Pepintxo (Barakaldo). Los vegetarianos buenos y baratos existen

Mar 28, 14 Pepintxo (Barakaldo). Los vegetarianos buenos y baratos existen

NOSÍ (+16 rating, 4 votes)
Cargando…

Mucho tiempo hacía que no volvía por el restaurante Pepintxo. Años, sin exagerar. Y como ahora tengo más tiempo libre, hasta que dentro de poco ya no tenga ni tiempo libre, ni no libre, ni na’ de na’, pues hicimos una escapadita a Barakaldo, aprovechando que había que hacer algún recado, y reservamos mesa en el único vegetariano que conozco por la zona.

Y no es que la matrona me haya puesto a régimen y por eso quisiera comer ligerito en un vegetariano, no, porque lo que recordaba del Pepintxo era, precisamente, que costaba llegar vivo al postre. Pero, como hacía tanto que no lo frecuentábamos, pues lo mismo podía ser que saliéramos de allí con más hambre que el Chavo del Ocho o que el otrora vegetariano se hubiera convertido en un bar de txikiteros. A saber.

Al entrar, el personal me resultó familiar (muy de lejos, eso sí, que la memoria ya falla) así que me quedé más tranquila. Tenía pinta de seguir siendo lo que era. Y, además, con el comedor casi casi completo. Buena señal.

Crema de verduras, en Pepintxo (foto: María Mora)

Crema de verduras, en Pepintxo (foto: María Mora)

De primero, nos dieron a elegir entre dos ensaladas de las que el camarero nos enseñó una muestra de cada una para que viéramos la pinta que tenían (lo que viene a ser la versión real de los platos de plástico que colocan los restaurantes de Japón en sus escaparates para ayudarte a decidir). Esto me ha hecho mucha gracia siempre que he ido al Pepintxo, y siguen haciendolo años después. Yo creo que es como la marca de la casa. Como no nos decidíamos por ninguna de las dos, básicamente porque después venían otros dos platos más antes del postre y nos parecía demasiado, el camarero nos ofreció sustituir las ensaladas por unos zumos naturales. Nos convenció. Yo pedí el completo, de zanahoria, manzana, apio y naranja, mientras que el marido se ve que no tenía el día para mucho combinado y se quedó con el de zanahoria a secas. Peor para él, el mío estaba infinitamente mejor.

Seguimos con una cremita de verduras, de segundo. De las dos opciones, yo me decanté por la de cebolla, berenjena y queso, que estaba rica y espesa en su justa medida; las que son muy acuosas me parecen comida de enfermo. Y, de tercero, pedimos unas hamburguesas de “verduras de la huerta y pasas” en dos salsas (de tomate y puerro), y un crêpe relleno de verdura (de qué si no) con salsa de calabaza. Muy correcto todo, si bien el relleno del crêpe resultaba un poco pesado. Mejor las vegeburgers.

Quesada de soja, en Pepintxo (foto: María Mora)

Quesada de soja, en Pepintxo (foto: María Mora)

De todo el surtido de postres caseros, yo me decanté por la “quesada de soja” con canela y el padre de la criatura eligió un kéfir. ¡¡Con la buena pinta que tenía la tarta de chocolate que se estaban comiendo los de al lado!! Pues sí que tenía el día desganao el chico, sí… Aunque, pensándolo mejor, yo creo que sabía de buena tinta que bocadito a bocadito me iba a comer la mitad de su tarta, como el que no quiere la cosa, y se quiso ahorrar el enfrentamiento gastro-marital. Si tonto no es, no.

El único fallo de la comida fue que almorzamos sin pan. Se les olvidó ponérnoslo, pese a que lo recordamos en una ocasión. Al ir a saldar la cuenta, nos pidieron disculpas por el despiste, pero ya podrían haberse enrollado e invitarnos a la infusión. Por ejemplo.

Volveremos, de todas formas.

(le mola que los sitios buenos y humildes sigan al pie del cañón años después de descubrirlos, a María Mora)

 

web de Pepintxo

ver ubicación

Castilla La Mancha, 21; 48901 Barakaldo (Bizkaia)

94 437 30 90

Menú del día, bebida e IVA incluidos, 12 €.

Zumo natural, en Pepintxo (foto: María Mora)

Zumo natural, en Pepintxo (foto: María Mora)

Hamburguesa de verduras y pasas, en Pepintxo (foto: María Mora)

Hamburguesa de verduras y pasas, en Pepintxo (foto: María Mora)

Fachada del restaurante vegetariano Pepintxo (foto: María Mora)

Fachada del restaurante vegetariano Pepintxo (foto: María Mora)

La autora: MARÍA MORA

Perfil María MoraSoy María. Alicantina de nacimiento, baracaldesa de adopción y economista sin mucha vocación. Siempre he sido bastante glotona, la verdad, pero al buen comer y a los fogones me he aficionado en la veintena (esa que está casi terminando). Disfruto como una enana descubriendo sitios nuevos, casi tanto como pidiendo lo más raro que veo en una carta. No tengo blog propio, así que los Manueles me acogen cual cachorrillo sin hogar. Eso sí, tengo Facebook y Twitter (@mariamoramataix), por si queréis cotillear algo sobre mí.

2 Comentarios

  1. me super encantaaaa!!!! Como ya sabes, fui gracias a tu recomendación, hace ya un tiempito, y sin duda, comí de maravilla! La verdad es que deberia volver un dia de estos, antes de que deje de ser trabajadora en tu pequeña ciudad. 😉

    un besazo a los (casi) tres!

    B.

    • María M. /

      Oye, que luego puedes venir de visita y paseamos a la enana y nos tomamos un pintxito en los jamones (que lo estoy deseando)!!!

      Buen finde!!!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *