Preguntas sin aliñar: MIKEL URMENETA

Feb 05, 16 Preguntas sin aliñar: MIKEL URMENETA

NOSÍ (+25 rating, 5 votes)
Cargando…

Tengo una noticia buena y otra mala. Comenzaré por la mala: Mikel Urmeneta (Pamplona, 1963) ha dejado de ser director creativo de Kukuxumusu, la fábrica de ideas y dibujos que creó en 1989, junto a dos amigos, para pagarse los kalimotxos. La buena nueva es que el artista navarro ha creado una nueva empresa que apuesta por el “humor surrealista inteligente”, otra marca fácil de recordar: Katuki Saguyaki, que viene a querer decir Comida de Gato, Manjar de Ratones. Tiene mano para los nombres sencillos, el tío. Luego diréis de Lo Que Coma Don Manuel.

El caso es que la separación ha sido traumática y la humanidad entera se divide entre los que opinan que el verdadero alma matter de Kukuxumusu se ha ido porque le ha dado la real gana, y los que sostienen que ha sido Ricardo Bermejo, el nuevo socio mayoritario, quien le ha puesto de patitas en la calle. Yo estoy con Mikel, un creador con aire despistado, desaliñado y locuelo; un torbellino barbado que irradia buen humor, cachondeo y gamberrismo; un bon vivant con domicilios en Iruña y Nueva York, que ha presumido de haber sido expulsado de todos los institutos en los que se matriculó; un señor que contempla el arte como negocio y se ha empeñado en ser feliz; un dibujante que se pone el mundo por montera y cuyo legado, tradicionalmente vinculado a la fiesta y los sanfermines, incluye desde toros juerguistas a lobos enamorados de ovejas.

Casi tres décadas en el candelero nos han permitido encariñarnos con su universo creativo, pero ¿qué sabemos de Katuki Saguyaki? ¿Qué come y qué cocina Urmeneta? ¿Alguien se atreve a hincarle el diente a su bocata predilecto? ¿Qué será de Kukuxumusu? ¿Quién es el tal Ricardo Bermejo? La respuesta, en estas 26 preguntas sin aliñar.

Mikel Urmeneta posa con el logotipo de Katuki Saguyaki.

Mikel Urmeneta posa con el logotipo de Katuki Saguyaki.

“NO LLEVARSE LAS SOBRAS EN EL RESTAURANTE ES DE ACOMPLEJADOS”

¿Quién cocina en tu casa?

Vivo solo. Cocino latas e invento marranadas exquisitas.

Tú, ¿cuál es el plato que bordas, cuál es tu as en la manga?

Soy el mejor aliñador de ensaladas que conozco. Hago buenos bocatas y algunos inventos de microondas. Cosas que no se pueden ni contar.

¿La mejor cocinera del mundo era tu madre?

Ni pa dios. En mi casa no se cocinaba nada nada mal, pero, salvo platos muy concretos, no era una cocina de flipar. Recuerdo el relleno con tomate, los hongos en trozos grandes y babosos, la coliflor con bechamel…

Desayuno ideal.

Una Cocacola y un pincho de tortilla de patatas.

¿Cuáles son tus platos favoritos, cuáles pedirías como última voluntad?

Soy adicto a las ostras, al erizo, a los sesos, a los boletus, a los caracoles, a las espardeñas, a los callos, a las lechezuelas, a las angulas, a los garbanzos, al arroz… y muy de sushi y muy de sopas. Última voluntad: me gustaría probarme.

¿Cocina tradicional o tecnoemocional?

Tradicional, cinco veces por semana; tecnoemocional, dos.

¿Compartes que el sabor es lo más importante a la hora de sentarse a la mesa?

Por supuesto. Aunque a las texturas les doy muchísima importancia. Las buenas presentaciones y sorpresas, me alegran mucho.

Pescado esperando comensal en el restaurante 15 East, en NYC (foto: 15eastrestaurant.com)

Pescado esperando comensal en el restaurante 15 East, en NYC (foto: 15eastrestaurant.com)

Restaurantes preferidos.

De los grandes: el desaparecido elBulli, Martín Berasategui, Arzak, DiverXo…; en Nueva York, Daniel, 15 East y Momofuku. Más modestos: Triciclo, Bidea 2 y la carne del Zaldiko y del Kalean Gora. Una cadena de calidad: Sagardi. Estoy desando ir al Azurmendi, de Eneko Atxa; nunca he estado, el otro día estuve con él en Madrid Fusión.

¿Qué opinas si, en la mesa aledaña, se llevan el vino sobrante y sacan el tupper del bolso o la mochila?

