Bienvenidos a Mesón El Pícaro (Benavente)

Jun 05, 13 Bienvenidos a Mesón El Pícaro (Benavente)

Pícaro: bribón, chusco, culebrón, fullero, galopín, granuja, ladino, marrullero, perillán, randa, rufián, sátrapa, socarrón, truhán, tunante… Y no sigo por no aburrir. Pero cuánto sinónimo nos ofrece la RAE de esta simpática palabra que, además de definir un género literario, pone nombre al restaurante que hace años detentó el título de más afamado de la comarca de Benavente y los Valles, en plena Tierra de Campos.

 

Caballero, dice... (foto: Uve)

Caballero, dice… (foto: Uve)

Pues bien, mi sensación al atravesar el umbral del citado local es que podría llegar a toparme con el mismísimo Buscón, e incluso compartir mantel con el hambriento Lazarillo. Quizás por la rústica decoración del lugar, por la indumentaria de los camareros, por las recias sillas tan castellanas o por el amarilleado de sus paredes.

Es la propia literatura picaresca la que nos presenta al pícaro como el antihéroe, hábil y descarado, capaz de utilizar todas sus artes y disimulos para lograr lo que desea. Lo que hoy diríamos un listillo. Descarao.

¿El anticaballero? Tal vez. Por eso sorprende que el Mesón El Pícaro, especializado en lechazo y jarrete de cordero, nos reciba a sus puertas con un “Ésta es la mansión del caballero”. Desconozco los motivos de tal título y, sin tiempo de documentarme, no me aventuraré a hacer suposiciones, que nos conocemos. Pero me gustaría imaginar que existe la pretensión de limpiar la imagen de ese personaje astuto y marginado, hambriento pero a la vez holgazán: “[…] porque siempre quise más comer berzas y ajos sin trabajar, que capones y gallinas trabajando […]”

(Uve)

web de El Pícaro

ver ubicación

C/ Dominicas 4; 49600 Benavente (Zamora)

980 63 17 93 / 980633171 / 628002235

* Lo Que Coma Don Manuel destaca en la sección Bienvenidos aquellos ornatos, muñecos, carteles, dibujos y otras decoraciones singulares que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, tabernas, chigres, sidrerías, tascas y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar *

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *