Mami Lou Cupcake (Bilbao). Cupcakes & Cale

NOSÍ (+10 rating, 2 votes)
Cargando…

Vistoso surtido de cupcakes de Mami Lou.

¿Puede haber un plan más dispar que merendar cupcakes antes de ver por primera vez en directo a John Cale? Pues evidentemente sí, pero este periplo a priori tan disperso se le ocurrió al amigo Cuchillo y una fan incondicional de la repostería como yo estaba encantada de renunciar a las consabidas cervezas rockeras y romper la dieta en Mami Lou, el encantador local de cupcakes de la calle Barrainkua de Bilbao. Y como en este post van ustedes a encontrar anglicismos ñoños por doquier, parto ya de un adjetivo decisivo para describir la experiencia: lovely.

Mami Lou es un precioso y coqueto local en el que al entrar tu mente empieza a funcionar en diminutivos. Y no sólo por lo pequeño, que lo es, sino porque además la decoración es armonía pura, con tonos azules y blancos, con un original suelo de baldosa y una barra de madera al servicio de su especialidad: los cupcakes. Si son amantes de ‘Mad men’, es casi como entrar en la cocina de la Betty Draper, pero en vez de su rictus de frustración, tras un primoroso delantal te da las buenas tardes una sonrisa espectacular, de esas que le encantarían a Uve. Y a continuación entras en un mar de dudas. Imagino que por la mañana hay que enfrentarse a  expositores llenos de colores imposibles (como los de la foto), pero por la tarde la oferta era ya escasa; sólo quedaban cupcakes con frosting de petisuis, icing de limón y uno de chocolate con almendras, con su buttercream de chocolate que fue el que elegimos al instante (2,50€). Estaba realmente bueno. Una magdalena esponjosa con su crema de mantequilla y chocolate por encima y un topping que Cuchillo definió como fruto seco exótico cubierto de chocolate, y que al final bautizamos como nuez de Macadamia, por lo sonoro y lejano. Ummmmm.

“Heart attacks” de Mami Lou.

Pero no todo queda ahí. En esa barra de las delicias estaba una de mis debilidades:  la cheese-cake de arándanos. Desde que la descubrí en ‘Las chicas de oro’ ando siempre detrás de la tarta de queso perfecta, así que no me pude contener y pedimos también un trozo (3,50€). Era una tarta de queso de las horneadas, con su toque de limón, como la New York, y su mermelada de arándanos, sin gelatinas. Estaba muy rica pero no alcanzó el nivel de perfección esperado (pero repito que mi listón está muy alto). Lo acompañamos de dos cafés, el solo (1,25€) era espresso y el cortado estaba estupendo, así que al final tuvimos una merienda ‘adorable’ por 8,55 eurines que pagó mi gentil acompañante.

Advierto que la carta es mucho más extensa y que tienen una selección de té con entradas tan sugerentes como champán con fresas, y unos batidos impresionantes, y un chocolate que sirven en vasos cónicos, como en Mara (debe ser tendencia), y frappes, y…. bufff cuántas visitas pendientes.

Y, sí, he obviado deliberadamente la manida referencia a los cupcakes de ‘Sexo en Nueva York’, porque la inspiradora de este local ha sido la abuela Ludovica (a la que no imagino suspirando por unos Manolos) y porque tengo muy claro que Carrie y Samantha se hubieran decantado por dar un bocado al guitarra o al batería que acompañaban a John Cale, a pesar del escaso topping del segundo.

 (Ana Romera)

facebook de Mami Lou Cupcake

ver ubicación

Barraincua, 7; Bilbao (Bizkaia)

94 424 40 86

7 Comentarios

  1. Que buena pinta tiene esa foto, no sé como se me ha escapado a mi este sitio con el olfato que tengo para este tipo de lugares, desde luego tengo que ir a probar esos cupcakes, a ser posible con chocolate. Da igual que luego nos suba el azúcar, más dulces serán nuestros días, se me ha hecho la boca agua así que me voy corriendo a comprar algo similar.

  2. Me encantan las sonrisas, pero más me ha gustado tu post. Un abrazo

  3. Muy buen post! en cuanto a Mami Lou…pues a mi me parece una ñoñería. Se han puesto de moda primero los muffins, luego los macarons, ahora los cupcakes…al final, magdalenas de toda la vida con colorantes y gominolas. Tanta florecita, tanto mantelito, tanta tetera, tantas buenas formas exageradas, tanta voz en bajito y en dulce hace que se me dispare a mi la glucosa, los azucares y hasta la tensión!
    Ala, ya me he desahogado! La semana que viene lo hago en mi blog.

    Y QUE VIVA EL ROCK&ROLL!! (esto no viene a cuento, pero es que tanto mundo en rosa ha sacado mi vena rockera…jajaja)

    Un beso, y bienvenida, Ana!

  4. en cuanto haga el curso de cupcakes me voy a comprar un delantal rosa con tirantes de volantes y mitigaré el estrés horneando ñoñerías, a ver si se me pega la sabiduría de Betty.

  5. Perro labrador /

    como diría el hermano lobo: auuuuuuu!

  6. Perro labrador /

    Ya veo: las eternas diferencias. Cuchillo paga los cupcakes a las chicas y con el resto se sale por la tangente. Me estoy empezando a poner celosón…

    Un artículo muy bien ambientado, te lo dice un fan fatal de los Mad Men y en especial de Joan Holloway.

    “Remember Don…when God closes a door, he opens a dress. “

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cocina para vagonetas: tarta de queso Philadelphia, el postre estrella de Uve « LO QUE COMA DON MANUEL - [...] que se aprende en Don Manuel. Ha sido leer el cupcakes de Ana R y pensar en la cena…
  2. El postre, al menos que sea decorativo « LO QUE COMA DON MANUEL - [...] que se aprende en Don Manuel. Ha sido leer el cupcakes de Ana R., de ayer, y pensar en…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *