Cachetero (Logroño). Milagro en Laurel

May 13, 16 Cachetero (Logroño). Milagro en Laurel

Publicado por en Destacado, La Rioja

José Luis Vicente Gómez (aka Txebiko) regenta en Laurel un restaurante inaugurado en 1903 donde sirve comida tradicional resuelta con desenvoltura, finura y una puerta abierta al atrevimiento.

leer más

El Portal del Echaurren (Ezcaray). Vísceras, despojos y más delicias

Dic 09, 15 El Portal del Echaurren (Ezcaray). Vísceras, despojos y más delicias

Publicado por en Destacado, La Rioja

Disfruta de una vuelta de tuerca a la casquería, de la mano de Francis Paniego. Un alarde de sutilidad su paseo por el lado más bestia de nuestro patrimonio culinario. Desde las mismas entrañas.

leer más

Alegato en favor de los pinchos de oreja de cerdo

Del cerdo gusta y se aprovecha todo. Hasta los andares. También las orejas, de las que Óscar Cubillo disfruta saboreando unos pinchos estupendos, generalmente rebozados. Le tientan indefectiblemente. Lo cuenta aquí.

leer más

Vino blanco y queso. Una pareja ideal

Jul 10, 15 Vino blanco y queso. Una pareja ideal

Publicado por en Bilbao, Bizkaia, Destacado, Euskadi, La Rioja, Miscelánea

¿Quién dijo que el queso hay que comerlo con tinto? El blanco limpia el paladar, permite que se desarrolle el queso, que afloren sus cualidades organolépticas, y potencia su sapidez. Y eso, buscar armonía, es lo que se pretende al combinar alimentos.

leer más

Origen, el reto de Azpilicueta

La bodega de Fuenmayor ya tiene, por fin, un vino 100% tempranillo. Con uva de tres pagos y crianza en roble francés. Él, Origen, protagonizó la tercera edición del Reto Azpilicueta, que otorga motivación y visibilidad a los cocineros en ciernes que estudian en el Basque Culinary Center.

leer más

Marqués de Terán. Innovar desde Rioja

Nov 17, 14 Marqués de Terán. Innovar desde Rioja

Publicado por en Destacado, La Rioja, Mueble Bar

En un cerro de Ollauri, la bodega Marqués de Terán pone en marcha iniciativas como la criomaceración, recurre a pistones para el pissage de la uva y se sirve de la geotermia para generar primaveras artificiales que favorezcan la fermentación de sus vinos. Todo con un fin: hacer modernos, riojas no muy clásicos, aun con un 95% de tempranillo. Loable.

leer más

dellaSera (Logroño). Cocineros del frío

Oct 20, 14 dellaSera (Logroño). Cocineros del frío

Publicado por en Destacado, La Rioja, Productos

El trabajo de Fernando Sáenz Duarte, heladero, no está tan alejado del que realiza el guisandero; simplemente estudia cómo se comportan los ingredientes en otro rango de temperaturas. Emplea el mismo “sentido gastronómico” en sus recetas, aunque se sirva de técnicas distintas.

leer más

Tierra Agrícola Labastida. Vinos de excepción en una bodega familiar de La Rioja (alavesa)

Jun 11, 14 Tierra Agrícola Labastida. Vinos de excepción en una bodega familiar de La Rioja (alavesa)

Publicado por en Araba-Álava, Destacado, Euskadi, La Rioja

Una bodega que nos esperaba con la comida en la mesa. De nombre Tierra Agrícola Labastida En el pueblo un cielo azul como sólo los paisajes riojanos ofrecen, en el horizonte las vides verdes, los campos ocres.

leer más

¿Qué se cuenta en un Foro de Comunicación Enoturística?

Feb 18, 14 ¿Qué se cuenta en un Foro de Comunicación Enoturística?