Si te refieres a lo que en USA llaman “Doggy Bag”, hacen muy bien en llevarse las sobras, a pesar de lo cutre que pueda parecer. No hacerlo es de acomplejados.

Pollo escabechado, de Bar Mô.

Pollo escabechado, de Bar Mô.

Si tienes visita, ¿qué bares y/o restaurantes te gusta ‘enseñarles’ en tus ciudades?

En NY, el restaurante Momokuku saam bar y el bar Nublu. En Pamplona, asador Zaldiko y el bar Mô.

¿Barra y ronda de bares, o larga sentada en terraza?

Si se trata de beber, soy de barras. Me aburren las terrazas.

Bocadillo preferido. 

Los que yo me hago. Por ejemplo: salsa de soja, pimienta, jalapeño, lata de navajas, queso emmental, un poco de mayonesa y alga nori. Maravillosa cochinada.

¿Con quién compartirías una buena botella?

Con Juliana y con Carlos Irijalba. Pero si pone él el vino, con Alvarito Palacios. Si es por conocer a alguien, con Miquel Barceló o Terry Richardson.

¿Cuál es tu disco, artista o música preferida para amenizar una comida memorable?

No me gusta escuchar música, salvo cuando estoy de fiesta con gente. Si hay que elegir, un mix de mi cadáver favorito, David Bowie, algo de Esquivel y de Jay Jay Johanson.

¿La gastronomía vive inmersa en una burbuja que no tardará en explotar, o aún tiene que ganar protagonismo, presencia, ‘importancia’ en nuestra sociedad?

Depende de qué camino elija. Hay mucho que explorar y mucho a punto de estallar. El boom está claro que pasará, y los dibujantes seremos los putos amos. Que ya es hora.

¿Qué es Katuki Saguyaki?

Quiere decir “carne de gato, manjar de ratón”, muy gastronómico. Es mi nueva marca de dibujos. Dibujos se llevan bien con la tecnología, la ciencia, la cocina, el medio ambiente… Lo iréis viendo.

Mikel Urmeneta _ caperucitaDe Kukuxumusu, ¿te has ido, te han apartado, o todo parecido con la realidad es mera coincidencia?

El nuevo socio mayoritario de la empresa me dio una patada en el culo y me expulsó como director artístico, no pudiendo hacer labor alguna en la empresa que yo fundé y de la que sigo siendo socio. Surrealista. Después de fundar la marca, inventar un lenguaje, ceder parte de mi universo creativo, formar a un equipazo de dibujantes (que se vienen conmigo a Katuki Saguyaki), ser director creativo de Kukuxumusu durante 27 años, alma y cabeza visible de la marca, viene un pobre gnomo rico, se compra el juguete y no pide las instrucciones, ficha como gerente a un liquidador de empresas, destroza la filosofía de marca y prescinde de mis servicios. Yo creo que piensa que está jugando al Monopoly, con todo el riesgo que tiene eso para el funcionamiento de una empresa y sus trabajadores. Si Kukuxumusu se hunde, sólo habrá un culpable: Ricardo Bermejo.

Kukuxumusu y Katuki Saguyaki, ¿el mismo perro con distinto collar?

Los dibujantes de Katuki Saguyaki han hecho el 97,4% de todos los dibujos de la historia de Kukuxumusu. Obviamente, el ADN de la marca ha migrado a Katuki Saguyaki; haremos lo de siempre y lo que aún nunca se ha visto. Tenemos ganas de sorprender. Kukuxumusu se queda, de momento, con un único dibujante bastante nuevo, César Garralda, quien tiene la opción de ser creativo e inventar un universo propio, o cruzar la línea roja y copiar mi estilo y mi iconografía sin mi autorización, metiéndose en un lío legal y ético, y convirtiéndose en un vulgar copión. Ya os contaré qué camino toma.

Te has tirado 27 años como director artístico. ¿La creatividad es un pozo sin fondo, o es fácil repetirse, caer en la monotonía y la reiteración?

Yo me doy vergüenza porque, sin habérmelo currado en exceso, tengo una capacidad de crear que yo mismo flipo. Lo mismo que soy incapaz de estudiar idiomas o darle una patada a un balón, soy capaz de resolver cualquier reto creativo a la velocidad del segundo, y me repito muy poco.

Mikel Urmeneta _ San Fermin 2004¿Cómo defines tu estilo como dibujante?

Hijo de perra naif.

¿El humor todo locura (sic)?

