Disfrutar (Barcelona). La técnica al servicio de lo imprevisible

Ene 17, 21 Disfrutar (Barcelona). La técnica al servicio de lo imprevisible

Como Neruda, los gabinetes de prensa y webmasters podrían escribir los versos más tristes esa noche. Redactar, por ejemplo, «La noche está estrellada, y tiritan, azules, los astros, a lo lejos”. Sin embargo, recurren más bien a textos de este otro tipo: “El restaurante Disfrutar, abierto desde diciembre de 2014, nace después de años de trabajo intenso en elBulli, donde Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch se conocieron y formaron profesionalmente, y después de afianzar el trabajo hecho en Compartir inaugurado en abril de 2012 en Cadaqués”. Eso se puede leer en la página web del local barcelonés porque, lo dicho, estos párrafos deben ahondar en lo meramente informativo y eludir valoraciones y retórica.

De ahí la frialdad de un texto revelador que, no obstante, no indica que el establecimiento, antes de la dichosa pandemia, venía ofreciendo dos servicios diarios de lunes a viernes (50 pax. + 50 pax.) y que apenas había una quincena de stagers entre sus 65 currantes (ninguno de ellos en sala). Datos prácticos, mera matemática y estadística, que chocan, eso sí, con el espíritu de un espacio de creatividad como éste. Porque ¿cuántas veces se ha dicho aquello de que la gastronomía es una suerte de arte, de arte efímero y comestible, pero arte al fin y al cabo? ¿En cuántas ocasiones se ha proclamado que la cocina permite que ingieras las creaciones artísticas y éstas pasen a formar parte de ti? Pues bien, esa ilusión cobra vida en Disfrutar 🔥🔥🔥🔥🔥.

En casa de Oriol, Eduard y Mateu es una lástima distraerse, pues corres el riesgo de perderte otra sorpresa, el siguiente giro de guión, la nueva presentación. Porque el deseo de entretener les lleva a huir de lo previsible, a buscar el triple tirabuzón en cada salto mortal, y uno puede aburrirse de sacar fotografías, tomar notas e intentar desentrañar cada detalle de menús degustación que son cantos a la técnica elevada a la enésima potencia.

Mateu, Oriol y Disfrutar, la troika de Disfrutar (foto: Disfrutar)

Disfrutar en Disfrutar

Así lo viví durante mi penúltima escapada a Barcelona, y eso mismo experimentarán cuantas personas ocupen sus mesas ahora que ha reabierto sus puertas. En mi caso yo me decanté por el menú clásico, compuesto por una treintena de platos, y el camarero decantó el champagne, Shaman 15, grand cru de Marguet, un pinot noir completamente diferente al estándar, una añada fantástica; sólo una tentación en una carta de vino con 700 referencias, la mayoría de pequeños elaboradores. El descorche fue el pertinente chupinazo de una fiesta a la que acudí dispuesto a disfrutar, y vaya si lo hice.

Yema de huevo crujiente con gelatina caliente de setas, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Yema de huevo crujiente con gelatina caliente de setas, en Disfrutar (foto: Cuchillo)

El aperitivo fue un cóctel sólido, utilicé pétalos de rosa a modo de cuchara, vi brotar frágiles remolachas de la tierra y el camarero preparó una especie de “sidra al momento” sirviéndose de jarra, zumo de manzana, licor de la misma fruta y dióxido de carbono (CO2). Aquí los bollos se rellenan con caviar beluga y se armonizan con vodka de grano macerado con trufa negra. Las copas se ahúman quemando virutas de roble y las manos del cliente vertiendo sobre ellas Lagavulin, performance al servicio de la deconstrucción de una tarta al whisky. También se deconstruye el ceviche, las navajas se entierran en sal, los postres se desencofran con martillo y cincel, los polvorones son de pesto, los macarrones de gelatina (la carbonara llega en sifón) y de cocina sale incluso una particular “gilda” con semillas de piparra, anchoa, esferificaciones de aceituna y caballa marinada.

Tras comer algodón de cacao y menta, por fin aterrizamos y pudimos desabrochar los cinturones de seguridad. La cena fue un vertiginoso viaje por la textura, el sabor, el aroma, el juego, la fragilidad, la intensidad, la creatividad, la generosidad y más virtudes terminadas en dad. La constatación de visitar un referente de la expresividad de la cocina más técnica, un parque de atracciones en pleno Eixample, frente al Mercado del Ninot, donde se tiene la sensación de estar en uno de los restaurantes más singulares a tu alcance. Ojalá el siguiente carrusel de fotos sirva para que te hagas una idea de su grandeza.

web de restaurante Disfrutar

ver ubicación

Villarroel, 163; 08036 Barcelona

+34 93 348 68 96

Lengua helada de pasión con ron, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Lichi y rosas a la ginebra, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Lichi y rosas a la ginebra, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
La remolacha que sale de la tierra, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
La remolacha que sale de la tierra, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Vodka trufado, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Vodka trufado, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Panchino relleno de caviar beluga, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Panchino relleno de caviar beluga, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Candy salado de nueces con mango, haba tonka y whisky, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Candy salado de nueces con mango, haba tonka y whisky, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Milhojas de Idiazabal, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Milhojas de Idiazabal, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Sándwich de gazpacho con guarnición olorosa de vinagre, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Sándwich de gazpacho con guarnición olorosa de vinagre, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
La gilda de Disfrutar (foto: Cuchillo)
La gilda de Disfrutar (foto: Cuchillo)
El champagne decantado, en Disfrutar (fotos: Cuchillo)
El champagne decantado, en Disfrutar (fotos: Cuchillo)
Ceviche en deconstrucción, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Ceviche en deconstrucción, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Conserva de navajas y algas a la sal, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Conserva de navajas y algas a la sal, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Las navajas y algas a la sal, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Las navajas y algas a la sal, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Ravioli crujiente de algas, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Ravioli crujiente de algas, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Pesto multiesférico con pistacho y anguila, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Pesto multiesférico con pistacho y anguila, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Los macarrones a la carbonara de Disfrutar (foto: Cuchillo)
Los macarrones a la carbonara de Disfrutar (foto: Cuchillo)
Consomé de gamba, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Consomé de gamba, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Langostino con chili, sandía y huevo de codorniz, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Langostino con chili, sandía y huevo de codorniz, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
"Chuletón con piquillos", en Disfrutar (fotos: Cuchillo)
«Chuletón con piquillos», en Disfrutar (fotos: Cuchillo)
Tatin multiesférica de maíz y foie, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Tatin multiesférica de maíz y foie, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Pichón con abrigo de maíz, mole y trufa, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Pichón con abrigo de maíz, mole y trufa, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Oriol Castro, a la derecha del todo, dirige la cocina vista de Disfrutar (foto: Cuchillo)
Oriol Castro, a la derecha, dirige la cocina vista de Disfrutar (foto: Cuchillo)
Pandan, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Pandan, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Cucurucho de tarta de queso, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Cucurucho de tarta de queso, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Fósil de pulpa de cacao, en Disfrutar (fotos: Cuchillo)
Fósil de pulpa de cacao, en Disfrutar (fotos: Cuchillo)
Tarta al whisky, en Disfrutar(foto: Cuchillo)
Tarta al whisky, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Pimientas de chocolate, aceite y sal, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Pimientas de chocolate, aceite y sal, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Algodón de cacao y menta, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Algodón de cacao y menta, en Disfrutar (foto: Cuchillo)
Fachada del restaurante Disfrutar (foto: Cuchillo)
Fachada del restaurante Disfrutar (foto: Cuchillo)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.