Publicado por en Destacado, La Rioja, Miscelánea

(+15 rating, 3 votes) Cargando… ¿Qué me gusta más, beber vino o viajar? Beber no está del todo bien considerado, así que, aunque nunca como entre bebidas, mentiré y diré que prefiero hacer turismo. Aunque recuerdo un viaje a México haciendo la conga en la cubierta de un barco y bebiendo txupitos de tequila rosado… Qué narices, me gusta más libar buen vino. Y, ya, la releche es poder conocer nuevos lugares al tiempo que descubres caldos, visitas bodegas y jamas como un señor. Eso es posible hacerlo en Rioja Alavesa, un territorio entregado al cultivo de la uva. Por eso no es de extrañar que Laguardia, una de sus principales poblaciones y, por otra parte, el pueblo más bonito de Álava, acoja un interesante encuentro de enoturismo. El Centro Temático del Vino Villa Lucía, de dicha localidad, acogió, los días 14 y 15 de noviembre (ejem, si, han leído bien), la tercera edición del referido III Foro de Comunicación Enoturística, e hicimos un poder para acudir al mismo. El día 14 madrugamos más de lo deseado, arrancamos el motor, cargamos un puñado de discos de Quique González y nos dirigimos allí. Siempre recordaré, por su espectacular belleza, el ramo final del recorrido, entre viñedos teñidos de colores vivos, cubiertos de hojas granates, anaranjadas, verdes y amarillas, un cromatismo fascinante que pronto fue barrido por vientos y heladas. Una imagen grabada en la memoria, un recuerdo imborrable, una estampa más que recomendable, necesaria. Al llegar, me acredité, me reconfortó la sonrisa de la chica de información al pronunciar (yo) Lo Que Coma Don Manuel, y escuché a los políticos de rigor referirse a las bondades de Rioja Alavesa y de la gastronomía vasca. Los minutos de la basura, en jerga deportiva. Pronto fueron periodistas, blogueros, técnicos de la Administración, abogados y más políticos los que ocuparon el escenario. Rompió el hielo Pau Morata (director adjunto de la revista Incentives&Meetings), quien recordó los tiempos en los que se ganaba un dinero como vendimiador y señaló,...

leer más

Beethoven I (Haro). Honestidad, sencillez y excelente RCP

Ene 09, 14 Beethoven I (Haro). Honestidad, sencillez y excelente RCP

Publicado por en Destacado, La Rioja

(+25 rating, 5 votes) Cargando… El filósofo Andre Comte-Sponville sostiene la idoneidad de abrazar la feliz desesperanza, de preferir la vida tal cual es antes de esperar otra mejor, más de nuestro gusto, sea después de la muerte o en este mundo. No obstante, yo no me resigno, me aferro a la tesis freudiana de que una ilusión no es necesariamente un error y no pierdo la esperanza de protagonizar un día un triple salto mortal que me catapulte, partiendo de la nada, a las más altas cotas de la insignificancia. Y mi fe se sostiene, entre hilvanes, en pequeños detalles como el acaecido hace unas semanas a mi salida del II Foro de Comunicación Enoturística, celebrado en Laguardia, del que salí pitando con ánimo de compartir mesa y mantel con una fuente de total confianza. Ya en ruta, una llamada de teléfono bastó para confirmar que se caía el plan, así que decidí tomar el desvío a Baños de Ebro, con la esperanza de toparme en el recorrido con las instalaciones de Artuke, una bodega que me ha seducido con caldos como Finca de los Locos y Pies Negros, cargados de aromas, sabores, historias, remembranzas y sentimientos. ¿Quieren saber qué sucedió? Me perdí entre viñedos. Eme. Una calle sin salida me indicó que era el momento de renunciar a osadías y decidí comer en Llodio, en Balintxarreketa, un caserío anotado en mi particular agenda azul por recomendación de algún familiar. Pues bien, les contaré qué aconteció: pasado Haro, retención kilométrica. Llevaba más de 40 minutos con el motor parado y, salvo aquellos vehículos que decidían dar marcha atrás, en busca de una alternativa, nadie ocupaba el carril contrario, hasta que una patrulla de la Ertzaintza me comunicó que me quedaban, lo menos, otros 30 minutos de atasco. Qué asco. Adiós al plan de Llodio. Vistazo a la lista de restaurantes riojanos pendientes: ¿Venta de Molcalvillo, en Daroca de Rioja? Demasiado lejos. ¿Sopitas, en Arnedo? Ya ha salido en LQCDM, esta weg. ¿Tierra, en Entrena?...

leer más

Cachetero (Logroño). Un clásico del Laurel

Oct 31, 13 Cachetero (Logroño). Un clásico del Laurel

Publicado por en Destacado, La Rioja

(+75 rating, 15 votes) Cargando… La del Laurel es la calle de vinos y de pinchos con más ambiente de Logroño. El nivel medio de la oferta no es para echar cohetes, pero lo puedes pasar bien. Esta estrecha calle, sobre todo, la animan los bares (mi favorito quizá sea La Tavina, en el córner de entrada), pero abundan también los restaurantes. El que atesora más caché es el Cachetero, y perdón por la redundancia, pero me ha salido sola. Quería comer ahí desde que en el típico artículo gastronómico del ABC, el periódico monárquico, leí que ahí solía comer Su Majestad el Rey. Señal de garantía, ¿no? Pues yo iba a potear al Laurel y el garito siempre estaba cerrado. Luego me enteré de que el dueño lo había dejado, se había jubilado y había pasado los trastos a uno de sus más hábiles discípulos, Josele, quien modernizó la carta, ajustó los precios a la baja y dejó tal cual la decoración del salón comedor, amplio, antañón, crema y adornado con muchos cuadritos exhibidores de reconocimientos manuscritos de los clientes satisfechos (‘estómagos agradecidos’, los llaman en su web), caso de los tres Sudamericanos, que hasta dibujaron una coqueta caricatura el año en que yo nací. Pues el miércoles que fuimos a Logroño para ver al rocanrolero Roy Loney, en primera fila me topé con un logroñés de pro: Javi, el primo de Carlos Benito, compañero y sin embargo amigo en las tareas periodísticas. Por esto le llamaremos Primo. Primo tenía el jueves libre y comentó: «Venís a un concierto al Biribay y mañana vais a comer al Cachetero… Estáis bien informados, ¿eh? Pues voy con vosotros, que conozco a Josele, al dueño». Así que al día siguiente nos tomamos los tres una ronda de tres potes, cualitativamente decrecientes, por el casco viejo logroñés, donde Primo mora en una casa centenaria (como centenario, o casi, es el Cachetero). En el primer local, el mejor, el elegido por mí (La Tavina mentada), de casualidad nos cruzamos con Josele, quien...

leer más

Restaurante Amelibia (Laguardia): ¿Un menú demasiado bueno?

Jun 06, 13 Restaurante Amelibia (Laguardia): ¿Un menú demasiado bueno?

Publicado por en Destacado, La Rioja

Soy (somos) fans del restaurante Amelibia, sito extramuros de Laguardia, nuestro pueblo vasco favorito, cada día con más diferencia. Nos agrada el Amelibia por su amable servicio, por la claridad y serenidad que se respira en su comedor, por sus vistas, por sus mesas separadas, por su clientela fiel y desapercibida, por su comida, por su bodega, por su modernidad… Por su atmósfera más que ambiente. La última vez que pernoctamos en Laguardia yo deseé comer su menú del día tres jornadas seguidas, propuesta a la que mi esposa no se avino, aún ignoro el porqué. El caso es que ahí almorzamos sólo dos días y los dos ambos la gozamos (ella también). Y reflexiono ahora: ¿no es tan bueno, tan competente, el menú del Amelibia que los clientes se saben satisfechos por anticipado y debido a ello no contemplan probar el menú degustación (mi esposa me ha rechazado esta invitación siempre; son seis platos, tres entrantes, pescado, carne y postre, sin bodega) ni comer a la carta (recuerdo que el mejor cochinillo que he masticado en mi vida fue ahí, y espero repetir pronto)? Esos dos días también la gocé. Disfruté de dos modos distintos, sin cansarme. La sucesión de los almuerzos no hizo decrecer el disfrute (la utilidad, dicho sea en términos económicos). El vino ambos días estuvo muy bien y fueron distintos cosecheros carbónicos de la zona, Rioja Alavesa, presentes en la carta porque, como informó a unos clientes Alejandra, la afable y paciente jefa de sala, al Amelibia van a comer frecuentemente numerosos bodegueros y hay que incluirlos en la carta. Sí, ahí acaban desde turistas fugaces (¡japoneses esa vez!) hasta negociantes, comerciales y empresarios locales y comarcales que paran a disfrutar de la gastronomía del Amelibia más que a nutrirse para poder completar la jornada laboral. Yo soy fan de Laguardia y devoto del Amelibia, no me importa airearlo. No en vano, es el tercer post que complacido firmo sobre este restaurante. Mientras miro las fotos y escribo éstas...

leer más