El humor sin más hay veces que no tiene mucha gracia, pero suele ser casi siempre una buena herramienta para ser más feliz. Relativizar sobre cualquier cosa y sumarle humor, todavía da mejores resultados.

A todo esto, ¿quién es Ricardo Bermejo?

Un hombre que debería jugar a la petanca. Habría que hacer una encuesta en Pamplona sobre qué opinan de él y de mí como empresarios y como personas. Yo aún estoy esperando oír a alguien que me diga algo bueno de él. Hizo mucho dinero llevando en exclusividad los curros de imagen de la CAN (Caja Navarra), hasta que la absorbió La Caixa. Yo me uní a él para salvar más de una treintena de puestos de trabajo, porque Kukuxumusu estaba muy débil tras la crisis, y sin saber lo complicado que era trabajar con este hombre y lo mal gestor que es. Se compró su juguetito y no quiso leer las instrucciones.

Has sacado más provecho a los sanfermines que Hemingway. No me digas ahora que eres antitaurino…

Soy incapaz de matar una hormiga, pero el toro me gusta en el campo, en el Encierro, en la plaza y en el plato. El otro día hice un dibujo de dos perros en una corrida, y uno le dice al otro “Como me vea mi amo en los toros me mata”. Es “toro” muy contradictorio.

Tienes una risa contagiosa. ¿Qué enfada a Mikel Urmeneta?

Los corruptos, los mangantes, los trepas chupaculos, los copiones, los mentirosos… Es un enfado interno y llevadero, si no estaría amargado todo el día.

Mikel Urmeneta _ Opabinia Films¿Qué otros proyectos tienes entre manos, además del lanzamiento de Katuki Saguyaki?

Tengo una productora con dos amigos de filmaciones 360, se llama Opabinia Films, y éste tiene que ser nuestro año, después de adelantarnos 24 meses al boom actual.

¿Qué te gustaría ser de mayor?

Menor e inmortal

(Igor Cubillo)


IGOR CUBILLO

Periodista especializado en música, ocio y cultura, incluida la gastronomía. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). En el medio de la vía, en el medio de la vida, si hay suerte, tal vez. Hace las cosas innecesariamente bien y, puestos a hablar, colabora con Radio Euskadi (‘La Ruta Slow’), dirige Lo Que Coma Don Manuel, aún escribe de música en Kmon y la buena gente de eldiario.es cuenta con sus textos coquinarios en distintas ediciones locales.

Vagabundo con cartel, ha pasado la mayor parte de su existencia en el suroeste de Londres, donde hace más de 20 años empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para El País, Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo A Mano (GEYC), Den Dena Magazine, euskadinet y alguna otra trinchera.

Como los Gallo Corneja, es de una familia con fundamento que no perdonaría la cena aunque sonaran las trompetas del juicio final, si es que no han sonado ya.

Ah, tiene perfil en Facebook y en Twitter (@igorcubillo), pero no hace #FollowBack ni #FF. Se le resisten ciertas palabras y acciones con efe. Él sabrá por qué…

3 Comentarios

  1. Topota /

    Y al sr Cubillo, como buen periodista debería vd contrastar la info que publica, claro, pero esto es un blog de opiniones personales, disculpe…

    • Igor Cubillo /

      Estimado Topota, gustoso le explicaría la diferencia entre una información y una entrevista, pero me temo que sería perder el tiempo. Las declaraciones de un entrevistado no debe contrastarlas el entrevistador, pues son responsabilidad del propio entrevistado.
      Por otra parte, el señor Mikel Urmeneta merece infinítamente más respeto y credibilidad que un sujeto que pretende insultar y malmeter escondido tras un burdo apodo, desde el anonimato.
      Gracias por contarse entre nuestros lectores.

  2. Topota /

    Mikel tiene mucha gracia, pero si tuviera huevos de contar la verdad otro gallo le cantaría…
    Que hablen los 80 tíos que se fueron a la calle por no tomar decisiones porque estaba ocupado living la vida loca
    Que cuente como trata a la gente
    Que cuente lo mucho que ha hecho por kukuxumusu en 27 años
    Que cuente como chantajeo y maltrató a sus amigos y antiguos socios
    En fin, por qué será que todo lo que nos suena distinto y guay nos obnubila y nos creemos historias que no tienen un pase.

    De los cinco tipos de gente que le producen enfado se lleva tres, que crack

Trackbacks/Pingbacks

  1. Albiste remix (1) | Katuki Saguyaki - […] eta telebistetan ere ukan genuen oihartzunik, eta bazirudien Mikel Urmeneta biderkatzen ari zela : ETBko “Down – Town. Navidad con…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *