Ibaiondo (Maruri-Jatabe). Popular, sencillo y satisfactorio

Nov 18, 20 Ibaiondo (Maruri-Jatabe). Popular, sencillo y satisfactorio

Qué poquito nos hace falta para disfrutar. Bastan el fruto de nuestras huertas, buen vino y un humilde y nunca suficientemente ponderado txitxarro tratado con el debido respeto y habilidad. Quedó ratificado recientemente en Ibaiondo, un restaurante popular de Maruri-Jatabe (Bizkaia maitea) capaz de dar de comer en sus cuatro comedores, sin despeinarse, a 450 personas por servicio. Mi visita fue uno de esos días en los que la gente llenó sus amplios aparcamientos, cogió el ticket pertinente y aguardó su turno para pedir desde un pollo asado con patatas fritas caseras (despachan toneladas), huevos, txistorra y morcilla de puerro, hasta puding de kabratxo, rabo en salsa, cabrito al horno o un pescado; que también manejan merluza, sus cogotes, bacalao, txipirones y rodaballo (¡hasta 70 despachan un fin de semana!) en una cocina tan amplia como aseada, bien dotada, organizada y convenientemente compartimentalizada. Sólo así es posible dejar satisfecho, por lo comido y lo pagado, a tanta gente.

Desde 1989 tiene sus puertas abiertas el establecimiento comandado ahora por Gabriel Eguskiza y su pareja, Esti Lasa, hija de los fundadores, Antonio Lasa y Pilar Imatz. Por mi experiencia, merecen la pena los infalibles pimientos verdes (4.80€) y esa generosa ensalada (15.40€) protagonizada por un pistonudo tomate del entorno guarnecido con cebolleta, mucho bonito casero en conserva y poco pimiento rojo, anchoa, patata y olivas; poco pero suficiente, para no limar protagonismo al notable tomate y al túnido. Las croquetas (5.20€), ni fu ni fa, elaboradas allí mismo por una máquina capaz de preparar 80 kilos a la hora, si la memoria no me falla. Y disfruté con el humilde y sabrosísimo txitxarro (10,40€), presentado sobre antañona y encantadora bandeja metálica, bañado en un unte con atractivo bixigarri (merced a vinagre de manzana y limón) y crocante, mas no seco, tras pasar por la plancha. Una preparación que apela a lo emocional, a nuestra memoria, a nuestras casas, a esa cocina sencilla y esos pescados de nuestro mar que van perdiendo presencia en bares y restaurantes.

Cositas que despacha asador Ibaiondo (foto: Cuchillo)

“Al final siempre digo que hacemos comida sencilla. No tiene más misterio que comprar buen género, no engañar al cliente, llevar 30 años y currar mucho”, resume Gabriel para explicar su evidente éxito. E insiste en que “todo se hace al momento”.

Atentos a la bodega, no muy extensa ni audaz, pero a precios más que tentadores. En nuestro caso, Predicador blanco (22,20€) y tinto (23,20€) y Amaren blanco (18,60€) que hubiéramos disfrutado (y consumido en mayor cantidad) con mejor cristalería. Me gustó Ibaiondo y procuraré volver a las faldas del monte Jata para comer y beber bien sin lujos ni chuminadas, por su parte, ni desmedidas pretensiones, por la mía.

web de Asador Ibaiondo

ver ubicación

Barrio Goieta, 26; 48112 Maruri-Jatabe (Bizkaia maitea)

+34 94 615 55 83

Bendito txitxarro. Lo bordan en asador Ibaiondo (foto: Cuchillo)
Esti y Gabriel, la pareja al frente de asador Ibaiondo (foto: Cuchillo)
A la fresca. Terraza en asador Ibaiondo (foto: Cuchillo)
También despachan pollos asados en la cervecera asador Ibaiondo (foto: Cuchillo)
Será por patatas. Asador Ibaiondo (foto: Cuchillo)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.