lugar que ahora tiene un plus, el también misterioso Rincón del Pulpo, centro…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *