Restaurante Pizzería Da Vinci (Vitoria). Barato, nada más

NOSÍ (+6 rating, 2 votes)
Cargando…

Manitas de cerdo del Da Vinci (foto: Cuchillo)

La primera vez que comimos el menú del día del Da Vinci fue fruto de la casualidad. Recorríamos la calle Manuel Iradier, en busca del restaurante vegetariano Museo del Órgano, y nos topamos en la acera con un cartel que anunciaba siete primeros, siete segundos, postre y bebidas (incluido el tinto Viña Atauri, con tapón de platico) por sólo 7,50 euros, IVA incluido. A escasos metros de la emblemática calle Dato. Un chollo.

¿Un chollo? Bueno, no tanto. Esa primera vez a Zuloko le encantaron los macarrones a la boloñesa (y la camarera), pero mi arroz con champiñones y nata estaba resoso y las manitas de cerdo, el verdadero anzuelo que mordimos, eran bien huesudas y escasas en carne y/o gelatina. En nuestra segunda visita nadie puso mal la lasaña, pero también es cierto que nadie terminó la cazuelita en cuestión. Las lentejas tenían buen sabor pero estaban demasiado secas, sin apenas caldo, y las espesas patatas a la riojana no tenían ninguna virtud destacable. En cuanto a los escalopines al vino blanco, diré que pusieron el acento en el diminutivo, que la presencia de la guarnición (lechuga y, los más afortunados, maíz dulce y tiras de pimiento rojo) era muy poco atractiva, que estaban algo secos y que destacaba un sabor agrio que atribuimos a un toque de limón en la salsa.

Entrada al Da Vinci (foto: Cuchillo)

Por otra parte, los postres son corrientuchos. Algo de fruta (muy buena la piña, fue el juicio unánime), yogur, flan, un arroz con leche que nosotros comimos apelmazado, seco y con sabor cítrico… Y el servicio es leeeento, no puedes sentarte en sus mesas con la esperanza de terminar rápido y no perder tiempo en caso de tener prisa. En cuanto al local, es enorme, blanco y abovedado, con pequeñas cavas, bustos que quieren recordar a la antigua civilización romana y dibujos tipo carboncillo del ilustrador local Mintxo Cemillán; esto, y el hecho de que más de la mitad del local permanezca a esas horas vacío y con escasa iluminación, aporta cierto aire decadente. Con todo lo referido, me parece que el menú del Da Vinci no es ningún chollo, simplemente es barato. Y, ejem, ya sabemos que en ocasiones lo barato…

(Igor Cubillo)

web del restaurante

ver ubicación

Manuel Iradier, 48; Vitoria-Gasteiz (Araba/Álava)

945 250 458

4 Comentarios

  1. Estuvimos en navidades y muy bien, la ensalada estupenda y la pasta de sepia buenísima, que por cierto nos quedamos sorprendidos porque han ampliado bastante la carta en cuanto a pasta y pizzas. La atención de las camareras fue correcta y además teniendo en cuenta que no teníamos reserva y las camareras enseguida nos prepararon una mesa, por lo que sin duda volveremos. Han mejorado muchísimo desde que abrieron.

  2. Carmen /

    La comida buenisima, pero las camareras son lamentables, hemos estado mi marido y yo en navidades y ayer, 8 de enero, y lo mejor que podia hacer el jefe es cambiar de camareras porque no son nada profesionales, no te saca una sonrisa ni aunque le des propina, parece que esta amargada y se nota que no le gusta su trabajo, muy borde, y no me gusto nada… y aunque la comida este buenisima, tambien quieres que quien te la sirva te convenzca….

  3. Perro labrador /

    Jorge, me inquieta tu comentario. ¿cuál es el nombre de ese Italiano? ¿Es un lugar secreto o se puede saber?

  4. jorge /

    El pasado fin de semana tuve la oportunidad de conocer un restaurante italiano abierto hace menos de un año en Vitoria. Llevaba tiempo queriendo ir puesto que me habían hablado muy bien del mismo y este tipo de restaurantes me gustan mucho, así que llegó la ocasión de conocerlo y la verdad es que salimos muy satisfechos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *