Bienvenidos a La Deliciosa (Bilbao)

Aparcabicis de La Deliciosa (foto: Iñigo Maiz)

Rodando por la bilbaína calle Jardines de pintxo-pote, pote-pintxo o como se diga (tampoco me preocupa en exceso, pues entiendo que el orden de los factores no altera el producto), me tropiezo cada jueves con la bicicleta del restaurante La Deliciosa. Literal. Empiezo a acusar la presbicia, a esa altura ya hemos tomado siete u ocho vinos para disimular la tartamudez, y lo último que uno espera encontrar ahí es una bici con la Carta sobre la rejilla trasera y otra caja con lechuga y verduras sobre la rueda delantera. Ni en Alpe d’Huez, oiga.

Quizá sus responsables piensan tanto en la clientela que, además de darle de comer (“comida vasca tradicional y moderna”) y de beber, y de instalar un buen toldo en la fachada para que no se moje si le da por caer al sirimiri, le dejan a mano el vehículo, por si le da un arrebato, se monta en él y pedalea como un orate para dejar atrás mesa, asiento y factura. Lo que viene a llamarse un ‘simpa’, vaya. Detallazo.

(cuchillo)

* Lo Que Coma Don Manuel coloca en la sección Bienvenidos aquellos muñecos, carteles y dibujos que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, tabernas, chigres, sidrerías y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar. Esperamos sus aportaciones, queridos lectores *

1 Comentario

  1. No veo la gracia; un trasto mas en la via publica.
    Y en cuanto al toldo totalmente fuera de ordenanzas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *