Valenciano, por Ana Romera (Recetas para una cuarentena #72) lo

Abr 28, 20 Valenciano, por Ana Romera (Recetas para una cuarentena #72) lo

De gentilicios va la cosa. Verán, en mis sobremesas nunca un postre ha suscitado tanto asombro, expectación, admiración y polémica como el más simple del repertorio: el valenciano. Y eso ha ocurrido con castellanos, madrileños, catalanes y andaluces. Así que recurro al amparo de Don Manuel para reivindicar la exquisitez de lo sencillo y abrir el debate sobre éste, al parecer, gran desconocido invento de los dioses.

En tierras vascas la presencia del valenciano en las cartas de postres es algo habitual, llegando en ocasiones a presentarse como combinado o bajo el epígrafe de los cafés de gentilicio europeo, como el irlandés o el escocés. Sin embargo, siempre que preparo esta delicia a gentes de otros lares se repiten las expresiones de albricias, incredulidad y satisfacción. Algo así como si todos los comensales susurraran a su vaso eso de “¿dónde has estado durante toda mi vida, oh, valenciano?”

INGREDIENTES

  • Una o dos bolas de helado de vainilla
  • Zumo de naranja natural
  • Un chorrito de Grand Marnier

He de reconocer que, cuando la situación es acuciante, el valenciano admite todo tipo de ‘aberraciones’, tales como usar zumo embotellado, Cointreau o Drambuie. No es lo mismo, pero sigue estando fetén.

Zumo, helado y triple seco, ¡valenciano! (foto: Ana Romera)

AL LÍO

Coloca el helado de vainilla, también conocido como mantecado, al fondo de la copa o del vaso de pelotari, el continente que prefieras. Añade el zumo de naranja, una cantidad generosa (dos piezas en su temporada idónea te procurarán un valenciano de campanillas). Y remata con el chorrito de Grand Marnier, engañoso él, porque uno echa y echa y le sigue pareciendo que el conjunto sabe a naranja; lógico, recuerden la esencia del triple seco.

Ésa es la fórmula, inmerecidamente ninguneada, de la perfección. ¿Quién fue el iluminado que creó el valenciano? ¿Es valenciano el valenciano? ¿Es postre el valenciano, o es un combinado? Y, por cierto, en busca del bocado ideal, ¿prefieren ustedes esperar a que el helado se derrita, o son de los que meten la cucharilla cuando el mantecado aún mantiene la textura?

Valenciano, bodegón, siempre arte (foto: Ana Romera)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.