Vino, aceite, recetario y paté riojanos en la tienda online de Txebiko

Mar 17, 21 Vino, aceite, recetario y paté riojanos en la tienda online de Txebiko

Quien conoce a José Luis Vicente Gómez se acuerda posteriormente de él. Imposible pasar por alto la personalidad de un cocinero jocoso, divertido, echao pa’lante, nervioso, lenguaraz y de risa fácil que reparte satisfacción a cuantos toman asiento en Cachetero, restaurante centenario especializado en cocina tradicional riojana ubicado en plena Laurel. Tiene un segundo establecimiento llamado La Brasa de la Laurel en esa misma calle, Meca del poteo logroñés, y muchos le habréis visto combatir los cierres impuestos al sector por la ruinosa pandemia a bordo del patinete con el cual comenzó a repartir comida a domicilio.

Pochas con calamares, tournedó de ciervo, bacalao con fritada en papillote, pudin de manzana con crema inglesa y pimpantes txebi-bokatas (de rabo con hongos, chuletón con pimiento najerano, solomillo de ciervo y beicon…) llegaban a la puerta de tu casa en manos del propio Txebiko, alias de nuestro protagonista. Pero, claro, el área de reparto era y es limitado. Mi gozo en un pozo, pensará más de uno, pero el drama es llevadero merced a la posibilidad de adquirir vía online productos, que no platos, con su firma. Concretamente, txebiko.com es el portal donde despacha alimentos de su comunidad de adopción, pues no hay que olvidar que es vizcaíno.

Dos fotografías de José Luis presiden las etiquetas de las dos referencias de vino avaladas por Txebiko Wines. Una imagen de su niñez viste el vino tinto (10,50€) que embotella para él Marqués de Tomares, un crianza, 100% tempranillo, muy fácil de beber. Una foto reciente, en la que aparece tocado con una de sus características y vistosas txapelas, distingue en cambio la botella que completa el apartado enológico, la de un blanco (10,50€) con ocho meses de barrica a cargo de la misma bodega de Fuenmayor.

Si lo recomienda Txebiko, está cojonudo

El referido tinto hace excelentes migas con el paté tradicional picante (3€), en cuya relación de ingredientes figura un 12% de ¡alegría! riojana. Hígado (43%) y tocino de cerdo (43%), brandy, sal, especias y nitrito sódico completan la elaboración corre a cargo de Embutidos Antaño de Rioja. Pica y gusta en su sencillez, y el etiquetado incluye la siguiente leyenda: “Si lo recomienda Txebiko, está cojonudo”.

Se presta más al lucimiento y al emplatado requetefino el frasquito de Txebikaviar de aceite de La Rioja (10,95€). Así llama a las esferificaciones de AOVE. ¿Utilidad? “Van a quedar preciosas donde las pongas. Un ejemplo: llega la temporada y te cueces unos espárragos en casa; los sacas, escurres un poquito, los dejas en el plato, pones vinagreta o aceite, cada uno aliña como le gusta, ¿pero qué queda en el plato cuando te comes los espárragos? Un charco con agüita de espárragos, aceite, vinagre, si has echado… Con Txebikaviar cueces el espárrago, lo abres por la mitad calentito y escurrido, y le pones unas perlas de aceite en medio; pegas un bocado y pillas todo el sabor del espárrago al primer mordisco; muerdes, te sale todo el juguito del espárrago, coges el sabor y, de repente, empiezan a explotar bolitas de aceite, pla, pla, pla, y en la misma boca estás aliñando. ¡Gloria bendita! Además, así no haces barquitos, que también es otra ventaja, ¡que nos ponemos morados!”, abronca divertido el cocinero..

El aceite utilizado es el mismo que muele para Txebiko el trujal de Almazara Valle del Iregua, en Albelda de Iregua, un arbequina versátil (8,50€, 500ml.) para consumir en frío que en 2019 fue premiado por el Consejo Regulador Aceite de La Rioja en la categoría ‘Frutado verde’.

Cien años de Cachetero, por Txebiko

Se tratan todos ellos de productos escogidos, de calidad, son mucho más que un premio de consolación. Aunque para premios, el recibido por el libro ‘Cachetero: más de 100 años de cocina tradicional riojana’ en la categoría ‘Patrimonio culinario’ de los Gourmand World Cookbook Awards. El volumen en cuestión se vende a 39€ y se trata a fin de cuentas de un recetario que no pasa por alto las preparaciones más icónicas de la región: patatas con chorizo, caparrones, menestra de verduras frescas, alcachofas en salsa con almejas, bacalao al ajoarriero, bacalao a la riojana, pimientos rellenos, cabrito asado, patitas de cordero (a poder ser chamarito), pollo con fritada, tournedó de ciervo con salsa de tomillo, rabo de vacuno al vino tinto, pudín de manzana ácida, arroz con leche, tarta de queso con membrillo, peras al vino…

Antes de que irrumpan las 41 recetas se rememora brevemente, en inglés y castellano, la historia y anécdotas de la casa de comidas fundada por Silviano Arechinolaza y Ezequila Barrio en el lejano 1910. Bautizada con el nombre del subalterno que en el mundo del toro se encarga de rematar al animal con puntilla o cachete, allí han meneado el bigote no sólo toreros de relumbrón (Curro Romero, Manolete, Paquirri…), también celebridades como Ernest Hemingway, Anthony Quinn, Miguel Delibes y Paco de Lucía.

Cabe añadir que la tienda online de txebiko.com ha añadido la posibilidad de comprar trufa fresca, que los envíos tardan generalmente entre tres y cinco días, que se puede pagar con tarjetas Visa y Mastercard protegidas por Verified Visa, que distintos lotes de producto permiten ahorrarse un buen pico, y que no existe un compromiso inamovible con los productos. De hecho, Txebiko volverá a seleccionar vinos y aceites cada temporada (“intento que todo lo que hago tenga incluso un sello de calidad, por ejemplo una denominación de origen”), con la misma naturalidad, ilusión y humildad que se cala llamativas txapelas cosidas por su madre o deja escapar como lava de un volcán su característica carcajada.

(Igor Cubillo)

web de Txebiko

José Luis Vicente Gómez, aka Txebiko, saluda a la afición en la puerta de Cachetero (foto: Cuchillo)
José Luis Vicente Gómez, aka Txebiko, saluda a la afición en la puerta de Cachetero (foto: Cuchillo)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.